Movistar ofrecerá sus 100 megas de fibra a 3,8 millones de hogares antes de 2014

La fibra óptica seguirá jugando un papel primordial en los planes de Movistar tanto a corto como a medio plazo. El operador ha confirmado que en los próximos meses la cobertura de su red de nueva generación alcanzará los 3,8 millones de hogares.

Luis Miguel Gilpérez, presidente de Telefónica España, ha expuesto el compromiso del operador con la banda ancha de alta velocidad tanto móvil como fija. Según expuso en el 27º Encuentro de Telecomunicaciones celebrado en Santander, «Telefónica avanza hacia la creación de una red integrada de banda ancha ultrarrápida diseñada para el futuro, más ligera, más ecosostenible, más eficiente, con mayor capacidad y que se acerca más a las necesidades de los clientes y a los servicios que demanda el nuevo mundo digital».

No en vano, el operador histórico ha sido el principal impulsor de la tecnología FTTH (fibra óptica hasta el hogar en sus siglas en inglés) en España. En los últimos dos años el despliegue de su red de fibra ha sido notable, hasta el punto de alcanzar actualmente los 2,7 millones de hogares con cobertura de sus conexiones de 100 megas. No obstante, la compañía no levantará el pie del acelerador y espera finalizar el año con casi 4 millones de hogares con posibilidad de acceder a su nueva red.

En lo que a número de clientes de estas conexiones se refiere, Movistar cerrará el año con más de medio millón de líneas FTTH contratadas. Esto supone un incremento reseñable respecto a periodos anteriores. A finales de 2012 se contabilizaban 312.000 accesos con esta tecnología, mientras que la primera mitad del año se alcanzaron las 431.000 líneas con 100 megas.

Gilpérez destacó la «flexibilidad» del operador para alcanzar acuerdos con otras compañías y así acelerar la penetración de la fibra en España. El presidente de la compañía destacó los recientes acuerdos con Jazztel para compartir despliegue o el alcanzado con Vodafone y Orange para dar acceso a las verticales en los edificios. Igualmente, se refirió al pacto con Yoigo como muestra de su capacidad de diálogo con los rivales.

Así pues, con una inversión en fibra un 35% mayor que en 2012, Movistar seguirá tirando del carro de la fibra óptica en España. Habrá que esperar a la respuesta comercial de sus rivales cuando empiecen a ofrecer sus conexiones, por lo que el futuro del acceso a Internet a alta velocidad en nuestro país se plantea de lo más interesante.