Europa acepta que cualquier país pueda desconectar a un usuario acusado de usar P2P

El Parlamento Europeo ha suprimido una enmienda que exigía la intervención judicial para cortar la conexión a un internauta. De este modo, acepta que cualquier país pueda desconectar el servicio a un usuario que descargue contenidos protegidos en redes de intercambio P2P.

El Parlamento europeo se había opuesto inicialmente a propuestas como las del Gobierno de Nicolas Sarkozy que permitía desconectar a los usuarios advertidos por descargar contenidos protegidos por derechos de autor. Para ello, redactó la enmienda 138 que establecía que cualquier medida que restrinja derechos fundamentales o libertades de los usuarios "debe tomarse en circunstancias excepcionales" y obligaba a una intervención judicial.

Al suprimirse esta enmienda, el parlamento acepta que las autoridades administrativas de cualquier país puedan desconectar el servicio de Internet sin orden judicial. Un varapalo para el P2P y Asociaciones de Internautas que tanto han defendido nuestros derechos.

El Consejo Constitucional francés acepta la ley contra el P2P

El Consejo Constitucional galo validó la parte esencial de la polémica "Ley Hadopi" que permite desconectar a los usuarios que han sido previamente advertidos. El ministro de Cultura, Frédéric Miterrand, saludó la validación del texto por el Consejo Constitucional y señaló que los primeros mensajes de advertencia a los usuarios que descarguen contenidos audiovisuales ilegalmente comenzarán a enviarse a principios de 2010, "según el calendario previsto".

Las dos decisiones ponen en el punto de mira al P2P en España. De hecho, la semana pasada el secretario de Estado para las Telecomunicaciones, Francisco Ros, anunció que las negociaciones entre la Coalición de Autores y los operadores se materializarán en un anuncio en un breve periodo de tiempo que, previsiblemente, implicará a las actividades de cinco ministerios, Justicia, Interior, Cultura, Educación e Industria.