¿Merece la pena instalar placas solares? Qué tener en cuenta

La instalación de placas solares o la energía solar aprovecha la energía del sol para convertirla en electricidad y así conseguir un autoconsumo que tiene poco impacto en el medioambiente pero que también nos permite ahorrar a corto y largo plazo reduciendo lo que pagamos en la factura de electricidad.

La mayoría de empresas encargadas de la instalación de placas solares cuentan con información o un estudio previo donde recibiremos consejo, análisis o asesoramiento sobre qué nos conviene más según el consumo que hagamos o el tipo de casa o vivienda que tenemos pero conviene que puedas hacerte una idea previa sobre cuánto costará o qué tendremos que hacer.

Qué tener en cuenta

No podemos instalar placas solares cuando lo decidamos, sin más. No basta con comprarlas y colocarlas en el tejado cuando queramos para empezar a beneficiarnos de sus ventajas sino que tenemos que tener una serie de permisos y autorizaciones para que podamos confirmar que podemos instalar las placas. Los permisos se diferencian en dos partes: los que debemos tener antes de la instalación y los trámites que debemos hacer después de la misma.

Normativa y permisos

Hay una serie de permisos que son fundamentales. Lo primero, necesitamos un diseño del sistema de la instalación: un instalador autorizado debe realizar el diseño de la instalación que vas a tener y debe realizar una memoria técnica que tenga en cuenta la normativa vigente. Una vez que tengas el diseño del sistema necesitas solicitar los permisos de acceso y conexión a la empresa distribuidora. Y el tercero de los “grandes” pasos es tener una licencia de obra que dependerá del tamaño de la instalación y no siempre será necesaria pero sí habrá que hacer una comunicación.

Como recogen desde la empresa Otovo, otros permisos son:

  • Autorización ambiental o de utilidad pública

No es necesaria generalmente para instalaciones de menos de 100 kWp (pico de kilovatios) aunque debes consultarlo según la Comunidad Autónoma en la que vivas o el lugar en el que vayas a instalar las placas solares por si se trata de un territorio protegido, por ejemplo.

  • Autorización administrativa y de construcción

Solo es necesaria en caso de grandes instalaciones. Las menores de 100 kWp no necesitan tener autorización administrativa, aunque conviene consultarlo.

  • Certificado de fin de obra

Como su propio nombre indica, certifica que la obra se ha realizado de forma correcta. Dependerá del tamaño de la instalación que lo haga un electricista o un técnico de grado superior. Dependerá de si es de más de 10 kWp o menos.

  • Inspección inicial e inspecciones periódicas

Tampoco será necesaria en caso de instalaciones de menos de 10 kWp o, al menos, no obligatorias. Una inspección inicial y periódica realizada por un organismo autorizado.

  • Otros procesos y autorizaciones
    • Registro de instalación de autoconsumo si es industria
    • Contrato de acceso para la instalación de autoconsumo
    • Contrato de suministro de energía para los servicios auxiliares
    • Contrato de representación
    • Contrato de compensación por excedentes

Ten en cuenta que para la legalización de la instalación fotovoltaica necesitamos un instalador autorizado. No puedes instalarla sin más. Por eso es aconsejable que te informes con la empresa a la que vas a comprar las placas o con un experto o instalador que te diga paso a paso qué debemos hacer o cuál es el proceso. Algunas empresas te ofrecen asesoramiento técnico y un instalador nos informa de todo.

Modalidades de autoconsumo

También debemos tener en cuenta la normativa vigente sobre las instalaciones de placas solares cuando el usuario realiza un autoconsumo. En ese caso, se diferencia entre autoconsumo sin excedentes o autoconsumos con excedentes.

Según el Real Decreto aprobado en abril de 2019, existen estos dos tipos de autoconsumo. El autoconsumo con excedentes acogido a compensación no se limita a suministrar energía eléctrica para el autoconsumo sino que, además, vierte el excedente en las redes de distribución y transporte.

Y sin excedentes, como su propio nombre indica, es un equipo o instalación que no vierte energía a la red y que impide trasladar los excedentes a la red de distribución. Es decir, no recibes compensación económica sino que el titular es el único responsable tanto para las “ventajas” como para posibles inconvenientes. El gran beneficio del autoconsumo sin excedentes es que la tramitación es mucho más sencilla que en el caso anterior y algunos de los requisitos del anterior apartado no son necesarios, como los permisos de acceso y conexiones, por ejemplo.

Tipos de placas solares

Independientemente del tipo que instales debes tener en cuenta que hay una serie de permisos que debemos tener en cuenta antes de la instalación, pero también una serie de trámites que debemos llevar a cabo después de la misma.

Hay muchos tipos de placas solares en el mercado y lo primero que debes tener en cuenta es cuáles quieres instalar. No son todas iguales aunque su finalidad sí lo sea. Solemos diferenciar entre fotovoltaicos, térmicos e híbridos. Las placas solares fotovoltaicas utilizan la energía solar para convertirla en electricidad. Por su parte, el panel solar térmico convierte la energía procedente del sol en energía térmica o calor como puede ser climatización o agua caliente. Por último, las híbridas que nos permiten utilizar las dos tecnologías anteriores en los mismos paneles y nos permiten producir electricidad y calor con una misma instalación.

