Seat Mii, el 100% eléctrico más económico del mercado

Si lo que se busca es un coche eléctrico, eficiente, de buenas características y a precios bajos, la mejor opción a la que podemos dirigirnos es la del Seat, ahora con su Mii electrificado. Un vehículo el de la española que ha conseguido batir récords de ventas desde su salida. Y no es para menos. Descubrimos su ficha técnica y las especificaciones que lo han llevado a ser de los modelos más característicos de la actualidad.

Desde el auge de la movilidad sostenible y ecológica, Seat siempre tuvo presente que quería adentrarse en el mercado de los coches eléctricos. Una tarea y disposición que, pese a que su inmediata competencia ya llevaba varios años conociendo el terreno (Peugeot, Kia, Skoda…), los de Martorell no encaminaron sus primeros coches puramente electrificados hasta el año 2019, cuando lo hicieron con el Cupra y más tarde con este Mii.

Sobre el Mii, cabe mencionar que la variante eléctrica fue la actualización del modelo urbano que ya se estaba comercializando desde el año 2011. Allí nació su primera generación, entonces todavía con mecánicas de combustión. Fue un paso más que lógico que atrajo las miras de los más curiosos, especialmente porque sus los precios eran los más bajos del segmento (todavía hoy).

Esto hizo que poco a poco su volumen de ventas creciera a ritmos imparables. Porque no sólo era un coche económico, su principal baza, sino que era un básico con rendimientos, potencias y prestaciones de gran consideración. A partir de ahí, era bastante frecuente echar un vistazo rápido a los vehículos más vendidos, tanto en España como en el resto de Europa, y que este se colocara en posiciones más que aceptables.

Entre los coches urbanos que aspiran a rivalizar con el este Seat Mii nos encontramos con otros urbanitas de su clase, entre los que destacan el Toyota Aygo, el Fiat 500, el Skoda Citigo iV o el Volkswagen e-up!. Es importante destacar que el vehículo español ha sido desarrollado en paralelo con estos dos últimos, compartiendo con ellos el grueso de componentes.

  • Tipo: 100% eléctrico.
  • Año de fabricación: 2019
  • Precio: desde 10.800 €
  • Capacidad: 4 plazas
  • Potencia: 61 kW (83 CV)
  • Aceleración: 12,3 segundos/100km/h
  • Autonomía eléctrica: 259 km.

Diseño

Aunque son varios los fabricantes que optan por actualizar sus coches de combustión para integrar la tecnología eléctrica, es cierto que en gran medida también lo hacen modificando sus aspectos. Pero en Seat. O al menos no con este Mii eléctrico. Porque, si lo comparamos con el que es el modelo de lanzamiento de hace 10 años, las diferencias de diseño son mínimas, pero que con el paso del tiempo se ha ido reflejando hacia una estética más actual.

Con ello, podemos decir que este coche es el ideal como utilitario urbanita, una muestra que se sintoniza desde el primer momento que observamos su línea exterior. En lo que responde al de la versión 2019, el más vendido entre los meses comprendidos de febrero a abril de este 2021, se presenta con como un coche compacto (el que más del mercado), práctico y habitable.

En él destacan sus líneas sencillas y sin demasiadas florituras. Sus medidas son de 3.56 metros, y su altura es de 1,4 metros con una anchura de 1,6metros. Ello se representa muy bien con morro, de dimensiones pequeñas y una mínima parrilla de dos grupos ópticos de gran tamaño. La parte trasera se ve desde una perspectiva prácticamente vertical.

Versiones

Como mencionábamos, este Seat Mii se encuentra de lleno en su segunda generación, pero actualmente se siguen comercializando el resto de sus variantes. Además, y como un punto muy a tener en cuenta, es que gracias a que este es una actualización de los modelos térmicos, podemos hallar varias versiones.

Por ejemplo, y más allá de este puramente electrificado, contamos con otros dos eficientes motores de gasolina de tres cilindros. Son unos bloques de un litro de cilindrada, de nuevo desarrollo. Estos se presentan con dos niveles de potencia: 60 y 75CV. Son vistos como opciones ante los más modernos.

