¿Aceptarías a tus padres en Facebook?

¿Aceptarías a tus padres en Facebook?

Claudio Valero

Aceptar a tus padres en Facebook es una complicada decisión a la que se enfrentan miles de adolescentes. Cuando un familiar se registra en la red social, lo primero que suele hacer es agregar a todos los miembros de su familia y aquí es donde tenemos un conflicto. El receptor de la petición de amistad debe elegir entre mostrar su vida privada o rechazar la invitación. También cabe la posibilidad de configurar Facebook para mostrar solo lo que queramos a quien queramos.

Nos hacemos eco de la pregunta lanzada por el diario ABC, acerca del comportamiento de los hijos cuando sus padres les agregan a Facebook. Este momento está especialmente condicionado por la edad de los hijos. El estudio realizado por Facebook indica que la franja entre los 13 y los 17 años es más propensa a aceptar una solicitud, realizándolo en el 65% de las ocasiones. A partir de los 17 años, el porcentaje disminuye hasta el 40%. No vuelve a equipararse hasta que los hijos cumplen 45 años.

Existen más cifras que hablan de que el 70% de los padres agregan a sus hijos al registrarse en una red social. Y el dato curioso es que el 40% de los hijos que aceptaron la solicitud, desean volver atrás para rechazarla. Existen muchos padres que obligan a sus hijos a aceptar la solicitud de amistad como condición para utilizar Facebook u otra red social. Además, un alto porcentaje de padres admitió utilizar la red social para controlar a sus hijos.

Los expertos en las redes sociales recomiendan la creación de un “Facebook falso” o “Facebook fachada”, donde mostraremos solo las cosas que queramos que se sepan o que consideremos oportunas en cada momento. Este perfil debe parecer real y tener agregado un número considerable de amigos, añadir fotos de manera habitual y actualizar el estado constantemente. Seguro que esta recomendación de los expertos no deja a nadie indiferente.

Pero no todo es tan bonito como parece, ya que tener dos perfiles en Facebook viola alguna de sus políticas y nos arriesgamos a que sea eliminado. Además, la base de datos de Facebook crea una serie de relaciones, por lo que nuestro perfil real aparecerá como recomendación a nuestros padres. Nuestro perfil real estará mejor posicionado en el buscador que nuestro perfil falso.

Existe otra posibilidad, que nos permite configurar nuestro perfil de Facebook para mostrar lo que queremos a quien queremos. Podemos evitar que ciertas personas vean lo que publicamos o incluso crear listas de amigos. En estas listas podemos clasificar a nuestros contactos y a la hora de publicar, podemos decidir que listas verán el contenido.

¿Qué opináis de la relación padres-hijos en las redes sociales?