Qué hacer si YouTube va lento o los vídeos no cargan

Qué hacer si YouTube va lento o los vídeos no cargan

Roberto Adeva

YouTube es uno de los servicios de Google que más ha ido creciendo con el paso del tiempo. Sus números lo dicen todos y no hay más que fijarse en los millones de usuarios que visitan la plataforma a diario, ya sea para reproducir contenidos o para subir sus propios vídeos. Sin embargo, esto no quita que el servicio pueda fallar en un momento determinado. Si te has encontrado con que YouTube va lento, te mostramos cuáles pueden ser los problemas y cómo solucionarlos.

Lo cierto es que si nos encontramos con que la plataforma va lenta, los vídeos tardan más de lo normal en cargar o se producen continuamente parones en la reproducción, la experiencia se vuelve bastante mala. Esto puede ser causa de problemas con nuestra conexión, algo que esté fallando en el navegador o que el propio YouTube tenga algún tipo de error en sus servidores.

Posibles problemas y soluciones si YouTube va lento

Reiniciar el dispositivo, navegador y la aplicación

Aunque suele ser lo primero que se nos viene a la cabeza cuando nos encontramos con algún problema de este tipo, no está demás recordar que probar a reiniciar el dispositivo que estamos usando para reproducir los vídeos de YouTube, el navegador o la aplicación si es el caso, es una de las primeras cosas que debemos hacer para intentar solucionar los problemas de lentitud.

En el caso de que estemos reproduciendo contenido desde el navegador en nuestro escritorio y nos encontremos con que YouTube va lento, lo primero que podemos hacer es probar a cerrar algunas ventanas o pestañas del navegador si tenemos muchas abiertas, e incluso reiniciar el navegador si es necesario.

También podemos probar a reiniciar el equipo por completo si los problemas continúan, comprobar que tengamos la última versión del navegador o reiniciar el router.

Si estamos usando un móvil o tablet, entonces será conveniente probar a cerrar otras apps que tengamos abiertas además de YouTube, cerrar y volver a abrir la app de la plataforma de Google, hacer un reinicio del móvil, borrar la caché de la app de YouTube, comprobar si hay alguna actualización disponible de la app o bien probar a desinstalar y volver a instalar la aplicación de YouTube en el móvil

Conexión lenta

La causa más habitual de que YouTube vaya lento suele ser, sin duda, una conexión a Internet lenta o que cierto problema en nuestra conexión haya reducido la velocidad. Para salir de dudas, lo primero que podemos hacer es comprobar el estado de nuestra conexión. Para ello, lo más sencillo es echar mano de un servicio como testdevelocidad. Un sitio en el que se realizará un test de nuestra conexión para indicarnos la velocidad de subida, bajada e incluso la latencia.

El resultado que nos ofrezca ya nos indicará si el problema es de nuestra conexión o no. En el caso de que nos encontremos con resultados muy por debajo de los esperados, entonces tendremos que ponernos en contacto con nuestro proveedor de Internet para informar de la avería.

Si de primeras ya contamos con una conexión lenta o queremos seguir reproduciendo vídeos de la plataforma de Google, hay algunas recomendaciones para tratar de evitar que YouTube vaya muy lento. Lo primero de todo, intentar tener una conexión física con nuestro router, es decir, conectar nuestro ordenador al router por cable. Ahora bien, si estamos usando un dispositivo móvil, entonces debemos revisar la posición de nuestro router, evitando interferencias, cambiar de canal para ver si la velocidad aumenta o incluso cambiar la contraseña del WiFi por si alguien nos la ha robado y está conectado usando parte de nuestro ancho de banda.

YouTube va lento

Otra opción es hacer uso de los ajustes que nos ofrece la propia plataforma de vídeos para intentar lograr una mejor experiencia con la plataforma. En este sentido, una de las cosas que podemos probar es reducir la calidad con la que se reproducen los vídeos. Esto nos va a ayudar a evitar la carga lenta de los vídeos y que nos encontremos con continuos parones durante su reproducción.

Para ello, pulsamos sobre el icono del engranaje que aparece en la parte inferior derecha del vídeo y a continuación, desplegamos la opción Calidad. Ahí se nos mostrarán todas las calidades en las que podemos reproducir el contenido. Desde el móvil también podemos cambiar la calidad del vídeo tocando sobre el botón de menú, tres puntos, y seleccionando la calidad.

La calidad de nuestra conexión a Internet afecta directamente en nuestra experiencia a la hora de reproducir vídeos de YouTube y la calidad en la que podremos reproducirlos, por lo tanto, es importante tener en cuenta la velocidad real que nos ofrece nuestra conexión para saber cuál es la calidad máxima a la que podré reproducir contenidos de la plataforma sin que la experiencia sea mala, la reproducción sea lenta o nos encontremos con continuos cortes o retrasos.

Ahora bien, también es importante saber que la velocidad de conexión que recibimos en un dispositivo en cuestión no coincida con la que hacemos a la hora de realizar un test de velocidad, puesto que hay diversos factores que podrán afectar, rendimiento de nuestra WiFi si nos conectamos de manera inalámbrica, si tenemos otros dispositivos conectados a nuestra red, etc.

