¿Cómo responderán los operadores rivales a la fuerte apuesta de Movistar Fusión?

Desde ayer es posible contratar Movistar Fusión. El operador histórico ha dado un golpe en la mesa en el sector de las telecomunicaciones al empaquetar sus servicios de banda ancha fija y móvil desde 49,90 euros al mes, lo que obliga a sus rivales a lanzar una oferta a la altura.

Movistar está dispuesta a quitarse por fin el sambenito de operador más caro en España y uno de los más caros en Europa. La compañía, que vio cómo bajaba su cuota de mercado tanto en banda ancha fija como en el mercado móvil, a un ritmo acelerado en los últimos años ya mostró síntomas de mejoría en su política de tarifas al reducir el precio del ADSL meses atrás. Pero ha sido el lanzamiento de Movistar Fusión el gran dardo envenenado que por ahora no han sabido repeler sus rivales.

Se trata de una oferta sin igual por el momento. Los usuarios que tengan su ADSL y móvil con el operador pagarán 49,90 euros al mes más IVA por estos servicios, incluyendo 500 minutos en llamadas móviles y conexión de Internet móvil con límite de 1 GB a máxima velocidad. Si el usuario tiene acceso a la cobertura de fibra óptica del operador, el precio por navegar a 100 megas sube 10 euros, mientras que si quiere contratar Movistar Imagenio (con Canal+ Liga y Canal+ Liga de Campeones incluidos) las cuotas ascienden a 79,90 euros mensuales y 10 euros más si acceden con fibra óptica y con calidad de imagen HD.

Situación de los operadores alternativos

Estamos, por tanto, ante unas condiciones que no ofrece ningún operador pero que han de intentar igualar si no quieren ver cómo los usuarios acuden en masa a Fusión. Sin embargo, la respuesta dada por ahora brilla por su ausencia. El segundo operador en móvil y el tercero de los alternativos de ADSL, Vodafone, ya ha anunciado que podría acudir a Bruselas para impedir que se comercialice esta oferta dado que ve complicado replicarla en sus condiciones. En cambio, la CMT no ve problemas en que pueda hacerlo, por lo que parece complicado que sean las instituciones europeas las que intervengan. Por su parte, Orange, que sigue sumando usuarios en móvil y banda ancha, no se ha pronunciado.

En el caso de Jazztel, el operador ofrece su particular servicio empaquetado de ADSL de hasta 30 megas, llamadas e Internet móvil. Por 19,90 euros (más cuota de línea e IVA), los usuarios pueden contratar su conexión fija junto a 100 minutos en llamadas desde el móvil y 100 MB de datos para utilizar en su terminal.

Obligada réplica de los operadores de cable

Los operadores de cable se perfilan como el segmento con mayor necesidad de responder a Movistar. La oferta del operador histórico deja a Ono, cablera con más cobertura a nivel nacional, en una situación de contraataque. Por ahora ofrece sus 30 megas junto a 300 minutos de llamadas móviles y 100 MB de datos a 34,90 euros, pero a este precio hay que unirle la cuota de línea de 14 euros (algo que no sucede en el precio de Fusión) y el correspondiente IVA. Por 1 euro menos en su precio final cuenta con la opción de 12 megas junto a 500 minutos móviles y banda ancha móvil de 200 MB.

No obstante, en sus conexiones de alta velocidad (50 y 100 megas) no hay una oferta junto a servicios móviles, por lo que el precio queda por detrás del ofrecido por Movistar en sus paquetes Fusión. En lo que se refiere a operadores regionales también es de esperar una oferta más contundente a la que ofrecen por el momento con sus distintas combinaciones de conexiones fijas y móviles así como sus respectivos servicios de televisión.

El ADSL y móvil de Pepephone como opción alternativa

Otra oferta que podría ser una alternativa razonable a Fusión es el ADSL que prepara Pepephone. Por 23 euros al mes como precio definitivo para la conexión fija habría que sumarle lo que el usuario gaste en teléfono móvil y quizá sí consiga ser más económica esta opción que Fusión siempre que el usuario no haga un uso muy intensivo de llamadas e Internet móvil.