Esto es lo que cuesta cargar el eléctrico en una electrolinera

Cargar en una electrolinera es la solución que tienen ahora los conductores del coche eléctrico para realizar sus recargas de batería. La misma es una estación equipada con conectores compatibles con todas las marcas, las cuales suelen encontrarse en zonas de alta afluencia o circulación de vehículos como gasolineras, autopistas o garajes públicos. Pero, ¿sabes cuánto cuesta hacer la recarga del coche eléctrico en una de ellas?

Más allá del precio inicial de compra de un coche eléctrico, lo que más preocupa a los conductores que se plantean saltar a los modelos eléctricos es gestionar la autonomía de su vehículo y todo lo que le rodea. En los últimos años, además, algunos han llegado a sentir que viajen angustiados durante trayectos largos por miedo a acabar tirados en la carretera.

Qué es una electrolinera

Sin embargo, la solución es tan sencilla como planear los viajes teniendo en cuenta las paradas para cargar batería o conocer las formas de conducción óptima e, incluso, hacer uso de algún truco que puede ayudar a aumentar la autonomía del coche. A su vez, y gracias a los persistentes avances en cuanto a infraestructuras, han aparecido diferentes espacios para la recarga, como la electrolinera para el coche eléctrico.

Esta es, en estos momentos, la alternativa más habitual. En concreto, y como su propio nombre indica, son espacios como estaciones de recarga de energía para las baterías de los coches 100% eléctricos y/o híbridos. Se caracterizan por su sencilla edificación y utilización.

En comparación con las gasolineras, las electrolineras ocupan muy poco lugar, por lo que se pueden encontrar en cualquier espacio público de alta afluencia o circulación de vehículos como parques, centros comerciales, cafeterías, garajes públicos o edificios de oficinas. Estas cuentan con tomas de recarga rápida y, por lo general, funcionan a través del autoservicio. Los usuarios deben pagar la energía consumida para recargar su coche exactamente igual que se paga el combustible en una gasolinera.

Aspectos para conocer el importe

Así como los conductores de coches de gasolina o gasoil pagan por el combustible al repostar, en las electrolineras se paga también la energía consumida para la recarga de la batería del vehículo. Aunque es frecuente que se recarguen las baterías de los coches eléctricos o híbridos enchufables en casa, la relativa autonomía de estos vehículos obliga a sus dueños a tener que recargarlas fuera de casa para que continúen en funcionamiento.

Repsol coche eléctrico electrolinera

De ahí la importancia de la electrolinera cuando de coche eléctrico se trata. En su caso, y al igual que en un automóvil diésel o gasolina, tenemos que tener en cuenta la cantidad de combustible que tenemos que rellenar. Esto junto al volumen del depósito para calcular el número total de litros y multiplicarlo por el precio del litro del combustible a repostar.

Por ello, a la hora de saber lo que cuesta cargar un coche eléctrico deberemos de tener en cuenta el precio del kW/h y cómo no, la capacidad de la batería y su porcentaje actual de carga. La velocidad de carga es clave ya que no cuesta lo mismo una recarga lenta que supere las diez horas, una media que tarde cerca de tres horas y una rápida que no supere la media hora.

Lógicamente, esta será más cara entre que más rápida sea. Independientemente del caso, deberás tener siempre en cuenta que no todos los coches tienen el mismo conector. Aunque, por norma general, todas las estaciones de carga a modo de electrolinera cuentan con conexiones adaptables a las diferentes marcas y modelos del coche eléctrico.

Tipos de cargas y costes

El importe también depende del tipo de recarga que el usuario desee hacer, ya que puede ser normal, semirápida, o rápida. A medida que el tiempo de recarga disminuye será necesaria mayor potencia e intensidad de carga, lo que encarece la cifra. Por lo tanto, debes saber que no hay un precio específico, puesto que depende de algunos factores.

Lo hace dependiendo de las circunstancias de cada conductor y de sus hábitos de carga. También, como mencionaremos a continuación, de los diferentes modos disponibles… así como en función de la potencia. Al respecto, los coches siempre llevan la especificación de lo que consumen en kWh cada 100 km.

