Expedientan a los grandes operadores por abusar frente a los virtuales

Expedientan a los grandes operadores por abusar frente a los virtuales

Redacción

¿Abusan los operadores tradicionales de su posición a la hora de competir con los Operadores Móviles Virtuales? La Comisión Nacional de Competencia (CNC) considera que hay "indicios racionales" de ello, por lo que ha decidido abrir un expediente sancionador a Movistar, Vodafone y Orange.

La CNC continúa vigilando las prácticas de las grandes compañías de telefonía móvil y su relación con los OMV, las compañías de bajo coste que operan a través de sus redes y que continúan arrebatando usuarios a los operadores tradicionales. Si hace un año el organismo encargado de velar por las buenas prácticas competitivas abría un expediente sancionador a Movistar, Vodafone y Orange por "haber aplicado precios excesivos en los servicios mayoristas de originación y terminación de mensajes cortos", en esta ocasión vuelve a perseguir sus prácticas.

El nuevo expediente sancionador ve "indicios racionales" de abuso en la "posición de dominio" de estos operadores a la hora de fijar los precios que cobran por el alquiler de sus redes a los OMV con el fin de reducir los márgenes de beneficio de estas pequeñas compañías. Hace un año el motivo eran los precios mayoristas de los SMS y los MMS, pero la CNC hace referencia ahora a los "servicios mayoristas de originación y terminación de llamadas de ámbito nacional" y los "precios de los servicios minoristas de llamadas móviles, especialmente en el segmento empresarial", según se desprende de la información publicada por El País.

El expediente llega tras la denuncia por parte de BT España. El operador asegura que en nuestro país ha sufrido dificultades para extender el negocio en el segmento empresarial por el citado "precio mayorista y minorista de terminación de llamadas de ámbito nacional". La compañía se siente claramente perjudicada por estos obstáculos.

Imposibilidad de ofrecer tarifas más económicas

Al tener que pagar un precio excesivo a las grandes compañías, los OMV se encuentran limitados a la hora de ofrecer tarifas más económicas a los usuarios. A pesar de ello, los precios en las llamadas por parte de estos operadores son considerados de bajo coste, puesto que son más baratos que la mayoría de las tarifas de los operadores tradicionales, tanto a nivel de llamadas como de envío de mensajes, pero sus beneficios podrían ser mayores de no ser por estas presuntas prácticas de abuso de posición de los grandes operadores. Durante los próximos 18 meses Competencia instruirá y resolverá este expediente que podría acabar con una multa para Movistar, Vodafone y Orange.