La cobertura de fibra en España alcanza 8,8 millones de hogares. ¿Por qué lidera el ADSL?

Según ha informado el operador de cable Ono, la cobertura de fibra en nuestro país alcanza ya los 8,8 millones de hogares y negocios. A final del presente 2010 apenas un 28% de estos hogares tendrán una conexión ultrarrápida. ¿Cuál es el motivo que genera reticencias entre los usuarios para contratar estas conexiones? Sin duda, el precio.

"Que la gente no se equivoque, las redes de cable son redes de fibra". Así se ha mostrado el operador Ono en su intervención en el III Encuentro Internacional de la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT), que se celebra este lunes y martes en la sede del organismo regulador. "Además, ofrecen velocidades reales y servicios masivos", ha señalado el operador en información que conocemos a través del periodista Antonio Lorenzo.

De este modo, la compañía ha querido sacudirse las críticas de aquellos que han acusado a Ono de hacer publicidad engañosa ya que la infraestructura del operador es cable coaxial con estándar Docsis 3.0. Por ello ha hecho un llamamiento para que los usuarios se lancen sin miedo a contratar sus conexiones, ya que la cobertura alcanza ya casi 9 millones de hogares y empresas y sólo serán 2,5 millones los clientes de los operadores de cable en nuestro país cuando finalice 2010.

Si a estas cifras le unimos el escaso número de suscriptores (algo más de 300.000 hogares con cobertura) que tienen las conexiones de fibra FTTH que en España se encarga de desplegar Telefónica, vemos la escasa penetración de este tipo de conexiones que permiten velocidades ultrarrápidas en nuestro territorio. El motivo de tan escaso número de usuarios si comparamos con las conexiones ADSL no es otro que el elevado precio.

Durante el próximo año Ono lanzará conexiones de 100 megas a nivel estatal

A pesar de que algunas compañías como la citada Ono están ofreciendo velocidades de hasta 50 megas con garantías y ya tienen en marcha las pruebas en varias ciudades de conexiones de 100 megas, es el precio el aspecto que acaba por despertar las reticencias de los usuarios. Incluso Ono anunció que en 2011 podríamos ver conexiones de 200 megas. La velocidad es magnífica; la cobertura, mejorable; pero el precio, inaccesible para la mayoría de los hogares españoles y de poco servirá que se lancen excepcionales conexiones mientras este último aspecto no pueda ser mejorado.

Enlaces relacionados:

Comparativa de ofertas de banda ancha en España

Los 100 megas de Ono serán más baratos que los de Movistar pero tendrán peor subida

Desestiman un recurso de Telefónica contra la publicidad de Ono y sus 50 megas