Teniendo esto en cuenta, el propio Google establece la velocidad constante recomendada para reproducir los vídeos de YouTube en función de su resolución. De esta manera, para reproducir un vídeo en 4K se requiere que contemos con una velocidad constante en el dispositivo de al menos 20Mbps, para una resolución de 1080p un mínimo de 5Mbps y 2,5 Mbps para vídeos en HD 720p.

Consumo elevado de los recursos del equipo

Uno de los recursos más preciados de nuestro equipo para conseguir una mejor experiencia mientras navegamos es la memoria RAM. La mayoría de nosotros tendemos a abrir muchos programas a la vez en nuestro escritorio, sin embargo, una acumulación excesiva va a provocar que nos vayamos quedando sin memoria RAM disponible poco a poco.

Por lo tanto, si en ese momento queremos reproducir algún vídeo de YouTube, nos podemos encontrar con que el vídeo no carga o una vez que ha cargado, su reproducción es muy lenta, con parones continuos, etc. En este caso, lo mejor es que cerremos todas las aplicaciones que tengamos abiertas en nuestro equipo y no estemos usando en ese momento.

Si el problema es que tenemos un hardware limitado u obsoleto, entonces nos tendremos que plantear la opción de renovarlo o ampliar la cantidad de memoria RAM, siempre y cuando sea posible.

Problemas en el navegador

Aunque la única aplicación que tengamos abierta en nuestro equipo sea el navegador, es posible que hayamos acumulado muchas pestañas y ventanas abiertas y esté consumiendo demasiados recursos. Si es así, tendremos que probar a ir cerrando todas las ventanas o pestañas que ya no necesitemos tener abiertas. Si es necesario, también es recomendable reiniciar el navegador o cerrarlo y volverlo a abrir.

Los navegadores también tienen su propia memoria caché, donde se almacena información sobre la navegación. Esta memoria se va llenando con las páginas que visitamos y puede que se termine sobrecargando, lo que puede hacer que las webs que visitamos se vayan cargando cada vez más lentas. Si lo que intentamos es reproducir contenido de YouTube, entonces no cabe duda que la experiencia no va a ser la que esperamos. Por lo tanto, es recomendable borrar la caché de nuestro navegador para comprobar si con esto se soluciona el problema.

Servidores de YouTube saturados

Si nuestra conexión no tienen problemas, los recursos del equipo son más que suficientes y hemos comprobado que no tenemos problemas con el navegador, entonces está claro que el problema de que YouTube vaya lento es de la propia plataforma. En este caso, no nos quedará más remedio que esperar a que Google solucione el problema en su servicio y todo vuelva a la normalidad. Mientras tanto, podemos buscar el contenido en otras plataformas alternativas.

Hemos visto también como en ciertos momentos o debido a circunstancias especiales, YouTube puede tomar la decisión de reducir su ancho de banda con el fin de evitar el colapso de Internet. Recientemente, con motivo del gran uso y del colapso en Internet debido a la pandemia del COVID-19 vimos cómo Google anunciaba la reducción del ancho de banda de YouTube. Por lo tanto, esto también es motivo de encontrarnos con una reproducción más lenta de los vídeos de la plataforma, en cuyo caso no tenemos forma de solucionarlo, salvo reducir la calidad de los vídeos para intentar que la reproducción sea más fluida.

Otras alternativas si YouTube va muy lento

Descargar vídeos en local

Dependiendo de cada situación, es probable que podamos descargar uno o varios vídeos en nuestro equipo para poderlos reproducir posteriormente y sin necesidad de conexión a Internet. Por lo tanto, si cuando nos conectamos a una red WiFi en cuestión tenemos el problema de que YouTube va muy lento, podemos descargar ciertos vídeos en local para poderlos ver sin problemas cuando queramos.

Para ello, podemos encontrar un montón de herramientas que prometen este tipo de tareas, ahora bien, hay que ser cautos y únicamente hacer uso de las de mayor confianza. Si buscar cómo descargar vídeos de YouTube, desde el anterior enlace encontrarás distintas herramientas para hacerlo de forma segura.

Echar mano de algún software de terceros

Teniendo en cuenta que para navegar por Internet y visitar YouTube desde nuestro ordenador es necesario hacer uso de un navegador web, podemos echar mano de alguna extensión como Smartvideo que nos permita mejorar la experiencia con la plataforma de vídeos de Google.

Se trata de una extensión que nos permite controlar la reproducción de vídeos y que nos puede ayudar a mejorar nuestra experiencia, sobre todo cuando la carga va lenta o la reproducción se realiza con continuas paradas o cortes.

Se llama Smart Video, es compatible con los principales navegadores como Chrome, Firefox y Safari y lo que hace es seguir cargando el vídeo aunque pausemos la reproducción del mismo y además, no permite iniciar el vídeo si no ha almacenado la suficiente información en el buffer para garantizar que se reproduzca sin cortes.