El ex monopolio británico apuesta por multar a usuarios en vez de desconectarles

La operadora British Telecom (BT) se ha mostrado partidaria de multar económicamente a los usuarios que descargan en redes de intercambio P2P en vez de cortarles el servicio como sucede en países como Francia.

El director ejecutivo de la operadora británica, Ian Livingston, ha enviado esa propuesta en una carta dirigida al Financial Times en la que insta al Gobierno de Gordon Brown a introducir cambios en la Ley de Economía Digital.

Livingston dice que "los planes para cortar el acceso a Internet a aquellos que intercambian archivos son contrarios a las leyes naturales", a pesar de que se han presentado por parte del Ejecutivo británico como medida para combatir la piratería en Internet.

El dinero recaudado iría destinado a la industria cultural

Livingston propone además que el dinero que se recaude en las sanciones de usuarios sea destinado a paliar los efectos de la piratería en la industria audiovisual. En su misiva también incluye la posibilidad de financiar el despliegue de redes de telecomunicaciones con el dinero recaudado.

En España no habrá medidas punitivas, por el momento

La regulación española no plantea castigos como la desconexión o las multas, sin embargo, la redacción del texto de la Ley de Economía Sostenible deja abierta la puerta a este tipo de acciones en el futuro. De hecho la Coalición de autores ha advertido que si el bloqueo de webs no surte efecto, contemplarán esta serie de acciones.