Los operadores no podrán desconectar a los usuarios ni avisar cuando éstos usen P2P

La Comisión Europea ha rechazado que los operadores de telecomunicaciones puedan restringir el acceso de los internautas o ponerse en contacto con los usuarios cuando éstos descarguen contenidos protegidos en redes de intercambio P2P.

De este modo, Bruselas ha descartado la postura del presidente francés Nicolás Sarkozy que pretendía que los propios operadores fueran los que enviaran los avisos a sus clientes cuando éstos realizaran alguna actividad ílicita.

El Ejecutivo comunitario ha mostrado su "respeto" hacia esta propuesta, a pesar de que Sarkozy se opuso a la misma y pidió que fuera rechazada en una carta enviada a Bruselas. No obstante, Bruselas ha reconocido que "ha tomado buena nota" del modelo francés y de la nueva ley sobre la protección de la propiedad intelectual en Internet que pretende acabar con las descargas P2P.