Ajustes básicos que debes cambiar cuando compras una Smart TV

Ajustes básicos que debes cambiar cuando compras una Smart TV

Rocío García

Si has comprado una nueva televisión es importante ajustar todos los detalles antes de empezar a disfrutarla. Para que la calidad sea la mejor, tenemos que dedicar algunos minutos a configurar la Smart TV para poder elegir correctamente algunos aspectos como el brillo, el contraste, el color, la nitidez o el balance de blancos. Repasamos todos los ajustes que debes modificar cuando compras una Smart TV.

Cuando compres una nueva televisión, querrás que la calidad sea máxima así que recopilamos algunos de los ajustes que debes modificar antes de empezar a ver en ella las mejores series de Netflix o para ver todo el fútbol. Solo unos cuantos cambios permitirán que notes una gran mejora en la calidad aunque dependerá de cada uno, de nuestros gustos o de qué uso vamos a darle al televisor que configuramos.

No hace falta que aprendas a configurar la Smart TV como un experto sino que hoy nos centramos en aspectos muy básicos y para principiantes, sin nociones avanzadas sobre la televisión sin conocimientos sobre los ajustes que hay que hacer a la misma.

Configurar-la-Smart-TV

Ajustes de Internet

Si tienes una Smart TV es porque te interesa aprovechar al máximo las funciones que te brinda su conexión a Internet. Así que, para ello, lo primero que deberás hacer es conectarte a la red WiFi o conectar el cable al televisor. Lo primero que vamos a enseñarte es a configurar la parte «inteligente» de tu televisión para que puedas aprovecharla al máximo para aplicaciones o juegos.

Conecta tu Smart TV a Internet

Si vas a usar Smart TV para ver aplicaciones como Netflix o YouTube, será necesario que tengas una conexión WiFi vinculada o que enchufes un cable de área local LAN desde el router. Sea cual sea tu opción, deberás conectar la televisión a Internet.

  • Ve al botón Home del mando
  • Elige la opción “Red”
  • Marca “Configuración de red”
  • Elige el tipo de conexión
    • Cable LAN desde el router, enchúfalo al televisor
    • Wi-Fi: elige la red que necesites y escribe la contraseña

hbo samsung smart tv app frontal

Crea una cuenta

Una vez que te hayas conectado a Internet, muchas Smart TV te piden que crees una cuenta o que inicies sesión en la tuya. En el caso de Android TV solo tendrás que iniciar sesión con tu cuenta de Google. En otras marcas, necesitarás crear la cuenta específica como Samsung Account, por ejemplo, accediendo al apartado correspondiente. Pulsa en el botón Home de tu mando a distancia, ve al apartado de “funciones Smart TV” y rellena los datos: correo electrónico, contraseña…

Descarga las aplicaciones

Ve al apartado de Smart TV y descarga las aplicaciones que quieras o vincúlalas al panel principal. Muchas marcas (como Samsung o las televisiones que funcionan con Android TV) te permiten acceder a una tienda de apps en la que puedes elegir qué programas o juegos tienes instaladas. También podrás elegir qué quieres que se vea en la pantalla principal o como accesos directos del dispositivo.

smart tv

Inicia sesión

Tan obvio como los anteriores a la hora de configurar la Smart TV es que inicies sesión en tus perfiles o aplicaciones para poder acceder a ellas siempre que quieras. Algunas te permitirán un inicio de sesión rápido controlándolo con tu teléfono móvil, como Spotify. Otras, requerirán que escribas los datos de acceso para acceder al contenido, como Netflix. Basta con que abras la aplicación correspondiente usando el mando de la Smart TV y elijas tu nombre de usuario o correo electrónico y tu contraseña de acceso para entrar.

Ordena los canales

Es algo fundamental que debemos hacer cuando compramos una nueva Smart TV: ordenar los canales. No siempre estarán como nos resulte cómodo pero bastarán unos segundos para ponerlos en su sitio, aunque la ruta exacta dependerá del modelo de televisión o de la marca en cuestión. Eso sí, casi siempre serán pasos parecidos a los siguientes.

  • Pulsa HOME en el mando a distancia
  • Ve a la opción de Menú
  • Accede al apartado de “Ajustes”
  • Ve a Editar canales / Configuración digital / Ordenación canales
  • Elige el canal que quieres cambiar
  • Utiliza las flechas arriba o abajo para mover el número
  • Confirma con OK para fijar el canal
  • Realiza los tres pasos anteriores con todos los canales que quieras

Como decimos, se trata de una guía que puede variar ligeramente de un televisor a otro pero que casi siempre consistirá en buscar entre los ajustes la opción.

DSC_0457.jpg

Ajustes de pantalla

Todos los televisores nos permiten controlar brillo, contraste, color, tinte, tamaño, enfoque… Es posible que si has llegado hasta aquí no entiendas qué es cada término o para qué sirve tocar esto en los ajustes. Pero te lo explicamos de forma básica.

