Estas son las principales ayudas a la compra de eléctricos en España

Para incentivar la compra de coches eléctricos en España, nuestro país ha recabado con el paso del tiempo varios programas en formas de ayudas que tienen el fin de acercar de la mejor manera a los usuarios en la adquisición de este tipo de vehículos, el futuro de la movilidad. En este caso, y para profundizar al respecto, vamos a conocer cuáles son las principales ayudas que tenemos a nuestro alcance en estos momentos.

España presume de contar con uno de los paquetes de ayudas para vehículos eléctricos más generosos de Europa, y el país es cada vez más atractivo para este sector. El verano pasado, el gobierno anunció dos nuevos planes de ayudas para los automóviles, dando renovación al anterior Renove (ya extinguido).

Un paquete de ayudas más accesible

Ambos han ido actualizándose y aumentando las medidas para impulsar aún más la industria de los vehículos eléctricos. Aunque el presupuesto del plan Renove se terminó a finales de 2020, se añadieron 20 millones de euros al plan Moves II para responder a la alta demanda de las comunidades que ya habían repartido todas las ayudas.

En esas, el gobierno también presentó el pasado mes de abril el Moves III, un nuevo plan de ayudas a la compra de coches eléctricos que está dotado con 800 millones de euros, y que durará hasta 2023. España, además de ofrecer un paquete de ayudas de 3750 millones de euros para la industria de la automoción local, pretende reducir el precio y hacer más accesible la tecnología de los vehículos.

Esto para alcanzar su objetivo de huella de carbono cero para el año 2050. Es verdad que desde sus inicios, la polémica ha acompañado los diferentes planes. Al principio fue el plan Movea, donde los incentivos llegaban agotarse en menos de 48 horas debido a que las escasas cantidades adjudicadas se agotaban en minutos ante la avalancha de solicitudes. Ahora, y con el Moves III como principal protagonista, todo se centra en él para acceder de una manera más accesible a estos vehículos de nueva generación.

Por todo ello, este año (al igual que los anteriores) los coches eléctricos tendrán subvención. Así que, si estás pensando en comprar un coche nuevo, podrás beneficiarte ampliamente de estas ayudas gubernamentales que se pueden solicitar para aliviar el desembolso económico que supone esta operación. Eso sí, no es la única: además del Plan Moves III, de 2021, sigue en marcha el Plan Renove 2020. Pero, ¿cómo nos podemos beneficiar?

Objetivo de las ayudas

Y es que, el sector de la automoción está viviendo una auténtica revolución: el paso a un modelo 100% eléctrico. En este contexto, el Gobierno se presenta como un actor fundamental a la hora de facilitar y promover el cambio. Es lo que tiene que ver, fundamentalmente, con programas como el Plan Moves de 2021.

Objetivo ayudas compra coches eléctricos 2021

Sin embargo, hay una pregunta recurrente en todo usuario: ¿Es el momento de hacerse con un modelo eléctrico… o es mejor esperar a que bajen de precio y se produzca un mayor despliegue de la infraestructura de carga? Pues con la tercera edición del Programa de Incentivos a la Movilidad Eficiente y Sostenible (Moves), la diferencia de precio entre vehículos de gasolina, eléctricos e híbridos es más pequeña que nunca.

Se trata, en este caso, de una serie de ayudas que podemos recoger para la compra de coches eléctricos, y que teniendo en cuenta el descuento adicional de las marcas, pueden llegar hasta los 7.000 euros. Estos planes de ayudas vinieron de la mano de la también difícil situación económica en el plano automovilístico, que fue de los sectores más afectados.

La intención es que no se repita la situación vista en el Moves II, donde algunas comunidades autónomas se quedaron sin ayudas. Con una gestión llevada por las comunidades y las ciudades, estas serán las encargadas de hacer las convocatorias correspondientes. Con esto, además, pretenden renovar el parque automovilístico, que se estima que ronda, de media, los 13 años, e impulsar la transición hacia tecnologías de propulsión alternativas.

Plan Moves III 2021

El más actual el Moves III. Este Moves es parte del Plan de Recuperación Transformación y Resiliencia, enmarcándose en la Componente 1, dentro del Plan de choque de movilidad sostenible, segura y conectada entre entornos urbanos y metropolitanos.

La componente contempla un plan de choque con medidas dirigidas a la ciudad y a sus infraestructuras, la potenciación y optimización del transporte urbano y metropolitano. Así como el impulso a la electrificación de la movilidad, a través del apoyo a la renovación del parque de vehículos ligeros o el despliegue masivo de infraestructuras de recarga.

Estas ayudas se dirigen a incentivar la movilidad eléctrica y particularmente, la compra de vehículos eléctricos y el despliegue de infraestructura de recarga para estos vehículos. Entre sus condiciones básicas encontramos que es plan que está dotado de 400 millones de euros, ampliables a 800, y que pretende constituir la línea de apoyo a la movilidad eléctrica más ambiciosa del país.

El plan, activado desde el pasado mes de abril, durará hasta 2023, y estará se basará en las ayudas de Moves II. En su caso, este ofrecerá mayores subvenciones para particulares y conductores autónomos de vehículos eléctricos. Además, el objetivo de Moves III también será mejorar las ayudas para infraestructura de carga para particulares y pequeñas y medianas empresas, así como para infraestructuras de carga rápida y ultrarrápida.

Plan de Impulso al Vehículo Eléctrico

A la par que el Moves, los usuarios también cuentan con unas ayudas paralelas a la compra de coches eléctricos. A diferencia de los híbridos, los 100% electrificados no disponen más del anterior Plan Renove 2020, sino de uno actualizado que acompaña al mencionado Moves. Se trata, en este caso, del Plan de Impulso al Vehículo Eléctrico.

