Reclaman a la Comisión Europea que regule las tarifas de Internet móvil en roaming

La Federación de Consumidores en Acción (FACUA) ha solicitado a la Comisión Europea que regule las tarifas de Internet móvil en el extranjero para forzar a los operadores a bajar los precios.

Bruselas decidió rebajar los precios máximos que cobran los operadores en las llamadas de telefonía móvil. Actualmente, los usuarios de móvil que viajan a otro país de la Unión Europea pagan 43 céntimos por minuto, más impuestos, por las llamadas que realizan en roaming y 19 céntimos por minuto, más IVA, por las que reciben.

Facturas pesadilla en Internet móvil

En el caso de que los usuarios naveguen por Internet a través de banda ancha móvil, la ausencia de una "eurotarifa" provoca que los operadores "se aprovechen" cobrando precios que dan lugar a "facturas de pesadilla".

Por esta razón, el presidente de Facua, Francisco Sánchez Legrán, ha remitido una carta a la comisaria de Sociedad de la Información y Medios de Comunicación, Viviane Reding, en la que le pone de manifiesto que la regulación de las tarifas mayoristas para que baje el precio final.

Precisamente, hace unos días Orange devolvió 11.000 euros a un cliente que se había conectado desde Andorra por no haberle informado previamente de las tarifas en roaming.

Asimismo, FACUA consideró insuficiente la medida que entrará en vigor en julio de 2010, según la cual los usuarios que naveguen por Internet en roaming sufrirán la desconexión del servicio en cuanto superen un consumo de 50 euros. "Esta regulación evitará facturas desorbitadas, pero no garantizará el derecho de los usuarios a navegar en Europa a precios asequibles.