SmartTV : Así será la televisión en los próximos años

SmartTV : Así será la televisión en los próximos años

Javier Sanz

El futuro de la televisión está atravesando un momento crucial. La convergencia digital parece estar a punto dar uno de sus pasos más esperados. La televisión está más cerca que nunca de convertirse en el centro de entretenimiento interactivo prometido en el que Internet tomará la responsabilidad del entretenimiento familiar. Estas son algunas de las claves para que suceda.

Una historia de amor complicada

Llevamos años leyendo (y viviendo) las bondades que supone la convergencia digital y la forma en la que está cambiando nuestras vidas. Por un lado el idilio entre Internet, el mundo de la telefonía móvil y el de la informática tradicional parece vivir una época dorada.

La evolución en este sector no ha dejado de avanzar de manera espectacular durante los últimos años. Los smartphones ya forman parte de la vida de millones de personas y han cambiado a manera en la que realizábamos innumerables tareas cotidianas. La revolución anunciada fue todo un éxito. ¿Qué ha pasado con la televisión? Varias son las causas que indican los expertos como responsables del despertar tardío de la televisión digital y su poco éxito como abanderado del entretenimiento en casa.

Por un lado, los grandes actores en el juego no se han posicionado claramente. Ni las televisiones, con ofertas digitales en su mayoría pobres o directamente inexistentes. Ni los líderes en el mundo de la informática e Internet (como Apple y Google), que a pesar de tener planes para aterrizar en el mundo de la tele no han realizado todavía apuestas fuertes en el sector.

Lo que nos espera en 2012

Entonces, ¿quién está poniendo de su parte para que las cosas cambien? Por un lado cabría destacar el papel que los fabricantes de televisiones están tomando para acelerar el curso de los acontecimientos.

Primero fue la revolución de las pantallas en 3D, ahora falta apuntalar la convergencia digital integrando la tele al resto de dispositivos de entretenimiento doméstico. En muchos casos los responsables de liderar el cambio son marcas que ya tienen experiencia en el mundo de la informática y la telefonía (como Samsung o Toshiba). Sus credenciales representan una garantía de que la transición va a ser un éxito.

Por lo que se ha podido ver en el pasado CES 2012, los protagonistas del año que viene serán los televisores conectados a Internet. Hace años que la manera de consumir entretenimiento está cambiando drásticamente y estos nuevos terminales parecen por fin la primera apuesta clara de los fabricantes para adaptarse a los nuevos tiempos. Las televisiones con sistemas operativos Android o Ubuntu ya son una realidad y ayudarán sin duda a remontar un sector en plena metamorfosis.