Exterior Seat Mii eléctrico

También se dan las versiones ‘Ecomotive‘, que incorporan el sistema ‘Start-Stop’, consiguiendo bajar el consumo medio hasta los 4,2 l/100 km. Por otra parte, Seat también llegó a equipar los Ecofuel, que equipa un motor de gas natural comprimido (CNG). Su bloque está basado en el 1.0 gasolina tricilíndrico. Compuesto por motores de combustión a gas, este promete una autonomía de 385 kilómetros.

Por último, y el que nos atañe, se fabrica con una única motorización eléctrica compuesta por un motor eléctrico de 61 kw (83 CV) y 212 NM alimentado por una batería de iones de litio de 36,8 kWh.

Motor y baterías

La realidad de este Mii eléctrico de Seat es que logra combinar la máxima practicidad, dinamismo y avanzada tecnología. Y, si no que se lo digan a su competencia, la cual ha visto que es posible desarrollar unas motorizaciones de reducidas dimensiones otorgando unas prestaciones cómodas y suficientes para el usuario.

Autonomía Seat Mii eléctrico

Es ahí donde se encuentra el gran encanto de este vehículo, y por el que son muchos los que los están eligiendo frente al resto del mercado. Esto viene de la mano del uso de una plataforma que es la misma que el de las versiones térmicas. Lo que, contra todo pronóstico, ha resultado ser algo muy beneficioso.

Metiéndonos de lleno en su mecánica, este cuenta con una batería de 32,2 kWh, lo que, gracias a su reducido tamaño y peso, se podrá realizar con una sola carga 260 kilómetros más que suficientes para el día a día. Incluso, los de Martorell han anunciado que si su uso es solo urbano se podrá superar los 300 kilómetros.

Esta batería es de iones de litio refrigerada por agua con 36,8 kWh de capacidad. Se ubica en toda la parte inferior del coche, lo que le da ventajas en habitabilidad y conducción gracias a un centro de gravedad realmente bajo. La potencia de la versión eléctrica es de 61 kW, que traducido a un motor convencional sería el equivalente a 83 CV. Su velocidad máxima es de 130 km/h.

Consumo

Y si el motor y las baterías es un punto muy bien considerado para un usuario que llega a su primer coche 100% eléctrico, las cifras de consumo, probablemente, pueden confundirles un poco. Sobre todo si lo vemos con que es un automóvil no tiene tantas prestaciones como otros del segmento.

Su consumo medio es de 14,4 kWh/100 km (WLTP). Por tanto, con 1,46 euros de media podemos recorrer 100 kilómetros (según los datos que ofrece el fabricante). Unos números que bien podrían ser mejores si los comparamos con otros de su mismo rango. Por ejemplo, le gana la partida el BMW i394H (12,3 kw/100km).

A este le sigue el Mitsubishi Mi i-Ev, que ostenta cifras de 12,4 kW/100km, o el Hyundai Ionic EV, el rey de la lista de los consumos más bajos con apenas 11,5 kW/100km. Ese puede ser el consumo máximo habitual del Mii un trayecto donde el inicio y el destino estén a similar altitud y la conducción sea normal (se puede consumir más conduciendo a toda velocidad, pero probablemente no será lo habitual).

Interior y acabados

El Seat Mii combina todos los atributos que los clientes esperan de la marca: diversión al volante, prestaciones y aceleración, pero añade otras cualidades como su interior. De hecho, y aunque sus dimensiones sean bastante reducidas si lo medimos con otros a los que se enfrenta, veremos que su habitabilidad también gana enteros.

Interior Seat Mii eléctrico

Es cierto que, al ser simplemente una actualización del de la primera generación por dentro no varía demasiado. Sin embargo, nos ofrecen una habitabilidad más que suficiente, estilizada, con un buen equipamiento y con lo más importante: un confort y comodidad muy altos tanto para el conductor a la hora de ponerse sobre el volante, como para el resto de los pasajeros, copiloto incluido.

Por ejemplo, y más si somos de nuevas tecnologías para el coche, se notará la ausencia de una pantalla táctil en la consola central y la llegada de un salpicadero de nueva factura, que incluye una moldura específica, con un diseño muy atractivo. Su interior, como tal, viene a ser muy básico, pero se entiende en la búsqueda de un precio final lo más contenido posible, de manera que se ofrezca un producto muy competitivo.

