¿Puedo cargar mi coche eléctrico con placas solares?

Avanzando en todas las direcciones posibles hacia la mejora de los coches de nueva generación, el coche eléctrico mira a las placas fotovoltaicas para cargar de una manera segura, correcta y eficiente. Unas placas, las solares, las cuales se pueden hacer ver como la gran atención para el presente y futuro de estos vehículos.

Sí; podemos recargar nuestro eléctrico con estas placas

Quizá los paneles solares son una de las mejores inversiones para lograr que la factura de la luz se reduzca al máximo a final de mes. Así, no debería sorprender que el autoconsumo con placas solares sea una tendencia al alza.

Teniendo en cuenta que el coste de cargar un coche eléctrico es bastante menor que repostar uno de combustión y que si lo cargamos en casa mediante energía renovable proveniente del astro rey, el recibo puede reducirse incluso todavía más.

Y es que está claro que dentro del proceso de descarbonización y de transición energética, la movilidad es un elemento fundamental. Y, en este sentido, el coche eléctrico está asentándose como una de las principales tecnologías que contribuirán a este proceso. Aquí, en lo relativo a la carga del coche eléctrico mediante placas fotovoltaicas, diremos que sí que se puede, pero también que todo depende del lugar donde viva el propietario del vehículo, de qué tipo de coche tenga y del uso que quiera darle.

La energía del sol como autoconsumo

Como sabes, la energía del sol es, quizás, la única que podemos obtener a través de nuestros propios medios. Es por eso que la instalación fotovoltaica ha ido en aumento en los últimos años y ya un buen porcentaje del mundo ha accedido a ella.

Tal vez, el panel solar fotovoltaico sea una de las mejores inversiones para conseguir que nuestra factura de la luz a fin de mes sea de menor coste. Es por ello que, si pensamos comprar un coche cero emisiones y contamos con paneles solares, puedan surgir algunas preguntas. La primera es: ¿es posible? Y la respuesta es sí.

La particularidad de cargar mediante un sistema fotovoltaico reside en que podrás ahorrar prácticamente toda la factura eléctrica. Es la opción más eficiente para llevar a cabo una carga de un vehículo eléctrico de forma sostenible.

Cargar coche eléctrico placas fotovoltaicas

Con todo, para cargar tu coche eléctrico con la energía solar producida por tus paneles solares, en primer lugar, necesitarás una instalación fotovoltaica, formada por paneles solares. A continuación, deberás instalar un punto de recarga y conectarlo a tu instalación eléctrica. Así, el punto de recarga te permitirá cargar tu coche eléctrico utilizando energía solar producida por tus paneles solares o la electricidad producida por la red. Cuanto mayor sea tu producción de energía, mayor será el autoconsumo de energía solar, y así la electricidad inyectada en tu coche eléctrico será mucho más ecológica y económica.

Depende de la instalación de paneles que se elija

Al mismo tiempo, lo importante aquí es dimensionar bien tu instalación, para que no te falte energía y puedas sacar el máximo rendimiento. Tomemos como ejemplo un coche que consuma 18kWh por cada 100km. Si circula unos 50km de media al día, su consumo será de 9kWh diarios; a los que tendrás que añadir el resto de consumos eléctricos que tengas.

Según este cálculo, con una instalación solar doméstica de 5kWp, por ejemplo, (que produzca unos 30kWh al día) podría ser suficiente para cubrir tus necesidades energéticas. Si se dispone de ese espacio para captar la energía solar en la cubierta de la vivienda, los modelos de autoconsumo permiten la recarga del vehículo en las horas de sol en combinación con el resto de usos de casa.

En el caso de que la recarga se quiera realizar en horario nocturno, a día de hoy al no tener muy establecido el modelo de almacenamiento en hogar, el mercado de comercialización de energía ha establecido modelos de tarifas que se adaptan a esta circunstancia permitiendo un coste de adquisición de energía muy competitivo.

Es entonces cuando, dependiendo de la instalación de paneles solares que se elija, distinguiremos dos tipos:

  • La instalación aislada. Está totalmente desconectada de la red eléctrica. Funciona mediante la acumulación energía solar en baterías y, normalmente, está asociada a un proceso de recarga más lento. Cualquier usuario puede instalar un sistema aislado en su parcela.
  • La instalación de autoconsumo. Se encuentra conectada a la red eléctrica. Permite suministrar a nuestro punto de recarga la electricidad necesaria para la recarga del vehículo. Este suministro se realiza en tiempo real y la energía dependerá de las capacidades fotovoltaicas de la instalación de autoconsumo. El excedente de energía que pudiera haber tras la recarga del vehículo se transmite a la red eléctrica de la vivienda, lo que supone un ahorro de energía eléctrica tanto en costes económicos como a nivel medioambiental.
1 Comentario