Internet Explorer 10, ¿nuevo fracaso a la vista para Microsoft?

El estreno de Internet Explorer 10 ha sido de lo más discreto, tal y como confirman los datos publicados por Net Applications. Lejos de ser el revulsivo que esperaba Microsoft, la última versión del navegador tiene una cuota de mercado inferior incluso a Safari y Opera.

El ritmo de adopción de Internet Explorer 10 por parte de los usuarios está siendo muy lento. Como leemos en Softzone.es, apenas el 0,89% de los usuarios de todo el mundo utilizaron esta versión según datos de finales de diciembre de la citada plataforma. El incremento respecto al mes de noviembre fue muy ligero, ya que por entonces alcanzaba una cuota de mercado del 0,51% dentro del sector de los navegadores después de haberse implementado en Windows 8 a finales de octubre.

En la estadística publicada por Net Applications vemos cómo Internet Explorer 8 se sitúa en la primera posición. Su porcentaje asciende al 23,29%, seguido de otra versión del navegador de Microsoft, Internet Explorer 9, que suma un 21,35%. El podio lo completa el navegador de Google, Chrome en su versión 23.0, que se hace con el 15,42% de la cuota de mercado. Ya en cuarta posición encontramos a Mozilla Firefox 17, la última versión del navegador del panda rojo, con una cuota del 10,74% en todo el mundo.

En esta lista hallamos la última versión del navegador de los de Redmond en el puesto número 11, por delante de Firefox 12, una versión muy desfasada del programa de Mozilla. Incluso navegadores con una aceptación mucho más reducida adelantan a IE10. Tal es el caso de Safari, el navegador de Apple, o de Opera, la eterna promesa pero cuyos resultados hasta ahora han sido muy discretos al alcanzar una cuota de mercado mínima.

Si nos atenemos a los datos publicados por StatCounter, la nula adopción de Internet Explorer 10 se confirmaría. Según esta estadística con fecha de 1 de enero de 2013, esta versión no aparece dentro del top 12 de los navegadores. A diferencia de los datos de Net Applications, Chrome 23 es el que domina seguido de IE9 y Firefox 17. Incluso la citada versión obsoleta de Firefox (la 12.0), Opera 12.1 y la versión iPad de Safari estarían por delante de IE10.

¿A qué se debe el poco interés en la última versión del navegador de Microsoft? No podemos concretar un motivo específico, pero son varios los factores que han podido influir. La adopción de Internet Explorer ha sufrido una clara evolución a la baja gracias en parte al auge de Chrome. A ello hay que unir que IE10 no mejora notablemente al navegador de Google, lo que hubiese servido de gancho para volver a atraer usuarios. Igualmente, el lento despegue de Windows 8 ha provocado que sean muy pocos los que confíen en Internet Explorer 10 como su navegador predeterminado. ¿Por qué creéis que IE10 no despierta el interés de los usuarios?