Plan ayudas compra Impulso vehículo eléctricos

En este sentido, este otro programa de ayudas lo que hace es dar renovación al anterior cuyo objetivo es incentivar y promover la movilidad eléctrica en España. Este proyecto, respaldado por 1.100 millones de euros provenientes de los fondos de recuperación de la Unión Europea, son para la asignación de fondos para la electrificación del parque móvil y la implementación de la infraestructura de recarga.

Esta se aprobó con ayudas directas a la compra de coches de entre 400 y 5.500 euros para renovar los vehículos que tengan más de 10 años por otros más modernos y eficientes. Estas cantidades difieren dependiendo del tipo de vehículo que se adquiera. Por ejemplo, un vehículo 100% eléctrico podía recibir una subvención directa de 4.000 euros, mientras que un híbrido enchufable puede recibir hasta 1.500 euros.

Condiciones y solicitud

Como ya sucedió en la pasada edición, son las comunidades autónomas las gestoras de los fondos. Por lo que es a ellas a las que se deberán dirigir particulares, autónomos y Administraciones públicas. En el caso de empresas, el periodo de fecha de la adquisición del vehículo o de la inversión en los puntos de recarga debe ser posterior a la del registro de la demanda de ayudas, al ser necesario cumplir con las condiciones incentivadoras de la convocatoria.

Lo cierto es que para acogerse al Plan Moves III no es necesario achatarrar ningún vehículo antiguo, aunque si lo hacemos las ayudas pasarán de los 4.500 euros, hasta los 7.000. No obstante, sí que existen dos condiciones imprescindibles: el precio y la autonomía:

  • El vehículo debe tener un precio inferior a los 45.000 euros (cifra que se amplía hasta los 53.000 euros si se trata de eléctricos de ocho o nueve plazas).
  • La autonomía en modo eléctrico debe ser de 30 kilómetros como mínimo.

En este sentido, las solicitudes para las ayudas a la compra de coches eléctricos que presenten particulares, autónomos y administración pública, deberán cumplir el requisito de que la adquisición del vehículo se haya realizado con posterioridad al 9 de abril de 2021, fecha en la que se anunció de forma oficial el Programa. En los casos de renting de vehículos, la fecha de la compraventa y el mismo contrato también deberán ser posteriores a esa fecha.

Cuantía máxima

Para lo que tiene que ver con los beneficiarios, los usuarios podrán beneficiarse en dependencia de si existe o no achatarramiento de por medio o no. Es decir, si se entrega un vehículo antiguo o no. Con achatarramiento, la ayuda mínima sería de 2.600 euros y la máxima de 5.500 euros.

Cuantía máxima

Se incrementa, por tanto, de 5.500 euros a 7.000 la ayuda máxima respecto al anterior Moves y Renove, mientras que si no entregamos un vehículo antiguo la cuantía máxima ascenderá a 4.500 euros. En cuanto a los híbridos enchufables, las ayudas serán de hasta 5.000 euros en el caso de que tengan entre 30 y 90 kilómetros de autonomía eléctrica y se entregue un coche para achatarrar.

En caso contrario, la ayuda sería de 2.500 euros. Si el híbrido enchufable tuviera más de 90 kilómetros de autonomía eléctrica tendría la misma ayuda que la de un eléctrico puro, hasta 7.000 euros.

Qué vehículos y usuarios se benefician

El programa está orientado básicamente a vehículos nuevos y cuyo precio no supere los 45.000 euros. En este caso, los vehículos de segunda mano están excluidos, excepto aquellos automatriculados por los concesionarios. Esto siempre y cuando hayan pasado menos de nueve meses entre el registro y su venta. En ese caso, cada concesionario tiene limitada la venta de 30 unidades electrificadas.

Respecto a los beneficiarios, estos pueden ser tanto particulares (autónomos trabajadores por cuenta ajena), como Pymes y grandes empresas. Por tanto, los beneficiarios podrán ser desde profesionales autónomos, personas físicas, comunidades de propietarios, empresas privadas, entidades locales y entidades públicas vinculadas a ellas. En este grupo entran también las administraciones de las comunidades autónomas y otras entidades públicas vinculadas a la Administración General del Estado.

Eso sí; más allá de las ventajas económicas, estas subvenciones no forman parte de las rentas exentas del Impuesto sobre la Renta de Personas Físicas (IRPF). Por lo que, de percibirlas, deberemos incluir ese importe en la declaración de la renta y pagar la cantidad que le corresponda en función de sus ingresos. De esta forma, las rentas más altas podrían tener que tributar hasta un 48% del total de la ayuda concedida, mientras que las más bajas deberían pagar un 19%.

Condiciones para autónomos

En el caso de los autónomos, ambos planes permiten una duración hasta diciembre de 2023, donde estos trabajadores podrán contar con ayudas de hasta 7.000 euros. Asimismo, si el vehículo se trata de una furgoneta, dicha ayuda ascenderá hasta los 9.000 euros. Por otro lado, los taxistas interesados en pasarse a motores más sostenibles, tendrán una bonificación de hasta el 10% en la compra de su nuevo vehículo.

Beneficiarios

Por su parte, esta es una ayuda que ascendería a los 7.700 euros en el caso de que se trate de un turismo y de 9.900 si es una furgoneta. Cabe destacar que, para acceder a esta bonificación, el trabajador por cuenta propia deberá aportar un coche con más de 7 años de antigüedad para su achatarramiento.

Así mismo, los autónomos o repartidores que se muevan en ciclomotor también podrán acceder a estas ayudas. Siempre que cumplan los mismos requisitos que los turismos o furgonetas: que sean eléctricas. Además, su precio no puede superar los 10.000 euros en los modelos equivalentes a una cilindrada superior a los 50cc.

¡Sé el primero en comentar!