Renault Kangoo ZE, la furgoneta eléctrica con más autonomía

Renault siempre se ha dirigido a una variedad de conductores, desde los que buscan coches urbanos, utilitarios, más grandes… hasta los que tienen que ver con los destinados a las empresas, como la Kangoo ZE. Esta es una furgoneta que, como dice su nombre, es la evolución 100% electrificada de la mítica y clásica Kangoo convencional que portaba motor de gasolina. Con más autonomía, es la gran protagonista de su segmento. Conocemos su ficha técnica.

Desde que Renault se adentrara completamente en el mercado eléctrico, han sido varios los vehículos a los que ha querido prestar atención. Algunos con más potencia pero sacrificando autonomía, y viceversa, otros de clase urbana, SUV’s, híbridos enchufables como la Captur o Mégane E-Tech…

Pero siempre con la mirada puesta en el interés de los mismos usuarios y del tipo de automóvil que les convenga más. Es por esto que, sin perder la vista en sus modelos más utilizados, como son las furgonetas a modo de vehículos profesionales, la marca gala ha sabido explorar muy bien esta vía con protagonistas realmente interesantes como la Renault Kangoo ZE.

Un automóvil que ha evidenciado, de la mejor forma, cómo ha sido el paso adelante, la evolución en su mejor forma, de la que está considerada como la de mayor autonomía del mercado. Esto no es de extrañar, sobre todo, porque está equipada con sistemas eléctricos y tecnológicos que ya utilizan, por ejemplo, el mencionado Captur o el siempre sobresaliente Zoe.

Muy bien destinado para aquellos que busquen esta clase de automóviles para trabajar, o incluso para la familia, según el caso, es una de las mejores consideraciones de este tipo. Ya no solo por su autonomía (230 kilómetros), sino por la gran eficiencia, rendimiento y calidad del mismo, como ocurre con el resto de la gama 100% eléctrica de Renault. Con un motor eléctrico de 33 KW (60 CV), tiene como rivales a la Peugeot Partner y a la Nissan e-NV200.

  • Tipo: 100% eléctrico
  • Año de fabricación: 2021
  • Precio: 36.000 euros
  • Capacidad: 5 plazas
  • Potencia: 44 kWh
  • Autonomía: 230 km
  • Aceleración: 15 segundos/100km/h

Diseño

A simple vista, y más allá de tener con ella una VAN muy reconocida, como también se acostumbra a llamar a este tipo de coches, tenemos con ella un vehículo que, sin ser demasiado vistoso, pues ese no es precisamente su mejor enfoque, se comprende con unas líneas renovadas que lo diferencian absolutamente de sus versiones anteriores de combustión interna.

En esta medida, lo que vemos es que Renault ha querido con su Kangoo ZE dar el paso de furgoneta a monovolumen, dando una imagen más actual con la que es la cuarta generación del clásico modelo. Esto se aprecia rápidamente a través de su diseño exterior, donde podemos vislumbrar numerosos rasgos heredados de sus hermanos de gama.

En el frontal nos encontramos con unos faros finos y alargados con tecnología LED, así como con una calandra con elementos cromados que busca asentar una actitud más desenfadada. El lateral destaca por ofrecer llantas de diferentes pulgadas y diseños y la clásica puerta corredera de todo monovolumen que se precia. La zaga también recurre a esa esencia por medio de unos pilotos verticales.

En su caso, y en distancia de sus homólogos, la segunda furgoneta 100% eléctrica de la casa también ha crecido en dimensiones, con respecto a la generación anterior, hasta alcanzar los 4,28 metros de longitud. El techo incluye unas barras longitudinales para cargar bultos y el lateral dispone de puertas correderas para facilitar la accesibilidad.

Versiones

Como decíamos, la Kangoo es una de las más características de todos los modelos que se dan por parte de la firma del rombo. Una furgoneta que siempre ha sido bien recibida por el público desde su primera llegada en 1997. Desde entonces, hemos visto hasta cuatro generaciones, siendo esta, la del Kangoo ZE la última de la casa de Renault.

