Las tres cosas que no te cuentan del Plan Moves

Desde que el Gobierno impulsara en España sus varios paquetes de ayudas para la compra de vehículos eficientes, como los eléctricos, la experiencia ha dado una vista interesante al respecto que las ha ido condicionando. Una serie de claves del Plan Moves del que no todos tienen el conocimiento necesario, y que habitualmente no se corresponde con la realidad. ¿Sabías que los híbridos convencionales no disfrutan tanto de ellas?

Hoy en día, la movilidad y los viajes en carretera ya no tienen por qué estar reñidos con el cuidado y la protección del entorno natural. Los vehículos eléctricos son la prueba de ello, puesto que contribuyen a mejorar la calidad del aire, reduciendo su huella medioambiental. Una hoja de ruta que, de manera directa, tiene mucho que ver con el Plan Moves y sus claves.

El Moves también tiene sus puntos negativos

Y es que hace pocas fechas se aprobó en España el Plan Moves 2021 (tercera edición del mismo) de ayudas directas para la compra de esta tipología de vehículo, con hasta 7.000 euros de subvención en los EV. En ella se centran las propias de coches 100% eléctricos, la de híbridos e híbridos enchufables o motor de hidrógeno, y para la instalación de puntos de recarga.

Una serie de medidas que, aunque tímidamente, está saliendo adelante en nuestro país. Tanto, que actualmente han sabido mejorar su crecimiento, donde en meses como septiembre y agosto han experimentado una subida considerable de ventas de este tipo de automóviles. De hecho, el pasado mes las matriculaciones de vehículos eléctricos alcanzaron las 3.163 unidades, lo que representó un ascenso del 32,96% comparado con el mismo periodo del ejercicio anterior.

Ahora bien, no es oro todo lo que reluce. Y es que a lo largo de los últimos meses, también se ha conocido que algunos tipos de vehículos, como los híbridos convencionales o los ciclomotores, están siendo discriminados.

Los ciclomotores, excluidos de las ayudas

Bien es verdad que agosto y septiembre han sabido reaccionar, pero hasta entonces estaba visto con serios peligros. Una de las razones tiene que ver con los ciclomotores eléctricos, los cuales, bajo sorpresa de los usuarios, han sido excluidos de las ayudas y de cualquiera de estas claves del Plan Moves, con lo cual sus bajas cifras de comercialización lastran el conjunto del mercado al desplomarse un 82%.

Ciclomotores Claves Plan Moves

Esto a pesar de que los turismos totalmente eléctricos apuntan una leve subida, pero de solo el 9%, mucho menos que las estimaciones inicialmente previstas. Si bien es cierto que la mitad de las ventas totales de vehículos eléctricos de todo tipo corresponde al canal particular, es decir, a los clientes privados que puede acceder a las ayudas con carácter retroactivo desde abril, las trabas de todo tipo que presenta el Moves hace que el sistema no funcione.

Algunas voces críticas creen que esta decisión no tiene mucho sentido, ya que su motor de dos tiempos es mucho más contaminante que uno de cuatro y es un vehículo cuyo uso en ciudad para trayectos cortos es muy común, función que pueden suplir a la perfección sus homólogos eléctricos. A su vez, es el único vehículo que por ley pueden usar los menores de 18 años, por lo que se pierde otra oportunidad para incentivar el uso del vehículo eléctrico entre los más jóvenes.

Vehículos HEV son discriminados

Aunque son coches que, a priori, son catalogados como ecológicos, su vigencia está llegando a su fin, algo que se veía venir, pero no tan pronto. Y es que sí, son los más antiguos, puesto que la tecnología híbrida, o full-hybrid, es la que más se ha usado en la movilidad eléctrica en los últimos tiempos desde hace casi 20 años.

No obstante, y debido a su todavía motor de combustión, generalmente de gasolina, el Gobierno los quiere alejar de estas ayudas. En números reales, es un tipo de automóvil que no es precisamente de materia 100% ambiental, puesto que hasta el momento, y a pesar de sus avances tecnológicos, sigue contaminando más de lo que se preveía. Hoy en día usan la etiqueta ECO, que pronto quedará en desuso.

O lo que es lo mismo; los que busquen hacerse con uno de esas características tendrán números mucho menores de beneficio que en otras variantes. Por ejemplo, algo totalmente distinta de los que son sus hermanos PHEV, también híbridos, pero de vías mucho más sostenibles gracias a su recarga eléctrica.

Dependencia expresa de las CC.AA.

Aunque las cifras nos estén mostrando que poco a poco se quiera remontar el vuelo y situarse a la altura de otros países europeos (en España se venden 15 veces menos que en Alemania), esto es directamente de la mano de clientes privados. Lo que quiere decir que tanto empresas como PYMES no están consiguiendo los resultados esperados.

Aquí lo que vemos es que son las mismas empresas las que están atadas a las comunidades autónomas. Tanto, que deben hacerlo esperando a que estas activen los planes para poder acceder a los fondos. En este aspecto, aunque tenían de plazo hasta el 15 de julio, Melilla, Extremadura, Cantabria y La Rioja todavía no han abierto la convocatoria… con Cataluña siendo la última en sumarse a últimos de septiembre.

En su línea, lo que se ha ido conociendo hasta el momento es que existen autonomías que aún no permiten la solicitud pese a haber anunciado la activación de estas ayudas. Esto provoca que más del 50% del presupuesto destinado esté detenido. Dicho de otro modo; estas ayudas, que deberían ser claves del Plan Moves, no están armonizadas y se dividen por comunidades autónomas.

Por lo que una persona que vive en Madrid puede tardar más en decidir la compra de un eléctrico que otra persona que vive en Cádiz. Pero puede que ya no tenga acceso al incentivo porque se ha acabado el presupuesto de la Comunidad de Madrid, mientras que la persona que vive en la provincia andaluza sigue disponiendo de ello.

¡Sé el primero en comentar!