La CMT quiere aumentar la competencia de banda ancha en Canarias

La CMT quiere aumentar la competencia de banda ancha en Canarias

Redacción

La Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT) está dispuesta a impulsar la competencia en el mercado de la banda ancha en las Islas Canarias. Para ello ha presentado una propuesta de regulación del mercado mayorista en la región después de comprobar que se trata de una de las zonas con menor competencia.

La CMT quiere que el mercado canario de la banda ancha tenga un nivel similar de ofertas para sus ciudadanos que otros de la Península. En su nueva propuesta quiere obligar a Movistar a alquilar los sistemas de cable submarino en Canarias a unos precios razonables, que deberán contar con la aprobación del regulador. Su objetivo es que la ruta Península-Canarias quede desregularizada en el plazo de medio año desde la aprobación de la nueva regulación. De este modo, los dos sistemas de cable submarino alternativos a Movistar (Canalink y WACS) aumenten la presión competitiva y reduzcan sus precios minoristas.

Desde la Comisión se subraya como dato a tener en cuenta la alta cuota de mercado que tiene Movistar en la zona y que muestra la escasa competencia que se da en Canarias. El regulador asegura que ésta "es superior a la del resto del Estado: si en la Península se sitúa en torno al 48%, en las Islas Canarias supera el 70%", un porcentaje que el regulador parece dispuesto a reducir ayudando al resto de compañías a aumentar su presencia en la comunidad insular.

Aunque en desde la última revisión del mercado se ha visto una mejora "muy considerable" de los niveles de competencia en los servicios de banda ancha en Gran Canaria y Tenerife, la CMT quiere dar un nuevo empujón en este sentido. Se uniría al dado en 2010, cuando la Comisión rebajó en un 29% los precios mayoristas de las líneas a través del cable submarino.

El regulador ha destacado el aumento en la presencia de los operadores alternativos en esta zona así como la llegada de las conexiones de Ono. El operador de cable empezó a ofrecer sus conexiones de 30, 50 y 100 megas a pymes y autónomos en febrero de este año, un avance dentro de una región que cuenta con una media de velocidad de conexión a Internet entre las más bajas del país. No obstante, la llegada de la fibra óptica de Movistar a Gran Canaria según confirmó su Ayuntamiento meses atrás también servirá para mejorar esta media, lo que por otro lado podría servir para que el operador histórico siguiese ostentando una alta cuota de mercado.

¿Conseguirá el regulador que se dé la llamada "competencia efectiva" con su nueva propuesta? Por ahora la resolución publicada no es definitiva, ya que se plantea como una "consulta pública" al sector y a buen seguro todos los operadores tienen cosas que aportar. Asimismo, la Comisión Nacional de la Competencia (CNC) y la Comisión Europea también han de pronunciarse, por lo que parece que el efecto buscado está lejos de producirse de una forma inmediata.