Dependiendo de la tarifa, sea privada o pública, y teniendo en cuenta ese consumo, podrás calcular lo que cuesta llenar tu batería, ya que el vehículo especifica su capacidad. Generalmente, recargar el coche eléctrico fuera de casa es más caro. Atendiendo a los datos ofrecidos por los suministradores, las tarifas suelen rondar entre los 0,29 y los 0,55 €/kWh.

Tesla cargar coche eléctrico electrolinera

Su diferencia radica, principalmente, en la hora en la que nos decidamos por cargar nuestro coche eléctrico en una electrolinera, más ahora teniendo en cuenta la subida del precio de la luz. Esto nos lleva a otro punto, y es que no: no cuesta mucho más que hacerlo con un vehículo diésel. En su caso, lo normal es que si tenemos en cuenta un precio de unos 0.29 céntimos el kWh, cargar la batería del coche eléctrico con sus 50 kW nos supondrá un coste de unos 14,50 euros.

Actualmente, como destacaremos más abajo, existen suministradores que tienen notorias diferencias de precios. Los más conocidos (y más vistos) son los de Iberdrola, Repsol o Endesa X. También se hallan los de ámbito privado como el de Tesla y sus Supercargadores, que actualmente cuentan en España con una treintena de puntos repartidos por todo el territorio, y una pléyade de puntos de carga en destinos asociados.

Para ello, es necesario que conozcas, además, qué tipos de cargas te encontrarás en la electrolinera para cargar tu coche eléctrico. En este sentido, además, es factible que se encuentren algunos puntos con carga gratuita, pero no todos.

Carga normal o lenta

Es el habitual para el uso doméstico, pero algunas zonas también tienden a su disposición. En este caso, la potencia demandada por el vehículo es de 3,7 kW, por lo que el tiempo de carga del vehículo es de 8 horas. Este modo de carga equivale al tipo de carga 3. La carga lenta se realiza siempre con corriente alterna.

Coste cargar coche eléctrico electrolinera

Aquí, además, puede ser que nos encontremos con que la recarga llegue a ser gratuita. Muchos establecimientos lo ofrecen como reclamo y fidelización para sus clientes. También es frecuente encontrarse este tipo de recarga en parkings privados (esta vez de pago) donde los coches van a pasar varias horas.

Carga semirápida y rápida

En el caso de las velocidades más rápidas, tenemos dos variantes: semirápida y rápida. Para la primera, la potencia demandada por el vehículo es de 7,4 kW, por lo que el tiempo necesario para cargar el vehículo completamente sería de unas 4 horas.

Este tipo permite realizar una carga de forma más rápida que con la carga lenta sin necesidad de una instalación trifásica. Este modo equivale al tipo de carga 3 y se utiliza generalmente en supermercados, oficinas, empresas de flotas de vehículo y zonas de ocio. En la carga rápida es posible trabajar con corriente hasta 400 A. Por lo general, la carga rápida demanda 50 kW, permitiendo una carga en algo más de media hora. Utiliza siempre corriente continua y debe disponer de un conector ChaDeMo o CSS Combo.

Aquí ya no será tan habitual encontrarnos con puntos gratuitos en la electrolinera para nuestro coche eléctrico. Según el proveedor, podemos frecuentar algunos precios en estas estaciones de servicio para vehículos electrificados.

  • Ionity. 0,78€/Kw – 14,2€/100km
  • Endesa (X). 0,49€/kW – 7,84€/100km
  • Repsol. 0,47€/Kw – 7,2€/100km
  • Wenea. 0,45€/Kw – 7,2€/100km
  • EMT Madrid. 0,40€/Kw – 6,4€/100km
  • Iberdrola. 0,30€/Kw – 4,8€/100km
  • EasyCharger. 0,30€/Kw – 4,8€/100km
  • Tesla. 0,29€/Kw – 4,64€/100km
3 Comentarios