¿Te falla ING al pagar con el móvil? Este sería el problema

El gran avance de la tecnología ha permitido que todo se digitalice, hasta el punto que el dinero en metálico se ha vuelto obsoleto para muchas personas. En esta era en la que nos encontramos en la que la tecnología está al frente hace que las personas prefieran hacer sus pagos mediante tarjetas de crédito o débito. Incluso ahora se pueden hacer pagos con el móvil y se pueden llevar tus tarjetas dentro de tu mismo Smartphone o Smartwatch, para facilitar aún más el pago y agilizarlo todo. De hecho, este método ha sido muy útil durante la pandemia ya que se trata de una forma de pago sin contacto. Sin embargo, esto puede llevar a algunos problemas en ocasiones, como está ocurriendo ahora con el banco ING en España. Sin embargo, la compañía ya se ha pronunciado y existe una fácil solución al problema.

El problema que están sufriendo clientes del banco ING tiene que ver con la aplicación de pagos por el móvil Google Pay. Esta plataforma se encuentra disponible en los teléfonos con sistemas operativos Android y permite hacer pagos en línea usando tu móvil o reloj inteligente mediante tu cuenta de Google.

Lo único que necesitaremos para poder efectuar el pago con el teléfono es activar la función NFC que hay en nuestro dispositivo.

¿En qué consiste el problema?

Parece ser que los clientes de ING que quieren usar Google Pay con su dispositivo Android para efectuar cualquier tipo de pago sufren a veces inconvenientes a la hora de pagar usando este método. El motivo del inconveniente es un problema que está teniendo la aplicación Google Pay con algunas entidades bancarias. Este problema también lo están sufriendo a veces aplicaciones similares como Apple Pay.

El problema es que cuando vas a pagar con el móvil unas veces determinadas o se alcanza un importe determinado, la operación queda denegada.

¿Cómo solucionarlo?

Sin embargo, la solución para evitar tener este problema es muy sencilla: tan solo tendremos que sacar nuestra tarjeta física e introducirla en el datafono del establecimiento en el que queramos pagar. Tan solo tendremos que introducir el PIN de nuestra tarjeta y podremos realizar el pago sin ningún tipo de problema.

Por tanto, si eres cliente de ING te aconsejamos que siempre lleves encima tu tarjeta física para así evitar posibles sustos a la hora de pagar.

Lo lógico sería que Google trabajara lo antes posible para solucionar estos problemas que no deberían estar presentes. Realizar pagos con el móvil es muy cómodo y sería un fiasco ir a hacer un pago de esta forma y descubrir que la transacción se cancela.

9 Comentarios