Ataque masivo contra Sony provoca graves problemas para acceder a PlayStation Network

La persecución de Sony contra los hackers que publicaron las claves de seguridad de PlayStation 3 ha traído daños colaterales a la compañía japonesa. El grupo Anonymous ha lanzado un ataque masivo a través de Internet que lleva horas provocando problemas en PlayStation Network, el servicio de juego online de la PS3.

La reacción a la persecución legal que emprendió semanas atrás Sony contra George Hotz y Graf Chokolo, a quien acusa de haber publicado y distribuido los códigos de seguridad de PS3, no se ha hecho esperar. El grupo Anonymous hizo un llamamiento a sus miembros y todo aquel que rechace las medidas tomadas por Sony para lanzar un ataque masivo de denegación de servicio contra las webs de la compañía y algunos servicios de ésta como PlayStation Network y la PlayStation Store.

Europa Press confirma que los resultados de estos ataques DDoS no se han hecho esperar y que las caídas de estos servicios han sido continuas en las últimas horas. Aunque no tardó en restablecerse del ataque, la web oficial de PlayStation también cayó, pero más serios fueron los problemas con la plataforma de juego online de su consola doméstica, ya que la PSN sufrió continuas caídas que imposibilitaban las partidas en red entre los usuarios. La compañía ha admitido estos graves problemas y asegura que está optimizando su sistema para que no vuelva a suceder algo similar.

Quien tampoco escapó a las iras de los hacktivistas fue la firma que representa a Sony en su batalla legal contra los hackers. La página web de Kilpatrick Townsed también sufrió un ataque del que a estas horas ya se ha restablecido.

Asimismo, un nuevo grupo aparecido en las últimas fechas también se unió a los ataques aunque lo hizo de forma más incisiva y personal. Se trata de SonyRecon, que a través de ataques Dox (ataques que buscan información, robo de identidades para más tarde utilizarla maliciosamente) han empezado a recopilar información personal de algunos ejecutivos de Sony. Robert S. Wiesenthal fue una de las primeras víctimas y han procedido a la publicación de la información confidencial del ejecutivo como su dirección, estado civil, datos de su familia e incluso fotos.

El objetivo de SonyRecon es que esta información se emplee para atacar al directivo con otro tipo de acciones más directas como la publicación de anuncios en páginas web de contactos, enviar a su domicilio cajas de compaías de mensajería o utilizar servicios de Voz IP como Skype para llamarle y mostrar su rechazo a las medidas de Sony. Wiesenthal sólo ha sido el primero, ya que el grupo se ha marcado como "objetivos válidos" tanto "Sony como el juez y los abogados".