Los operadores españoles, partidarios de encarecer las llamadas nacionales si se elimina el roaming

No ha gustado la intención de la Comisión Europea de eliminar el roaming dentro del territorio de la UE antes de 2015 a los operadores españoles. La asociación que engloba a las principales compañías de telecomunicaciones españolas, Redtel, cree que esto supondrá que se aumentarán los precios de las tarifas nacionales.

El presidente de Redtel, Miguel Canalejo, admitió que la eliminación del sobrecoste en la actualidad los operadores cobran en concepto de roaming hará que "algunos ingresos tengan entonces que subsidiar a otros" y calificó la propuesta formulada por la comisaria europea Neelie Kroes como "inadecuada". Canalejo señaló que si la Comisión Europea procede a esta supresión "se saltaría" su propio mecanismo de regulación.

Concretamente, Canalejo se refirió a la propuesta que conocíamos hace unos días por parte de Kroes. La comisaria considera que "las diferencias significativas entre las tarifas y los aranceles nacionales no pueden justificarse en un verdadero mercado único", pero los operadores parecen situarse muy alejados de este punto de vista.

Desde Redtel se insistió en que la supresión de los cargos en itinerancia que actualmente se aplican a los usuarios cuando hablan o navegan desde sus terminales móviles en otro país son necesarios para rentabilizar el modelo de negocio de los operadores, advirtiendo que esta medida dificultaría la inversión en el sector. Según publica elmundo.es, Canalejo recordó que el secotr de las telecomunicaciones es "deflacionista" y que, por ejemplo, desde 2004 a 2009 las llamadas de voz han experimentado un descenso del 40% y que con la medida de la Comisión se produciría un frenazo en estas bajadas de precios para el usuario.

Las declaraciones del presidente de Redtel siguen la línea de las manifestadas la semana pasada por el presidente del órgano regulador de las telecomunicaciones en Países Bajos, Chris Fontejin. Este se mostró muy seguro de que con la eliminación del roaming "bajarán las comunicaciones internacionales y subirán las nacionales".

Después de abrirse esta polémica el operador Vodafone anunció recientemente un descenso en los precios para la utilización de la banda ancha móvil en otros países de la Unión Europea, permitiendo a los usuarios acceder a Internet de forma esporádica desde 2 euros al día.