Los operadores ralentizan YouTube para presionar a Google y que pague por usar sus redes

Los internautas franceses podrían estar sufriendo en sus carnes las medidas de presión que estarían tomando los principales operadores de banda ancha para forzar a Google a pagar a éstos por el empleo de sus redes. La ralentización en la carga de los vídeos de YouTube sería la polémica medida adoptada.

Según podemos leer en El País, los usuarios de banda ancha de Francia están emitiendo numerosas quejas por la tardanza en la carga de vídeos en YouTube. Algunos aseguran que el visionado de un archivo en streaming puede llegar a tardar de 5 a 15 minutos cuando lo habitual es un tiempo de carga mucho menor.

Aunque los operadores rechazan estas acusaciones, los usuarios ya han comenzado a atribuir el problema a las reclamaciones de las compañías para el pago de la llamada "tasa Google". Los operadores Orange, SFR y Free podrían estar ralentizando a propósito este servicio para reclamar que el buscador pague por el uso que hace de sus redes y colabores así con la inversión en nuevas infraestructuras que mejoren la capacidad para administrar el creciente volumen de tráfico.

Las compañías aseguran que sólo el año pasado el tráfico de YouTube se dobló, mientras que los años anteriores este crecimiento rondaba el 30%. La migración de usuarios desde la televisión a la Red -tendencia cada vez más generalizada- y la incipiente oferta de contenidos en Alta Definición en el portal serían los causantes de este crecimiento. Otros portales como Megavideo también criticaron en su momento que los operadores habían empleado estas controvertidas prácticas en sus servicios, algo que acaban sufriendo directamente los internautas.

El reclamo de la "tasa Google" comenzó el pasado año, cuando el presidente de Telefónica, César Alierta, lanzó la posibilidad de que los proveedores de servicios en Internet pagasen por usar las infraestructuras de los operadores. "Es evidente que los buscadores de Internet utilizan nuestra red sin pagar nada, lo cual es una suerte para ellos y una desgracia para nosotros. Pero también es evidente que esto no puede seguir así", advirtió Alierta. "Las redes las ponemos nosotros, los sistemas los hacemos nosotros, el servicio de posventa lo hacemos nosotros: lo hacemos todo. Esto va a cambiar, estoy convencido", aseguró.

Sin embargo, no está muy claro que esto vaya a ser así. Desde la Comisión Europea ya se ha advertido que este tipo de prácticas que podrían realizar los operadores irían contra las directivas comunitarias, lo que les podría suponer un problema legal. Asimismo, la mayoría de proveedores de contenidos como Google o Skype no consideran que deban pagar a los operadores, ya que sin sus servicios no tendrían sentido estas redes. ¿Tomarán este polémico ejemplo los operadores españoles para presionar a Google?