Por qué Mercedes ha decidido pasar de los coches híbridos enchufables

Mercedes es una de las marcas más enfocadas al mundo de la electromovilidad, y en los últimos años esto se ha visto completamente con sus modelos eléctricos puros e híbridos enchufables. Dos variantes que han sido la punta de lanza de la marca de la estrella aunque, con el objetivo de ser una firma 100% ecológica, sus planes pasan porque, de aquí a pocos años vista, sus enchufables (y también híbridos convencionales) pasen a un segundo escenario.

Mercedes abandona el desarrollo de sus enchufables

Desde sus inicios electrificados, Mercedes siempre ha tenido una gran presencia con sus motores, más con la presencia de AMG, quien es la encargada de constituir la base de sus motorizaciones futuras, y que es una ventana abierta para ver de qué estará hecho el futuro en el segmento de las altas prestaciones.

No obstante, esta presencia solo se hará a partir de sus modelos nuevos y 100% eléctricos; o lo que es lo mismo; la marca alemana ha decidido que abandona el desarrollo de sus híbridos enchufables, un segmento del que se postulaban en gran medida y atención con modelos muy provechosos e interesantes.

El anuncio, mantenido por Markus Schäfer, jefe de desarrollo, dijo que la marca conservará esta tecnología en el mercado en los próximos años, pero no creará nuevos trenes motrices. De este modo, lo que hacen es centrarse no solo en sus coches totalmente eléctricos, los EQ, de los cuales se espera una buena dosis de lanzamientos de aquí a 2025, sino que solo los venderá en regiones como Europa, Norteamérica o Japón.

Todo a la electrificación

Al mismo tiempo, esta medida se explica de la mano de que el fabricante alemán no va a invertir más recursos económicos o técnicos en el desarrollo de este tipo de mecánicas, sino que van a apostar todos sus esfuerzos en los coches eléctricos. Así, ésta ya ha dicho en el pasado que aspira a que a finales de década el 50% de sus ventas sean de vehículos completamente eléctricos.

La evolución de la legislación de emisiones y el ritmo de adopción del coche eléctrico podrían acelerar aún más este proceso, pues basta con ver las propuestas de Mercedes en el Salón de Múnich para comprobar que los EV están ahora en el epicentro de la estrategia de la marca.

Estrategia Mercedes híbridos enchufables

El interés de la marca es seguir los pasos de rivales como Volvo o Audi, que dejarán de comercializar vehículos térmicos en 2030 y 2033 respectivamente. Entre otras cosas, Schäfer criticó la complejidad técnica de estos vehículos, que emplean dos tecnologías de propulsión diferentes, algo que repercute directamente en los costes de desarrollo y producción, y por lo tanto, en su margen de beneficio. «Al final, sin embargo, también es una carga para los costes del vehículo».

Mercedes tiene una gama de enchufables más que amplia

Y es que, en la actualidad, estos cuentan con una de las ofertas de híbridos enchufables más amplias de toda la industria, con modelos de este tipo repartidos por numerosos segmentos: desde el Clase A, modelo de acceso a la gama de Mercedes, pasando por la Clase E (aquí su ficha técnica), hasta la Clase S, buque insignia del fabricante de la estrella: todos los compactos y todas las berlinas de la marca tienen, al menos, una variante híbrida enchufable.

Se da, por ejemplo, en casos como su espectacular berlina de lujo, la Mercedes EQS y uno de los enchufables más potentes de toda la variante. Lo hace con más de 700 kilómetros de autonomía que, incluso, ya tiene un hermano pequeño de similar planteamiento, pero menor tamaño, diseñada para ser aún más popular que el EQS.

Por último, cabe mencionar que esta decisión Mercedes EQ no supone que sea fulminante de modo inmediato. Es más; el nuevo Clase C estrenará un sistema de propulsión híbrida enchufable en unos meses, conservando la oferta con gasolina y con diésel, al igual que el nuevo GLC que llegará esta próxima primavera.

1 Comentario