El Gobierno se compromete a impulsar las conexiones de fibra a 100 megas

El Gobierno se compromete a impulsar las conexiones de fibra a 100 megas

Redacción

Recientemente los operadores reclamaban mayores facilidades para proceder al despliegue de redes de fibra óptica e impulsar así la banda ancha ultrarrápida en España. El Gobierno ha respondido asegurando que reformará el "marco regulatorio" de forma inmediata y que las conexiones de 100 megas proliferen en nuestro país.

La fibra óptica pegó un importante salto en cuanto a cobertura en nuestro país en el pasado año 2011 pero todavía queda mucho camino por recorrer. Movistar ha sido uno de los grandes responsables de este despligue, puesto que más de un millón y medio de hogares ya pueden contratar sus conexiones de 50 y 100 megas reales. No obstante, en la actualidad el número de usuarios de este tipo de conexiones sigue siendo muy escaso en comparación con otros países europeos así como al número de hogares en nuestro país, puesto que los últimos datos aportados por la CMT aseguraban que existen cerca de 150.000 usuarios con estas conexiones.

Entre las principales quejas de los operadores para el despliegue de las nuevas infraestructuras está la colaboración con las instituciones públicas, así como los lentos trámites administrativos y las altas tasas que soporta este sector. Los operadores ven en estos aspectos claros obstáculos que frenan el desarrollo de las nuevas redes y no han dudado en reclamar a los organismos públicos una mejora de las condiciones para hacer realidad los objetivos propuestos por la Agenda Digital europea: que todos los usuarios naveguen al menos a 30 Mbps en 2020 y la mitad de ellos tengan conexiones de 100 Mbps.

El nuevo ministro de Industria, José Manuel Soria, no ha tardado en responder de forma pública al mensaje lanzado desde el sector. "Las reformas ya están en marcha y van encaminadas a muchos objetivos como el de aumentar la competencia real en un marco regulatorio seguro para todos los operadores, así como lograr la igualdad en el acceso a los distintos servicios para disminuir la brecha digital", explicaba el político. Por ello, Soria asegura que su objetivo más inmediato será "eliminar las trabas burocráticas que dificultan la inversión de los operadores".

De este modo, parece que en  los próximos años se vivirá un importante auge en el despliegue de nuevas infraestructuras en nuestro país. Si el Gobierno toma medidas eficaces en este sentido, podríamos asistir a una mayor inversión no únicamente de un operador como sucede en este caso con Movistar (aunque Orange también está desplegando su red FTTH a menor escala).

El citado operador alternativo insistió recientemente en la necesidad de realizar una "inversión conjunta entre todos los operadores" para acelerar el despliegue de las nuevas redes. En este punto la eliminación de las citadas "trabas" podría ser clave. ¿Asistiremos a corto plazo a una explosión de las conexiones ultrarrápidas en España gracias a las medidas que teóricamente tomará el Gobierno?