El Gobierno endurecerá la Ley Sinde pero excluirá a determinados portales como Google

El Gobierno endurecerá la Ley Sinde pero excluirá a determinados portales como Google

Claudio Valero

El Gobierno está planeando un reforma de la Ley Sinde para controlar la cultura. Esta reforma traerá la universalización del pago del canon digital, la limitación del concepto de copia privada y la tipificación de los enlaces como delito. Es curioso que ciertos portales como Google, queden excluidos de estas reformas.

La Asociación de Internautas ha mostrado un primer borrador de las propuestas para la reforma de la Ley de Propiedad Intelectual en nuestro país. Esta reforma, como bien indican desde la Asociación, sigue empeñada en adaptar el progreso a un concepto lucrativo de determinada industria de la cultura y no se intenta adaptar a la realidad en que vivimos. Concretamente, son tres puntos los que se quieren modificar.

Criminalizar los enlaces

Las nuevas propuestas tienen una intención clara: modificar el Código Penal para poder perseguir de forma criminal a las páginas webs que faciliten enlaces. Según el documento filtrado se considera delito facilitar listados ordenados y clasificados de enlaces a contenidos protegidos, desarrollando a tal efecto una labor activa y no neutral de mantenimiento y actualización de dichos listados. No se pretende castigar los enlaces ocasionales a contenidos protegidos ni las actividades que desarrollan los motores de búsqueda de Internet, como Google, ya que entienden que son generales, neutrales y pasivos.

Limitar el concepto de copia privada

En segundo lugar, el documento busca limitar el concepto de copia privada. Para ello, exigirá que estemos en posesión del “soporte original”. Esto es realmente incompatible con la realidad actual, ya que existen plataformas legales como Spotify o iTunes donde no tenemos ese “soporte original”.

Universalizar el canon digital

Por último, se toca el tema del canon digital. Recordemos que en la Unión Europea se están estudiando unas recomendaciones de expertos por las sociedades de gestión afectadas (no está la SGAE) sobre cómo armonizar el canon por copia privada en todo el continente. En España, ajenos al “funcionamiento” del resto de Europa, se va a cobrar a través de una partida en los Presupuesto Generales del Estado. Es decir, da igual si hacemos copia o si no la hacemos, si tenemos o no el “soporte original”, el canon se cobrará en todo caso.

Un nuevo despropósito del Gobierno que ya ni siquiera atiende a las recomendaciones del resto de los países y las sociedades de gestión de derechos de Europa. Por ahora, se trata de un borrador que en lugar de adaptarse y avanzar con los nuevos tiempos, busca, como siempre, negar el proceso y beneficiar a unos cuantos. ¿Qué opináis del proyecto de reforma de la LPI?