¿Por qué es (casi) imposible matar los 32 bits?

¿Por qué es (casi) imposible matar los 32 bits?

Alberto García

Ubuntu se ha arrepentido y ha tenido que recoger cable, y volverá a dar soporte a los programas de 32 bits. En las últimas horas, la comunidad de Linux había montado en cólera por una decisión que iba a traer muchos problemas y pocas soluciones, como la desaparición de Steam de Ubuntu.

Ubuntu no va a eliminar su versión de 32 bits: buscará una alternativa que no genere problemas

Las alarmas saltaban ayer cuando Steam dijo que iban a dejar de dar soporte a Ubuntu después de que la compañía anunciase que Ubuntu 19.10 iba a dejar de ser compatible con aplicaciones de 32 bits (x86). Esto hacía que sólo pudieran usarse aplicaciones de 64 bits de aquí en adelante, dejando de lado programas como Steam, que sólo están disponibles en su versión ejecutable de 32 bits.

32 bits programa aplicaciones

Esto iba a abocar a que Valve recomendase otras distros de Linux para instalar la plataforma y jugar a otros juegos, ya que una gran mayoría de juegos son de 32 bits, mientras que los que requieren más de 4 GB de memoria RAM para jugar utilizan ejecutables 64 bits. Durante un tiempo hubo versiones con dos ejecutables en los juegos nuevos que iban lanzándose, pero en la actualidad esto casi no ocurre debido a los requisitos de los títulos actuales, que normalmente necesitan al menos 8 GB de RAM para funcionar con soltura.

Así, desde hace ya años es muy común encontrar ordenadores con más de 4 GB de RAM, lo que ha hecho que la cuota de mercado para sistemas de 64 bits se haya disparado. Por ejemplo, según la última encuesta de mayo de 2019 de Steam, el 94,55% de los usuarios encuestados usa Windows de 64 bits (10, 8.1. 8 y 7), por el 95,9% del total de los encuestados que usa Windows. Eso nos deja un 1,35% de usuarios de Steam que usa todavía Windows de 32 bits, a pesar de que hay muchas cosas que ya no puedes hacer con un sistema operativo de 32 bits.

Actualmente encontramos que Steam no ha tenido ningún motivo para lanzar el programa como versión de 64 bits (aunque está trabajando en ello en la actualidad), ya que apenas consume unos pocos MB de RAM, y se asegura de que es compatible con ese 1,35% de usuarios que todavía tiene un sistema de 32 bits que usan el PC para jugar a juegos antiguos. A pesar de ello, si estás a la última en juegos, tienes que tener un sistema de 64 bits, ya que además los drivers de NVIDIA ya no están disponibles para sistemas de 32 bits desde hace dos años.

windows 10 32 bits

Este es el motivo de que todavía no se haya decidido matar a las aplicaciones de 32 bits, ya que muchas de las que tenemos instaladas en nuestro ordenador quedarían completamente inservibles. Algunas de las más populares, como VLC, Chrome o WinRAR, tienen versiones de 64 bits, y en ocasiones algunos programas incluyen los instaladores de ambas versiones (como el propio Chrome, que los descarga), y ejecutan la correspondiente dependiendo de lo que detecten en el sistema que se instala.

Sin embargo, hay programas como el mencionado Steam, Teamviewer, Speedfan, Evernote, programas para gestionar periféricos (ratones, teclados, impresoras…), o programas antiguos que ya no tienen soporte de sus desarrolladores y no cuentan con una versión equivalente de 64 bits. Para saber si un programa es de 32 o 64 bits no tienes más que ir al administrador de tareas de Windows en tu PC, donde verás que los x86 tienen un «(32 bits)» al final de su nombre. Si lo haces verás que todavía ejecutas muchos de ellos en sus versiones de 32 bits.

En el caso de eliminar las versiones de 32 bits, no tendría sentido tampoco mantener las librerías dobles, por lo que no podríamos ejecutar programas de 32 bits en sistemas operativos de 64 bits. Este es el motivo de que todavía sistemas como Windows 10 tengan su versión de 32 bits, además de que esto lo compatible con dispositivos que tengan pocos gigas de RAM sin disparar el consumo de recursos, como un cajero.

Ubuntu decide recular: mantendrán la versión de 32 bits

Como vemos, crear versiones de 64 bits de programas que no lo necesitan es innecesario, pero también ayuda a no dejar anclados en el pasado a decenas de millones de ordenadores de todo el mundo que no tienen sistemas operativos de 64 bits. No hay diferencia entre usar un programa básico como Steam en una versión de 32 o 64 bits, ya que no se beneficia de las instrucciones o de la cantidad de memoria que permite gestionar.

Por ello, Ubuntu se ha dado cuenta del fallo y ha decidido recular. Los motivos que esgrimían para eliminar el soporte de 32 bits era que los paquetes de esas versiones apenas se descargan ni utilizan, quedando en algunos casos sin actualizar. Al eliminarlos, se aligeran los paquetes y librerías, y hay menos bugs que parchear. De hecho, algunas vulnerabilidades como Spectre y Meltdown no están parcheadas en sistemas operativos de 32 bits.

ubuntu

La compañía llevaba un año preparándose para dejar de dar soporte para la versión i386, y consideraban incluso parar su desarrollo próximamente. Eso no iba a quitar que iban a seguir permitiendo ejecutar aplicaciones de 32 bits en Ubuntu de 64 bits.

Así, próximamente pondrán en disposición de la comunidad un proceso para determinar qué paquetes de 32 bits son necesarios para dar soporte a programas antiguos. De cara al futuro se plantea otro problema al que tendrán que enfrentarse en Ubuntu y también en Windows: cómo eliminar las librerías de 32 bits, pero poder ejecutar a su vez juegos y programas de 32 bits. Desde Ubuntu afirman que con Snaps o LXD es posible tener entornos de 32 bits sin tener que tener las librerías, pero también dificulta mucho el proceso.

A cambio de no incluir las librerías de 32 bits se consiguen sistemas operativos más ligeros, con menor consumo de recursos, menos bugs, desarrollos más sencillos, y entornos más seguros. De momento, todas esas ventajas no justifican dejar a millones de personas en la estacada.