Windows 8.1, al caer

Windows 8.1, al caer

Redacción

La primera gran actualización de Windows 8 está muy cerca de su lanzamiento. En apenas unos días se espera la llegada de Windows 8.1 en su versión RTM después de la llegada de la Build 9477. Con su estreno Microsoft espera que mejoren las ventas de su sistema operativo.

Nuestros compañeros de Softzone.es se hacen eco del estreno inminente de Windows 8.1 en su versión final. Aunque en un primer momento se esperaba que la versión RTM para los fabricantes llegase a finales de este mes de agosto, el lanzamiento podría producirse en cuestión de días según se ha informado desde Win8china.

El motivo de este adelantamiento es la publicación de la citada build con la que se elegirá a un grupo de socios accionistas que prueben la versión que prácticamente está finalizada en lo que a su desarrollo se refiere. Apenas faltaría pulir errores menores y optimizar algunos aspectos detectados por quienes prueben la versión y ésta estará lista para llegar al mercado en lo que será la primera gran actualización de la plataforma lanzada en octubre del pasado año.

Desde entonces sus ventas no han acabado de convencer al gigante de Redmond, que tenía grandes esperanzas en el sistema. Uno de los principales problemas con el que se ha encontrado ha sido la nula demanda de la plataforma en su versión RT, la destinada a las tabletas. Además, la versión de escritorio no ha convencido a muchos usuarios debido a varios cambios como la eliminación del botón de inicio pero fundamentalmente por su nueva interfaz, denominada Modern UI.

De cara a mejorar la experiencia del usuario y que de este modo se pudiesen ver mejoradas las ventas del software, Microsoft apostará por cambios básicos. El botón de inicio reaparecerá con el fin de enlazar al panel de aplicaciones, una novedad que se sumará a Internet Explorer 11, la renovación de la Windows Store, las nuevas apps de Skydrive y Outlook 2013, la posibilidad de desinstalar varias aplicaciones a la vez, algunos cambios estéticos en la interfaz como el del tamaño de las miniaturas del panel, la mejora de Windows Defender a la hora de monitorizar la actividad en la Red o la sincronización con otros dispositivos.

Todas estas novedades de esta versión aparecerán en la RTM que llegará a los fabricantes en poco tiempo. De ahí a la publicación de filtraciones en Internet a través de redes P2P será cuestión de escasas horas. Veremos entonces la evaluación de un producto que se antoja necesario pero que no sabemos hasta qué punto conseguirá impulsar a Windows 8 en el mercado.