Hasta el FBI advierte sobre la seguridad de los televisores Smart TV

Televisión

El Black Friday, el Cyber Monday y la próxima campaña de Navidad son un momento bastante interesante para comprar una Smart TV barata gracias a las importantes ofertas que se realizan por parte de los comercios, tanto en tiendas físicas como a través de Internet. Por esa razón, muchas personas compran una Smart TV con las características más avanzadas en esta época. Esto ha obligado al FBI a emitir un comunicado sobre su seguridad, algo que ya habían realizado previamente empresas dedicadas exclusivamente a la seguridad informática. Estas son las advertencias del FBI sobre la seguridad de los televisores Smart TV.

A través de un comunicado en su propia página web, el FBI explica más detalles sobre la seguridad de las Smart TV. En concreto, quieren explicar cómo asegurar la experiencia de uso y no comprometernos. Todo viene a raíz de las comentadas ofertas del Black Friday que han hecho que más de un americano (y de muchos otros países) acabe con una nueva y flamante pantalla de televisión luciendo en su salón.

El FBI sobre la seguridad de las Smart TV

Lo primero que explica el FBI es algo obvio, pero que a muchos se les olvida en determinadas ocasiones. En este caso, la realidad es que se llaman Smart TV porque están conectadas a Internet. Esto nos permite acceder a servicios de streaming o aplicaciones conectadas directamente desde el televisor. Además, cuentan con micrófonos que sirven para que “los más vagos” no tengan ni que utilizar el mando al distancia. Basta con decirle al televisor que cambie de canal o que suba el volumen.

smart tv malware

El FBI sigue explicando que, los modelos más avanzados, incluso tienen cámaras que, en algunas ocasiones, son utilizadas para el reconocimiento facial. Esto sirve para saber exactamente quien está viendo el televisor. De esta forma, se le pueden realizar sugerencias. Otra de las funciones de las cámaras integradas es darnos acceso a programas de videoconferencia.

Más allá de los riesgos de que el fabricante de la televisión o el desarrollar de la aplicación nos puedan espiar, el FBI manifiesta que la propia televisión puede ser la puerta de entrada de los hackers en nuestro hogar. La realidad es que a la hora de acceder a nuestro PC puede tenerlo más complicado, pero nuestro televisor no suele suponerles demasiado problema.

“Los hackers pueden tomar el control de la Smart TV”, señalan. Lo menos nocivo que pueden realizar es cambiar los canales, jugar con el volumen o mostrar videos inapropiados. En el peor de los escenarios, pueden activar la cámara de vídeo o el micrófono sin que nos demos cuenta, espiando todo lo que hacemos delante del televisor.

Por ello, nos ofrecen estos consejos de protección:

  • Conoce exactamente las funciones que tu tiene tu Smart TV y cómo controlaras. Busca en Internet el número de modelo junto con palabras como micrófono, cámara o privacidad.
  • No te confíes en las medidas de seguridad por defecto. Cambia las contraseñas siempre que puedas y aprende a desactivar el acceso a micrófonos, cámaras y recolección de información personal. Si no puedes desactivarlo, considera comprar otro modelo.
  • Si no puedes desactivarlo, puedes colocar un trozo de cinta negra tapando la cámara, algo que ya se realiza de forma habitual en los portátiles.
  • Comprueba las actualizaciones de seguridad del fabricante y su frecuencia.
  • Comprueba la política de privacidad del fabricante y de los servicios que utilizan. Confirma si recolectan datos personales, cómo los almacenan y para qué utilizan.
Escrito por Claudio Valero

Fuente > FBI

Continúa leyendo
  • eoiuijlkg

    Nadie dice nada de:

    1. Obligar a los fabricantes a adoptar buenas medidas de seguridad.
    2. Desde el primer encendido ofrecer un botón que con solo aceptarlo se desactiven, pero de verdad, micrófono, cámara y recolección de datos.

    Eso de «Si no puedes desactivarlo, considera comprar otro modelo.» no está bien, debería ser «si no puedes desactivarlo, multamos al fabricante por no permitirlo»