Equipamiento

Aunque el interior nos pueda parecer algo sencillo, que es lo es, la versión 2019 de este Mii sí incorpora un doble equipamiento. Aquí tenemos dos donde elegir. Por un lado, la básica, Esta aporta algo para ser, al menos, un estímulo en cuanto a este tipo de utilitarios de reducidas dimensiones. Luego, por su parte, se encuentra el Plus, que ese sí es bastante más completo.

Una de las opciones más interesantes es la nueva aplicación Seat Connect, que permite consultar datos sobre ubicación, carga de la batería, ordenador de a bordo, controlar el climatizador o las luces. Para el de serie, el principal, se incluyen llantas de acero de 15 pulgadas con tapacubos, climatizador monozona, asiento del conductor con regulación en altura y elevalunas eléctricos delanteros.

En el caso del Plus, que puede ser el más avanzado, se integran diferentes propuestas que, al igual que los extras, pueden encarecer el precio de este Seat. Lo vemos con las llantas de aleación de 16 pulgadas (antes eran de 15), luces antiniebla, retrovisores exteriores calefactables y regulables eléctricamente.

Al mismo tiempo, y bien contemos con un equipamiento básico o Plus, se prioriza la funcionalidad por encima de todo, donde cuenta con un correcto conjunto de seguridad y varios asistentes a la conducción. Opcionalmente, el equipamiento se puede completar con el control de crucero y el control de distancia de aparcamiento.

Extras

Los extras tampoco son algo demasiado novedoso si lo reflejamos ante otros compactos, pero si la intención es llevarnos el kit completo de este Mii eléctrico de Seat, podemos hacerlo de una manera más que interesante. La particularidad es que estos extras no se pueden incluir (por el momento) en la versión de equipamiento básica.

Equipamiento

La principal razón es porque hay elementos que solo se pueden combinar con una montura específica. Por lo que ello nos lleva a que tengamos que adquirir el paquete Plus para beneficiarnos de ellas. En su lugar, estas agregarían a nuestro electrificado el sensor de lluvia y luces.

A los que se llega con unos respaldos traseros abatibles y una palanca del cambio forrados en cuero. También, y haciendo acto de presencia con el cuero, se acompaña del volante, también en cuero, que puede regular en altura y en profundidad.

Mantenimiento

Acerca de su mantenimiento, y si estamos acostumbrados a los coches convencionales, tenemos que saber que estos no sufren tanto desgaste, por lo que este será bastante menor. En el caso de este Seat, ocurre lo mismo. Los motores eléctricos no necesitan un sistema de refrigeración como los de combustión, pero sí necesitan refrigeración y, por ello, también es necesario cambiar el líquido refrigerante.

En el caso de los coches eléctricos, es cierto que se degrada menos y no se encarga de mantener frío el motor sino otras piezas en las que el calor hace mella en su rendimiento. Esto, principalmente, en el equipo donde se efectúan los cambios de la corriente continua almacenada en las baterías y la alterna que consumen y generan los motores.

Garantía

Aunque hayamos visto que el mantenimiento de estos coches es bastante inferior a uno convencional, también es cierto que pueden presentarse algunos desperfectos, bien a la hora de conducir, en la mecánica… por eso la marca también ofrece tres sistemas de garantías que harán porque estemos más que tranquilos a la hora de su uso.

Garantía

El primero detalle al respecto es que, desde el momento de la compra, disponemos de una cobertura completa de 24 meses que se pueden ampliar contratando la Extensión de Garantía hasta 5 años y/o 100.000 km. Al mismo tiempo, esta garantía de 2 años también se adentra con otra acerca de las reparaciones, también por un tiempo de dos años.

Este se trata de la Red de Servicios autorizados de Seat, que ofrece 2 años de garantía en recambios y mano de obra para reparaciones realizadas y abonadas. En su caso, es sin limitación de kilómetros. A su vez, también nos incluirá otra garantía, esta vez por anticorrosión. O lo que es lo mismo: si la calidad del estado del coche sufre cualquier anomalía, estaremos cubiertos por una garantía
de 12 años anticorrosión sin coste de mano de obra ni de materia.