Beneficios carga coche eléctrico placas solares

También la archiconocida Tesla cuenta con un sistema que no incluye una instalación de placas solares como tal sino que sustituye tu techo para “producir energía limpia”. Tesla presume de “energía solar elegante sin concesiones” con un diseño elegante y con un sistema de energía solar completamente integrado con el hogar. Además, prometen que la tejas duran tres veces más que las tradicionales y soportan cualquier clima además de vincularse con el Powerwall que almacena el excedente para cuando lo necesites y nos permite un control total desde la aplicación Tesla.

Solar Roof

Costes, ahorro y amortización

Cuánto va a costarnos, cuánto vamos a tardar en recuperar el dinero que hemos invertido en esta instalación de placas solares o cuánto vamos a conseguir ahorrar en las próximas décadas si decidimos apostar por el autoconsumo.

Precio de la instalación

¿Cuánto cuesta hacer una instalación de placas solares? Depende. No es como comprar un ventilador sino que dependerá de muchos factores. Los tres más importantes son: el tamaño de la instalación o la potencia pico, la calidad de los componentes fotovoltaicos o la dificultad de hacer la instalación.  Dependerá del tamaño que nos cueste más pero también que consigamos un mayor retorno ahorrando mes a mes durante los próximos años. Dependerá de la energía que necesites que elijas poner más o menos placas, del consumo que hagas. No será lo mismo vivir solo que ser una familia con seis personas que hace uso frecuente de electrodomésticos o aire acondicionado, por ejemplo.

La gran empresa de muebles Ikea cuenta con su propio sistema de energía solar, por ejemplo. Lo que nos ofrece Ikea son dos sistemas, SOLSTRALE o su versión PLUS más eficiente, en diferentes tamaños dependiendo de tu vivienda o el consumo. La opción más asequible es de cuatro paneles fotovoltaicos de 340W o 390W “para casa o vivienda pequeña con consumo limitado durante el día” por unos 4.100 euros con IVA incluido en su versión normal o unos 5.000 euros IVA incluido en su versión PLUS. En el caso de los 12 paneles que oferta en su opción más completa para “casa o vivienda más grande, bien equipada o con consumo importante durante el día” nos incluye doce paneles de 340W o 390W por 6.633 euros o la versión Plus por unos 7.800 euros con IVA incluido.

ikeaLa empresa Solarplus nos permite hacer un breve test donde nos indicará cuáles son los paneles más adecuados según tu tejado, si hay o no sombra o según otros factores como cuánto pagas de electricidad mensualmente. En esta web, además, puedes hacer una comparativa entre las diferentes marcas atendiendo a criterios como calidad-precio, fiabilidad, eficiencia…

test

Ahorro y amortización

Lo que vas a tardar en amortizar las placas solares dependerá de muchos factores. Como es lógico, dependerá del tiempo y las condiciones del lugar en el que vives. No será similar vivir en zonas del norte con clima lluvioso que en zonas mediterráneas donde prácticamente todos los días del año luce el sol. Es uno de los factores que debemos tener en cuenta para sacar partido a la instalación. También debemos tener en cuenta la orientación… No tiene sentido hacer una instalación de placas solares con orientación a la que nunca le da el sol, por ejemplo.

Para entender la amortización hay que tener en cuenta la TIR o Tasa Interna de Retorno. Para ello hay dos factores fundamentales que nos ayudan a calcular la rentabilidad: el precio de la instalación y el ahorro energético anual. Calcular el precio de la instalación es muy sencillo pero la dificultad llega con el cálculo de la estimación de ahorro anual. Dependerá de cada casa, cada rutina, cada lugar.

Por eso, para conseguir un cálculo de la estimación de ahorro anual debemos tener en cuenta el precio de la luz y la evolución de dicho precio, el consumo que hace cada usuario o cada casa y la capacidad de producción de los paneles solares que hemos instalado.

Según explican desde la empresa especializada SotySolar, el retorno o amortización se sitúa entre los cinco y lo diez años pero depende del tamaño de la instalación y la forma de pago. Además, esta empresa (y otras muchas) ofrecen la posibilidad de hacer un estudio según tu situación concreta o según la instalación que quieras poner ya que amortizar la instalación de placas solares es algo muy concreto. En Sotysolar también indican que “lo más habitual es ahorrar entre el 50% y el 60% de la factura de la luz con soluciones de autoconsumo de placas fotovoltaicas y que recuperes la inversión en menos de siete años”. En la mayoría de los casos.

Algunos consejos para mejorar la rentabilidad son:

  • Elegir buenos materiales y de gran calidad
  • Calcular y estudiar las horas de luz
  • Estudiar y calcular el precio de la energía
  • Conocer los consumos de los usuarios
  • Estudiar y conocer los hábitos horarios
  • Tratar de hacer una estimación o prever cómo será en el futuro
1 Comentario