Varapalo judicial a Promusicae en su persecución a los usuarios de P2P

Varapalo judicial a Promusicae en su persecución a los usuarios de P2P

Redacción

Duro golpe de la Audiencia Nacional a las pretensiones de Promusicae (Asociación de Productores de Música de España). El tribunal ha negado a esta asociación el permiso para utilizar un sistema de espionaje a los usuarios de redes P2P para denunciarles por "piratería".

Dolorosa derrota de Promusicae por decisión de la Justicia española en su cruzada contra los usuarios de redes P2P de intercambio de archivos. La asociación, empeñada en la ilegalidad de intercambiar contenidos protegidos con derechos de autor así como de páginas web con enlaces a los mismos, emprendió hace unos años una batalla cuyos resultados saltan a la vista por su nulidad.

El diario Público se hace eco de la sentencia de la Audiencia Nacional en la que se negaba a la asociación de Antonio Guisasola el permiso para instalar un sistema espía en redes como eMule o BitTorrent con el fin de recabar información sobre los usuarios que descargaban contenidos protegidos con derechos de autor. Su objetivo una vez recopilada toda esta información sería el presentar denuncias masivas contra los internautas acusándoles de violar la propiedad intelectual y acto seguido solicitar a los operadores la desconexión de éstos.

Sin embargo, Promusicae se va a quedar con las ganas por el momento. La sentencia de la AN señala que la dirección IP de cada usuario es un "dato de carácter personal" y que es necesario el consentimiento de la persona para tratar este dato al no considerar Internet como fuente accesible al público.

En su momento fue la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) quien negó la solicitud a Promusicae. La asociación se aferró a la única posibilidad contemplada por la ley para pedir este dato sin el permiso de la persona, aquella que sucede cuando "la información al interesado resulte imposible o exija esfuerzos desproporcionados". La AEPD niega esta nueva solicitud porque cree "que los datos que pretende recabar Promusicae son datos de trafico asociados a comunicaciones con los que pretende elaborar un listado y obtener la identificación sino directa sí indirecta para que se les corte el suministro a los usuarios y considera que de este modo se puede ver afectado un servicio básico como es el acceso a Internet".

"El simple hecho de que se pueda ver la dirección IP de quien comparte un fichero en una red P2P no significa que se pueda recabar ese dato personal sin el consentimiento del titular de la IP", argumentó la agencia. Lejos de quedarse conforme, Promusicae acudió a los tribunales y aquí está el resultado.

A buen seguro Promusicae no se rinde en sus intentos por luchar contra los usuarios y ya sabemos hasta qué punto puede ejercer presión, como se demostró con la elaboración de la Ley Sinde. Si ésta, como todo apunta, fracasa solicitará que se endurezca y que se permita por ley la persecución a los usuarios de P2P. ¿Lo conseguirá algún día?