Renault Kangoo ZE eléctrica diseño

De todas formas, tampoco podemos decir que sea el primer modelo enteramente electrificado de su clase. De hecho, este el segundo. Es verdad que el primero no tiene la nomenclatura ZE, pero sí es una Kangoo. Aquella es la E-Tech, que entra de lleno en la nueva gama de la variante y que, debido a sus utilidades (no es un vehículo profesional como tal) tiene prestaciones bastante más amplias que la que nos atañe.

Esto lo vemos, por ejemplo, en lo que equipa un motor de 72 kw (102 CV) y 245 Nm de par, unido a una batería de 33 kWh. Con él, la marca francesa anuncia una autonomía de 265 kilómetros, bajo el ciclo WLTP. En lo que nos atañe, la ZE lo hace con un motor que entrega 44 kW (60 CV). Esta dio el avance de su versión de combustión, la cual, en su última especificación, lo hacía entregando 130 CV.

Motor y baterías

En lo que compete a las entrañas más profundas del vehículo, lo que tenemos es un coche que, si bien no ha dado la evolución prestacional que sí podría dar lugar con la 100% eléctrica alternativa, sí mantiene un sistema de propulsión bastante favorable para todos los que buscan un coche eficiente y de buen rendimiento.

Ya sea para trabajar o para desplazarse de una forma cómoda, esta variante eléctrica presenta una autonomía prevista entre cargas de 300 km, según el ciclo WLTP. Tiene un motor eléctrico de 44 kW de potencia (el equivalente a 60 CV) y 245 Nm de par máximo que está alimentado por una batería de iones de litio de 44 kWh.

Esta batería, con una refrigeración por agua, puede recargarse con potencias de hasta 11 kW gracias al cargador trifásico embarcado, aunque en opción es posible reemplazarlo por uno de 22 kW. También tiene la posibilidad de, en lugar de usar corriente alterna, realizar cargas con continua. En este caso, la potencia máxima de carga es de 80 kW, con lo que puede recibir energía para hacer 170 km en 30 minutos. La misma incluye un programa con varios modos de conducción adaptado a las necesidades del momento. De todos los modos, el ECO limita la potencia del motor para mejorar el rendimiento de la batería.

Consumo

Entre los factores que más diferencian a los vehículos de este rango de autonomía y motorizaciones bastante prestacionales, como ocurre con la furgoneta eléctrica de Renault y su Kangoo ZE, es que suelen tener unos gastos de consumo, a priori, más bajos que los turismos, ya sean compactos, utilitarios, urbanos o SUVs.

Renault Kangoo ZE eléctrica consumo

Por el lado contrario, en un posible más extremo, puede ser que estas furgonetas tengan unos niveles de kWh a los 100 kilómetros más elevado, pero por lo general no es lo que suele ocurrir. Y ahí, son muestras como esta la que nos dicen que podemos estar tranquilos, puesto que tampoco gastaremos niveles excesivamente altos.

Eso sí; como ocurre con todos los vehículos eléctricos, no se consume lo mismo en ciudad que en autopista a 120 km/h, por ejemplo. Pues bien, en ciudad, según el ciclo WLTP, su consumo es de 15,2kWh/100 km, lo cual suena genial para repartidores y otro tipo de trabajadores, o incluso taxistas. Algo que menciona la marca es que, más allá de estas cifras que pueden ser más habituales o no, dependerán en parte de la conducción que se haga. Es por esto que, tal y como dice la marca del rombo, con ella es posible que bajemos estas cifras hasta, por ejemplo, los 13 kWh altos o 14 bajos.

Interior y acabados

Entre la versión de pasajeros y la profesional encontramos algunas diferencias estéticas, más allá de las puramente prácticas. Entre ellos, lo que vemos es que La Renault Kangoo ZE que estamos viendo hace un menor uso de sistemas tecnológicos que sí podemos encontrar en la E-Tech que nos hemos referido en el punto anterior.

Interior Renault Kangoo ZE eléctrica

Es más; podemos decir que no es un vehículo que porte muchos complementos a bordo como sí puede hacer su opción alternativa o los modelos híbridos enchufables y otros puramente electrificados, como los Mégane o Captur, sin ir más lejos. Por tanto, no; no es un coche que se antoje precisamente favorable en este aspecto.

