¿Te han reclamado un crédito online que no has pedido? Desmantelada una organización dedicada a ello

Actualidad

Los microcréditos online han sufrido un boom con Internet y están a disposición de casi cualquiera con un par de clics. Conocidos por ser bastante laxos con los requisitos para conseguirlos, muchas personas terminan recurriendo a ellos si se ven apuradas económicamente. Hoy conocemos que la Policía Nacional ha desmantelado una organización criminal dedicada a obtener microcréditos online de manera fraudulenta. ¿Te han reclamado un crédito online que no has pedido? Esto te interesa.

Basta con escribir “microcréditos” en Google para obtener resultados de centenares de empresas dedicadas a este negocio. “Minicréditos Rápidos y sin papeleos”, “Microcréditos rápidos de 50 a 600 euros”, “Microcréditos urgentes a tu medida” … son varias las fórmulas de promocionar estos servicios financieros. Además, si profundizamos un poco más podemos leer cosas como: “A través de los microcréditos rápidos online podrás obtener hasta 1.500 euros en 10 minutos sin necesidad de cumplir apenas requisitos…”

La organización sabía todos los requisitos para pedir microcréditos

Todo lo anterior lo conocía perfectamente la organización desmantelada por la Policía Nacional que presuntamente se dedicaba a obtener microcréditos de manera fraudulenta. El modus operandi eran sencillo y pasaba por suplantar la identidad de ciudadanos y falsificaban todo tipo de documentos para abrir líneas de crédito y cuentas bancarias de manera fraudulenta o adquirir productos de lujo.

estafa creditos online

La organización tenía lo que la Policía ha calificado de “manuales de operaciones” de todas las empresas de microcréditos del país explicando sus requisitos y medidas de seguridad. Gracias a ello, eran capaces de conseguir dinero rápido de manera muy sencillo y todo realizado desde el “anonimato” de Internet. En total se ha registrado cuatro domicilios, tres de ellos en Gandía y uno en Madrid.

Las compañías denunciaron la obtención de créditos de manera fraudulenta

A principios de año se inició la investigación al detectarse muchas denuncias de este tipo. Eran las propias compañías financieras las que denunciaban haber sido objeto de fraude y facilitaron el nombre de personas que realmente no habían contratado sus productos y que habían ido a parar a terceras personas no identificadas.

Los documentos nacionales de identidad utilizados fueron previamente sustraídos, de la misma forma que el resto de documentación necesaria como contratos de trabajo, contratos de suministros e, incluso, nóminas. Esa es una de las razones básicas por las que se recomienda no compartir fotos de nuestro DNI con cualquiera y mucho menos por aplicaciones de mensajería o redes sociales.

Los integrantes de la organización convirtieron la actividad ilegal en su modo de vida al obtener importantes sumas monetarias para sus gastos que no han sido desveladas. Además, utilizaban el dinero para comprar objetos de lujo, sobre todo electrónicos, que luego eran utilizados para su venta. También hacían lo propio con ropa de marcas importantes.

Escrito por Claudio Valero

Fuente > ADSLZone