¿Me pueden multar por llevar la compra en el asiento del copiloto?

Al hacer la compra en el supermercado, sobre todo si es en pequeñas cantidades, es muy frecuente colocar las bolsas en el asiento, tanto en trasero como en el del copiloto del vehículo y no abrir el maletero. Sin embargo, ¿está permitido? ¿Pueden multar las autoridades competentes imponernos una sanción? Esto es lo que ha advertido la DGT al respecto.

Sí, nos pueden multar por ello

Cuando hacemos la compra en el supermercado no siempre se trata de grandes cantidades y a veces ocupa apenas un par de bolsas. En estos casos es común no abrir el maletero para dejar los productos y simplemente colocarlos en los asientos traseros del coche… o en el del copiloto.

De todas formas, es importante que sepas que hay que tener cuidado con esta práctica ya que si te encuentras con un control de la Guardia Civil de Tráfico o de la Policía es probable que obtengas una multa.

Según queda reflejado en el artículo 14 del Reglamento General de Circulación (RGC), la carga transportada en un vehículo no se debe «arrastrar, caer total o parcialmente o desplazarse de manera peligrosa”. Además, el apartado deja claro que la carga no puede “comprometer la estabilidad del vehículo».

Se trata del ‘efecto elefante’

Porque sí; lo que se puede considerar como un pequeño e inocente gesto puede derivar sin embargo en un gran riesgo no sólo para el que conduce sino para el resto de conductores y peatones, por eso la norma de tráfico es clara respecto a este tipo de comportamiento.

Y es que, por efecto de la inercia, cualquier objeto que viaje suelto en un coche continúa su marcha hacia delante, y multiplica, por efecto de la velocidad, la fuerza con la que golpearía a cualquier ocupante. Sería algo similar al conocido como ‘efecto elefante‘, que se produce cuando un pasajero que viaja atrás no se abrocha el cinturón de seguridad y sale disparado por un frenazo.

Multar bolsas compra copiloto

Las situaciones más comunes en las que esto suele ocurrir son con bolsas de la compra, en las que además puede haber productos muy peligrosos en caso de accidente, y cuando transportamos maletas.

La sanción puede ascender a los 200 euros

Esta situación, a ojos del Reglamento, que se considera además de peligrosa, sancionable: la multa por transportar paquetes sueltos dentro del coche puede ascender a los 200 euros si los bultos no van sujetos e inmovilizados.

También hay que tener en cuenta que, aunque no esté recogido expresamente en el Reglamento General de Circulación, si un agente considera que se pone en riesgo la seguridad vial nos puede multar con 80 euros.

Es de esta forma por la que la DGT aconseja hacer un uso responsable del maletero y utilizarlo para guardar este tipo de cosas, así como llevar correctamente abrochado el cinturón de seguridad para evitar daños mayores.

  • Maletas, bolsa, mochilas… todo el equipaje debe ir dentro del maletero, incluso los objetos ligeros.
  • Una buena organización. Sitúa los objetos más pesados primero, las maletas más grandes y rígidas en el fondo y el resto del equipaje encima. Sujeta la carga a los puntos de amarre del maletero con sujeciones o redes.
  • No coloques objetos sueltos en la bandeja trasera, pueden ser muy peligrosos en una frenada brusca. Y además impedirán la visibilidad.
¡Sé el primero en comentar!