El reCAPTCHA de Google se verá en menos webs a partir de ahora

El reCAPTCHA de Google se verá en menos webs a partir de ahora

Alberto García

El captcha ha ido evolucionando en Internet con el paso de los años. Actualmente, multitud de webs usan la versión v2 del reCAPTCHA de Google, gracias al cual una web puede saber si el usuario que está accediendo a una web es una persona real o no. Sin embargo, una de las mayores empresas que lo usaba va a dejarlo de lado.

En concreto, ha sido Cloudflare, creadores de las DNS 1.1.1.1, quienes han decidido deja de usar reCAPTCHA de Google en favor de hCaptcha. Cloudflare ofrece muchas funciones a gestores de páginas web, incluyendo el actuar como cortafuegos para evitar ataques DDoS y todo tipo de tráfico anómalo. Si el tráfico que se encuentra es sospechoso, lo que hace es mostrar un captcha para demostrar que somos humanos.

Hay distintos sistemas de CAPTCHA, siglas de Completely Automated Public Turing Test to Tell Computers and Humans Apart, pero el de Google es uno de los que mejor funciona. El de la compañía es tan avanzado que sólo necesita que hagamos click en una casilla para ver si somos humanos. La clave está en que ese click lo que hace es determinar, a través de nuestra navegación previa a hacer click, si hemos tenido una actividad “humana”, dándonos acceso si determina que todo es correcto.

Cloudflare llevaba usando reCAPTCHA desde sus inicios

Cloudflare llevaba más de una década usando reCAPTCHA, el cual fue adquirido por Google en 2009. El servicio ha sido siempre gratis, donde Google obtenía como ventaja el entrenamiento de su sistema de identificación visual. Además, era robusto y fiable al operar en los servidores de Google.

Sin embargo, desde sus inicios ha habido bastante controversia por la gran cantidad de información que recopila este servicio para determinar si somos humanos, donde Google usa esos datos con fines publicitarios. Además, Cloudflare tenía problemas en China porque casi todos los servicios de Google están bloqueados en el país, el cual representa el 25% de todos los usuarios de Internet del mundo.

Por ello, Cloudflare se empezó a plantear el utilizar otra alternativa, y la gota que colmó el vaso la echó la propia Google al anunciar este año que iba a empezar a cobrar por utilizar su servicio de captcha. Cloudflare es uno de los clientes más importantes que usan este servicio, y por tanto calculan que tendrían que haber desembolsado millones de dólares anuales para seguir usando el servicio.

hCaptcha, una alternativa peor para el usuario

Por ello, la compañía decidió pasarse a la alternativa de hCaptcha. Este servicio tiene, según Cloudflare, seis ventajas: que no venden datos personales y apenas recopilan datos, rinde igual o mejor que el servicio de Google, incluye imágenes para personas con problemas visuales, funciona en regiones donde Google está bloqueado, el equipo de soporte responde bastante rápido, y tiene soporte para Privacy Pass. Esto último es una extensión para Chrome y Firefox que reduce el número de captchas que los usuarios se encuentran por la red.

hcaptcha

Lo que no dicen de hCaptcha es que el servicio sólo usa la identificación por imágenes, y no vale el click que hacemos hasta ahora en recaptcha, sino que tenemos que identificar imágenes reales de autobuses, motocicletas o coches, donde hay al menos tres páginas de ello, lo cual es bastante tedioso.

El modelo de negocio de hCaptcha es similar al de Google, donde los usuarios reciben pequeñas tareas de identificación de datos o imágenes. Además, debido al gran tamaño de Cloudflare, la compañía ha acordado pagar a hCaptcha un porcentaje muy pequeño de lo que tendría que haber pagado a Google, además de aliviar parte de la carga de red y usar su servidores para ello para asegurarse de que el servicio escale bien.

Con ello, Cloudflare afirma que tendrá una plataforma de CAPTCHA mucho más flexible y con mejor soporte técnico. Por tanto, a partir de ahora empezaremos a dejar de ver el captcha de Google en las webs operadas por Cloudflare. En el futuro esperan poder prescindir enteramente de ellos, pero de momento son la opción más fiable.