Álex de la Iglesia, el ejemplo que debería seguir el Ministerio de Cultura

El cineasta y por ahora presidente de la Academia del Cine, Alex de la Iglesia, cumplió con las expectativas en la Gala de los Goya y pronunció ante los asistentes un discurso en el que recordó que no se puede tener miedo a Internet ya que será el medio que acabe "salvando a nuestro cine".

"No tenemos miedo a Internet. Internet es la salvación de nuestro cine". Así de claro y contundente se dirigió a los presentes el presidente de la Academia, Alex de la Iglesia, quien mantuvo hasta el último minuto en secreto, su discurso para la gala de los Goya, tal y como publica El País. Sin miedo, directo y sin tapujos, Alex de la Iglesia expresó su posicionamiento en referencia a la crisis del mundo del cine, apostando por el cambio y la imaginación, frente a la censura y las medidas punitivas.

Crisis que el director definió de la manera más positiva posible: "Crisis en griego es cambio y el cambio es acción. Nadie se podía imaginar hace años a donde nos podía llevar Internet. Internet no es el futuro, es el presente, sirve para que millones de personas se comuniquen. Es la nueva ventana que se nos abre al mundo". Sin duda, un discurso lleno de honestidad y que, si bien era ya conocido el planteamiento del cineasta respecto a la Ley Sinde, que le llevara semanas atrás a dimitir en su cargo de presidente de la Academia. No deja de sorprender por su tono mediador y mirada crítica hacia la actual industria cultural.

Una industria que, según reconocía ayer De la Iglesia, ve el problema en la solución. Una opinión que coincide con la gran mayoría de usuarios de Internet. La comunidad internauta ,que no dudó en expresar su rechazo a la Ley Sinde durante la gala de ayer noche, donde un gran número de ciudadanos acudió, convocados por el colectivo Anonymous, a manifestar durante la gala sus discrepancias frente a una ley claramente restrictiva y proteccionista.

La ministra de Cultura, Angeles González-Sinde, fue objeto de las iras de los asistentes y se llevó un tremendo abucheo con gritos de "¡Sinde dimisión!". Tanto ella como varios artistas no han dudado en salir en los medios en los últimos días defendiendo esta norma que ha provocado la dimisión, casualmente, de alguien que sí quiere dialogar y hacer las normas desde el consenso, como es Alex de la Iglesia.

El ejemplo lo tienen ahí pero lejos de tomarlo como referente menosprecian la coherencia de un cineasta que ha sabido escuchar y aprender para intentar conciliar una solución. Qué camino tan distinto sería el trazado si una persona con estas características sustituyese a Sinde en su cargo.