La tecnología NFT también llega a los coches: ¿qué utilidad tiene?

En las últimas horas se ha presentado el nuevo Alfa Romeo Tonale, y que resulta como el primero de los coches del mundo que incorpora la tecnología NFT. Esto, como tal, marca un antes y un después en el mundo de la automoción al ser el primer modelo de la historia que une ambos segmentos. Ello hace que sea un vehículo con mucho carácter y personalidad, pero, ¿qué puede aportar el NFT a los coches? ¿Qué utilidad tiene?

Los NFT marcan el futuro de los coches

Los NFT están en boca de todos. No hay día que se precie de serlo, que rehúya hablar de una tecnología que, para muchos, es el futuro; para otros, la receta para articular estafas piramidales o esquemas Ponzi. Pero los NFT y, sobre todo, la tecnología que lo sustenta, puede tener aplicaciones tan sorprendentes como provechosas para la industria del automóvil y para los coches en general.

Así, una de las características más y mejor vistas del mencionado Alfa Romeo Tonale (un híbrido de 130 y 160 CV), será probablemente su NFT. Un NFT es una ficha no-fungible digital, un activo digital certificado mediante tecnología Blockchain. Una tecnología revolucionaria que ha llegado para quedarse y que marca el futuro de la marca italiana y del resto de los fabricantes y marcas.

En esas, y en caso de popularizarse y extenderse el NFT en estos coches, sería un gran cambio para el sector ya que resultaría muy útil y se consolidaría como una garantía extra en caso de venta posterior del vehículo. Pero, ¿qué es lo que permite este tipo de tecnología en los automóviles y en qué nos vamos a beneficiar?

Un DNI o pasaporte para el vehículo

Según Alfa Romeo, cada uno de los coches del modelo Tonale, en este caso, estará asociado a un NFT, y «la tecnología basada en el concepto de una tarjeta blockchain, con un registro confidencial y no modificable de las principales etapas de la vida de un vehículo individual».

Y añade: «con el consentimiento del cliente, el NFT registrará los datos del vehículo, generando un certificado que puede utilizarse como garantía de que el coche ha recibido el mantenido adecuado, con un impacto positivo en su valor residual.» O lo que es lo mismo; cada vez que el coche pase por el taller, tenga un accidente, sea reparado o pase por la ITV, quedará registrado. Además, también permitiría una tasación más objetiva y acertada del vehículo.

Alfa Romeo Tonale coches tecnología NFT

Como esa información está protegida por la cadena de bloques, se puede considerar como una especie de DNI o pasaporte del vehículo, que recoge su trayectoria y da fe del estado en que se encuentra. Esto hará que el valor residual de los coches se incremente en el mercado de ocasión. El vendedor podrá exhibir esa mayor garantía y los compradores se asegurarán de que el historial no ha sido falseado.

Aportará un extra de credibilidad

En el mercado de los coches de ocasión la certificación NFT supone un extra que aporta credibilidad y con la que los propietarios o concesionarios pueden contar. Estamos ya ante aplicaciones cada vez más concretas que nos demuestran cómo la tecnología que está detrás de todo lo que nos rodea, también en lo que respecta a nuestro propio vehículo, y del que ahora se haga porque esta tecnología NFT se pueda demostrar, de la mejor forma, en el mundo de los coches de la actualidad, pero sobre todo para el futuro.

Y es que son iniciativas como la de Alfa Romeo que hacen por poner algo de cordura a la evolución de los NFT, que han forjado su fama a base de subastas elitistas o de piezas únicas, como resultó el primer tweet de Jack Dorsey, director ejecutivo de Twitter, quien obtuvo en su momento casi tres millones de dólares al subastarlo.

¡Sé el primero en comentar!