La batería de Hyundai que todos los competidores quieren imitar

La batería del vehículo eléctrico es su corazón, un aspecto donde marcas como Hyundai han sabido sacar tajada. Como tal, esta es la principal responsable de que podamos desplazarnos tranquilamente sin contaminar ni lanzar emisiones nocivas a la atmósfera. Sin embargo, con una sobresaliente eficiencia y rendimiento, la batería fabricada por Hyundai está otorgando resultados por el que muchos fabricantes quieren copiar.

Hyundai centra la atención en sus baterías

La batería del vehículo eléctrico es la clave de su autonomía. En esencia, se trata de un acumulador en el que se almacena la electricidad, que se transmitirá posteriormente al motor eléctrico para el funcionamiento normal del automóvil. A pesar de que todavía suelen ser bastante grandes, hay algunas variaciones con respecto al estándar.

Una de ellas, por ejemplo, y que llega de la conocida plataforma del Hyundai Kona EV (aquí su ficha técnica), permite la integración de sus baterías, con una autonomía de hasta 449 kilómetros de uso combinado, sin que eso afecte al habitáculo interior. En la actualidad es una de las unidades que más gustan por su buena eficiencia.

Pero sobre todo por sus grandes resultados. Tanto es así que la firma de Hyundai ha seguido apostando porque las siguientes que se coloquen en sus vehículos estén basadas en ella. De hecho, la que equipa el novedoso Ioniq 5 y que permite recorrer más de 500 kilómetros con una sola carga, profundiza sobre la de su generación anterior.

Cómo son

Coches como el Ioniq 5 recién lanzado comercialmente emplean, y ésta es otra de las condiciones para pertenecer a esta marca, como base la plataforma E-GMP de Hyundai Motor Group. Esta plataforma garantiza la capacidad de cargas con altos voltajes (800 v) y elevadas autonomías. Es también compartida con Kia o Genesis.

Cómo son batería Hyundai Ioniq 5

En este sentido, lo que vemos en vehículos como el número 5 de la marca surcoreana es la que tiene que ver con una estándar de 58 kWh de capacidad, pero de la que también se puede optar por una segunda, todavía más interesante, de 72,6 kWh. Esta última es la que evoluciona ahora hasta alcanzar los 77,4 kWh como ya ocurre en la gama del Kia EV6, un modelo con el que comparte muchos elementos.

Pudiéndose recargar con potencias de hasta 350 kW, la batería del Hyundai está formada por 30 módulos de 2,42 kWh pero, una vez desmontada, deja espacio para dos más, lo que significa que incluso podría contener 32, tocando una capacidad total de 77,44 kWh. Los módulos se colocan en 4 filas, cada uno de 8 módulos, excepto uno que tiene solo 6. Cada módulo, a su vez, consta de 12 celdas de bolsa cada uno de los cuales tiene una capacidad de aproximadamente 200 Wh.

Otras innovaciones

Pero la batería no es la única innovación que Hyundai está introduciendo en los coches eléctricos. También emplea un sistema de refigeración líquida para las mismas, que requiere menos espacio que la ventilación por aire, aumentando la densidad de las baterías en un 35%.

Este tipo de nuevas tecnologías han permitido a la segunda generación de coches eléctricos de Hyundai y Kia doblar su autonomía sin aumentar el espacio destinado a las baterías. Así, y compartiendo esa novedosa plataforma, se llevó porque el primer Kia Soul, que tenía una autonomía de 180 kilómetros con una sola carga de su batería de 30 kWh, cuenta ahora en su segunda generación con una batería de 64 kWh en el mismo espacio, aumentando el rango hasta los 398 Kilómetros.

¡Sé el primero en comentar!