Derrota legal del servicio web para convertir vídeos de YouTube en MP3

Derrota legal del servicio web para convertir vídeos de YouTube en MP3

Redacción

El sitio web YouTube-MP3 tendrá que cambiar su modus operandi. Dedicado a la conversión y descarga de vídeos del portal de Google en archivos MP3, ha perdido una batalla legal en Alemania contra la industria discográfica, por lo que se verá obligado a cambiar sus servicios.

En junio de 2012 nos hacíamos eco de la persecución por parte de Google contra los sitios web que transformaban en archivos MP3 los sonidos de sus vídeos. Uno de los señalados por la compañía propietaria de YouTube era YouTube-MP3, portal que vuelve a saltar a la actualidad tras perder un juicio en Alemania frente a la industria discográfica.

Las amenazas en su momento llevaron a otras plataformas similares al cierre voluntario, pero no fue el caso de este sitio web, que recibe alrededor de 30 millones de visitas al mes. Tras evitar las presiones de Google han sido tres compañías discográficas quienes a través de la asociación BVMI han acudido a los tribunales para que cese su actual actividad.

Éstas argumentaban que mientras el portal aseguraba que solo ofrecía un servicio de conversión y descarga de sonidos, tras ello se daba una infracción de la propiedad intelectual. Según aseguran, el portal almacena en MP3 en sus servidores las canciones previamente solicitadas por otros usuarios de modo que si otro pide la conversión y descarga de un nuevo archivo el sitio le ofrece una copia del MP3 guardado, lo que para las compañías es una clara vulneración del copyright.

«El conversor online de YouTube-MP3 está hecho simplemente a base de canciones para descargar sin licencia«, señalan desde BVMI, quienes también afirman que el servicio engaña a sus propios usuarios con su modus operandi. El juez ha dado por cerrado el caso y ha condenado al portal a pagar las costas del procedimiento.

A pesar de esta sentencia, la industria no puede cantar victoria por completo. El sitio web cambiará su forma de proceder pero seguirá ofreciendo conversión de vídeos a MP3, algo que disgusta en el entorno discográfico ya que considera que tanto «éste como otros servicios se están beneficiando económicamente a través de la publicidad de las obras de artistas que no reciben compensación en modo alguno». ¿Surtirán efecto estas presiones de cara a un hipotético y futuro cierre de la web?