  • Brillo: El brillo en un televisor controla el grado de oscuridad en la pantalla. Ajustarás la profundidad del negro en la misma y si lo bajas perderás detalles en imágenes oscuras. Si lo subes, los negros dejan de verse negros como tal. El brillo es uno de los ajustes que debemos tener en cuenta para ver bien todo tipo de contenido aunque, en la mayoría de los casos, suele ser correcto en los modos predeterminados.
  • Contraste: Muy relacionado con el anterior, el contraste controla los niveles de blancos. Tendrás que buscar el equilibrio entre el brillo y el contraste. Si lo subes demasiado, los blancos perderán detalle. Si lo bajas en exceso, las partes brillantes de la imagen no se verán lo suficientemente claras o brillantes.
  • Nitidez: ¿Qué es la nitidez? La forma en la que se ven los objetos en la pantalla. Si la configuración de nitidez es correcta, en el televisor verás las cosas casi igual que en la vida real en cuanto a líneas o contornos. Si está demasiado alta, verás demasiado marcadas y de una forma que parecerá irreal.
  • Color: El color nos muestra la saturación de las imágenes que aparecen en pantalla. Una baja saturación nos mostrará colores oscuros y apagados y una saturación demasiado alta nos mostrará colores excesivamente brillantes o pieles anaranjadas. Normalmente, si vas a configurar la Smart TV puedes apostar por la opción predeterminada de color que se aplica cuando pones el modo película.
  • Tinte: Como su propio nombre indica, esta configuración ajusta la cantidad de tinte de colores rojo y verde que hay en la imagen. Normalmente, no hará falta que lo cambies y es correcto de forma predeterminada. Si está mal, notarás que los tonos de la piel se ven demasiado verdosos o rojizos y que quedan poco naturales.

Modos de imagen

Sea cual sea la marca de tu Smart TV, tiene distintos modos de imagen. Cada modo que elijas tiene unas configuraciones predeterminadas enfocadas a aquello que vamos a ver. No podemos decir que haya un modo que sea mejor que otro en general sino que cada uno está adaptado a lo que necesites en cada momento, con unas especificaciones concretas o ajustes distintos de brillo, por ejemplo. Lo mejor que puedes hacer es ir cambiando el modo para ver cuál es el que mejor se ajusta a la luz que hay en la habitación o al contenido que quieres ver.

Aunque varía dependiendo de la marca de televisor que tengas, suelen existir modos de película, de deportes, un modo dinámico, un modo natural o incluso un modo vívido. Cada uno con sus peculiaridades y ajustes predeterminados. Por ejemplo, el modo película reduce el brillo, disminuye la fatiga visual u oscurece la imagen. O el dinámico nos ofrece más brillo, ideal si hay demasiada luz en la habitación.

smart tv

Desactiva ajustes que no necesitas

Hay muchas opciones inútiles que llegan activadas por defecto en algunos televisores y que hacen que la imagen no se aprecie tal y como debería. Por ejemplo, algunos televisores cuentan con un “modo telenovela” o todo tipo de filtros que alteran la imagen tal y como es. Este modo añade fotogramas al contenido para que parezca que los personajes se mueven más rápido. Muchos televisores incorporan la opción de forma predeterminada y es totalmente aconsejable que la desactives. No siempre tendrá este nombre sino que puedes encontrarla como TrueMotion o Control de movimiento o Suavizado de movimiento, por ejemplo.

Desactiva también las características del modo de ahorro energía. Esta opción hace que el brillo disminuya y no tiene sentido que hayas apostado por comprar una nueva Smart TV para que ahora no puedas verla con la calidad que merece. Ahorrarás energía, sí, pero también verás peor todo el contenido. Busca este modo entre los ajustes y puedes encontrarlo con todo tipo de nombres como Modo Eco o Modo Ahorro de energía, dependerá de la marca del televisor o del modelo en cuestión.

Si quieres configurar la Smart TV al máximo y que se vea correctamente, puedes desactivar todo tipo de ajustes relacionados con la pantalla como el contraste dinámico o la reducción de ruido. La primera hace que las escenas oscuras sean más oscuras o las luminosas sean más claras y esto provoca que nos perdamos bastantes detalles en las imágenes. La reducción de ruido también es desaconsejable ya que hace que veamos imágenes borrosas en algunas ocasiones.

Privacidad

Son muchos los modelos de Smart TV compatibles con el asistente de Google, Alexa o Siri, lo que nos permite enviar determinados comandos de voz para controlar nuestro televisor. En esta ocasión, tanto Google como Amazon o Apple como el fabricante del televisor necesitan de nuestro permiso para compartir información y que los servicios de voz funcionen correctamente.

En Smart TV con Android TV es posible activar o desactivar la función de compartir información en cualquier momento. Para ello, estos son los pasos a seguir:

  • Pulsamos sobre el botón del micrófono del mando del televisor.
  • Decimos «Desactivar compartir información».

Automáticamente quedará desactivada dicha función. Si en algún momento queremos volver a activarla, lo único que tenemos que hacer es:

  • Pulsamos el botón del micrófono en el mando del televisor.
  • Hacemos una pregunt o decimos un comando.
  • Aceptamos las condiciones de compartir información.

Si tenemos la función activada es importante saber que todo lo que digamos mientras pulsamos el botón del micrófono del mando se compartirá con  Google, el cual transcribe todo lo que decimos y lo facilita también al fabricante de nuestro televisor.

Todos aquellos comandos en los que no obtengamos respuesta serán borrados pasados un plazo de 30 días, mientras que para el resto de información recopilada, ésta se regirá según las condiciones del servicio y su política de privacidad. Ahora bien, el fabricante no podrá utilizar la información personal que Google comparta con él para otros fines como la publicidad o la creación de perfiles de usuario.

Información compartida entre Google y el fabricante

Google y el fabricante de nuestro Smart Tv ocmparten la siguiente información:

  • Nombre del dispositivo
  • Código postal
  • Ubicación
  • Ajustes del dispositivo
  • ID del dispositivo

Y si además vinculamos nuestra cuenta de Google con el televisor, entonces nuestro fabricante también tendrá acceso a cierta información personal como:

  • Nombre
  • Dirección de correo electrónico
  • URL de perfil y foto de nuestro perfil de Google.
  • Preferencias de idioma