Los usuarios podrán alquilar películas a través de Facebook desde 3 dólares

Una de las mayores distribuidoras de cine, Miramax y la red social por antonomasia, Facebook, lanzan Miramax eXperiencie, una aplicación a través de la cual poder alquilar películas usando la red social como plataforma. El futuro del negocio cinematográfico está en camino.

Si hay una firma que está creciendo a pasos agigantados, ésta es sin duda Facebook. Lo que empezó siendo una web destinada a los estudiantes de Harvard se ha convertido en una red social que pone en contacto a más de 500 millones de suscriptores. Esta circunstancia ha llevado a muchas empresas a aprovechar su tirón para anunciar y promocionar muchos de sus productos. Ello se hace especialmente palpable en la industria del videojuego, con la que Facebook viene estrechando lazos, hasta el punto de que muchas compañías lanzan juegos para la plataforma, o bien integran la red social dentro de sus títulos. El último en anunciarlo, Konami, nada menos que para su PES 2012.

Pero parece que Facebook está dispuesta a convertirse en la mayor plataforma de ocio de la Red, y sus tentáculos quieren extenderse por otros sectores del entretenimiento. Ahora, la red social dará el salto al mundo del cine, gracias a su colaboración con la productora y distribuidora Miramax, a través de un experimento llamado Miramax eXperiencie.

Con este proyecto, se quiere dar inicio a un ambicioso plan: ofrecer al público películas a través de Facebook. ¿Cómo? Por ahora en régimen de alquiler a cambio de 30 Facebook Credits, equivalente a tres dólares americanos. A través de dicha aplicación, el usuario podrá disponer de una película que podrá visualizar las veces que quiera, eso sí, durante 48 horas, que es lo que dura el tiempo del alquiler.

Por ahora Miramax eXperience, en la que están colaborando Ooyala y AllDigital, está en fase beta, ofreciendo hasta 20 títulos diferentes, entre ellos algunas películas míticas de los 90 como Pulp Fiction, si bien sólo está en funcionamiento en EEUU, Reino Unido y Turquía, y próximamente lo hará en Francia y Alemania. El objetivo es, lógicamente, extenderse por todo el globo terráqueo, e incluso, la distribuidora está pensando en incluir, junto al alquiler, la posibilidad de comprar películas.

Miramax se une así al cada vez mayor elenco de grandes empresas que finalmente han visto la necesidad de cambiar la estrategia de negocio en el sector cinematográfico, y abandonar la postura inmovilista aún dominante y auspiciada por los gobiernos. En Miramax lo tienen muy claro: «Creemos mucho en Facebook y en lo que podría significar para el futuro de este negocio» ha subrayado su director ejecutivo, Mike Lang.