El motivo de ello es que está más pensado para labores cotidianas, especialmente para aquellos que necesitan un vehículo que transporte materiales pesados y otras herramientas, más que pasajeros. Asimismo, lo que sí vemos es que ofrece una buena habitabilidad, suficiente entre conductor, copiloto y pasajeros, así como una gran comodidad de uso al volante.

Equipamiento

En ambos modelos, los únicos cambios en el interior se encuentran en los cuadros de relojes, que ofrecen una información distinta, no hay cuentarrevoluciones, se sustituye por el indicador de nivel de carga de las baterías, la pantalla del ordenador puede indicar la autonomía restante en kilómetros.

Multimedia

También hay una pequeña aguja que indica la demanda o recarga instantánea. Es realmente sencillo de entender y no requiere periodo de aprendizaje. Aquí se hallan dos equipamientos, pero que tampoco van mucho más allá ni se diferencian en exceso. Aquí, uno (el de serie y más básico) muestra los puntos de recarga disponible y en algunos países mostrará el radio de acción de la autonomía.

La palanca de cambio es como la de un automático, pero sin opción de modo manual porque no hay marchas que cambiar. Como hemos dicho la habitabilidad no cambia en ambos modelos. Luego tenemos el Fluence, algo más completo. En él se da un sistema que incluye los asientos calefactables, una pantalla multimedia de acción para los sensores de aparcamientos y la conectividad Bluetooth.

Extras

Con relación a los extras, la marca de la firma gala dice que contamos con un paquete final y complementario. Un paquete que ofrece las mejores condiciones del mismo y con tecnologías para conducir. Son algo reducidas en comparación con otras, por supuesto, pero hay que tener en cuenta del coche del que se trata.

Estas son las del acabado más completo que añade los faros Full LED, pedales de aluminio, cristales laminados, los asientos del conductor con reglaje eléctrico, portón trasero con función manos libres, y el sistema de aparcamiento asistido. Asimismo, podemos incluir la que es la frenada de emergencia con detector de peatones, el cambio automático de luces largas a cortas o el detector de señales de tráfico.

Mantenimiento

La garantía es uno de los aspectos más importantes a la hora de dirigirnos a la compra de un coche nuevo, y en el caso de la Renault Kangoo ZE, también. Es cierto que este tipo de coches no utilizan tantos sistemas complejos que puedan hacer que su fiabilidad sufra, como suele ocurrir con los de combustión.

Mantenimiento

Lo que sí que tener en cuenta que sigue siendo un vehículo electrónico con motriz y piezas integradas, por lo que siempre habrá que hacerle una revisión. En el caso de esta furgoneta ocurre lo mismo. Los motores eléctricos no necesitan un sistema de refrigeración como los de combustión, pero sí necesitan refrigeración y, por ello, también es necesario cambiar el líquido refrigerante.

En este caso, y según las cifras que maneja la compañía, el propietario puede ahorrar hasta 840 euros por año en costes de funcionamiento, especialmente porque no necesita cambios de aceite ni filtros. Eso sí; tampoco es que no tengamos que hacerles nada. Como cualquier cosa, necesitan sus cuidados. Por esto, la firma recomienda mandarlo a revisión cada 40.000 kilómetros para comprobar los diferentes niveles de neumáticos, filtros del habitáculo, escobillas, líquido de frenos…

Garantías

En su caso, para este tipo de furgoneta familiar o laboral, los galos nos presentan una garantía sobre las baterías de 8 años o 100.000 km. En ese tiempo se conservará, como poco, el 70% de su capacidad. A valorar, la denominada como Garantía total de Renault cubre también defectos de fabricación, pintura y perforación.

En caso de incidente (avería, defecto de pintura, perforación de la carrocería), podrás visitar un taller oficial con el manual de mantenimiento y garantías. O lo que es lo mismo; solo un técnico oficial puede valorar si el defecto puede repararse bajo la garantía comercial de la marca. Actualmente, por ley, lo hace dentro de un marco legal de 2 años.

Pero, además de estos dos años de garantía, en Renault nos dan la oportunidad de ampliarla hasta un máximo de cuatro. Este plazo, previo pago cuando hagamos la compra del coche. Dispondremos de la furgoneta con el máximo rendimiento y en las mejores condiciones durante del doble de tiempo.

¡Sé el primero en comentar!