¿Necesitas acceder a otro ordenador en red? Te explicamos cómo hacerlo paso a paso

Tener más de un ordenador en casa es muy común hoy en día y en el caso de las oficinas u otro tipo de espacios de trabajo lo raro es que no haya más de un PC. Además, lo habitual es que todos los equipos estén conectados a la misma red local, algo que tiene muchas más ventajas de las que podrías pensar en un primer momento.

Posibilidad de acceder a recursos compartidos como: archivos, impresoras, escáneres u otros periféricos… O la opción de conectarnos a cualquiera de esos equipos a través de un escritorio remoto para controlarlo como si estuviéramos delante, por poner algunos ejemplos.

¿Te gustaría poder centralizar tus archivos en un único ordenador y acceder a ellos desde cualquier otro ordenador de tu casa u oficina? ¿Quizá te gustaría poder lanzar un programa en un PC diferente al que estás utilizando sin necesidad de moverte hasta él? En este artículo te explicamos cómo puedes realizar este tipo de tareas paso a paso.

Cómo localizar los ordenadores conectados a tu red local

Para poder acceder a los recursos compartidos en tu red local, lo primero que debes hacer es localizar esos equipos. Dependiendo de la configuración de los ordenadores lo podrás hacer de una forma u otra, siendo las más habituales:

A través de la dirección IP del ordenador

Quizá este sea el método menos recomendable, ya que en la mayoría de configuraciones de las redes locales las IPs pueden cambiar en cualquier momento. Pese a ello es importante conocer el método, ya que en caso de problemas puede ser muy útil para solucionarlos.

Para conocer la IP de cualquier ordenador conectado a la red debes hacer lo siguiente:

  1. Pincha sobre el menú inicio en la esquina inferior izquierda de la pantalla.
  2. Teclea CMD en el buscador de Cortana.
  3. En la ventana de línea de comandos que se desplegará teclea ipconfig.

Ventana de CMD para ver la IP de un ordenador

Ahora solo debes localizar la línea dirección IPv4. Esa es la dirección asignada al equipo, aunque insistimos en que esa dirección puede cambiar en cualquier momento en la mayoría de configuraciones domésticas y en pequeñas oficinas.

A través del nombre del PC

Este método es mucho más recomendable. Los nombres de los PCs no cambian automáticamente, sino que lo tendrás que hacer de forma manual, por lo que te aseguras que siempre sabrás a qué ordenador estás accediendo.

Para ver el nombre de un ordenador con Windows debes hacer esto:

  1. Pincha con el botón derecho sobre el icono Este equipo del escritorio o del Explorador.
  2. Escoge la opción Propiedades.
  3. Busca el apartado Nombre del equipo en la ventana que se despliega.

Nombre del equipo en la ventana Propiedades de Windows

Ese es el nombre que tiene el ordenador y no cambiará hasta que lo hagas de forma manual como explicaremos más adelante. Es por ello que recordar el nombre de los equipos conectados a la red es una de las mejores formas de acceder de forma remota.

A través del apartado Red del Explorador de Windows

Con este método podrás ver los equipos conectados a la red en un momento determinado. Le principal pega de este método es que dependerá de la configuración de cada ordenador, ya que solo podrás ver los que hayan sido configurados como reconocibles al conectarlos a la red por primera vez.

Para ver los equipos que cumplen estos requisitos debes:

  1. Abre una ventana de Explorador de Windows.
  2. Pincha sobre Red.

Apartado Red dentro del Explorador de Windows

El Explorador de Windows te mostrará todos los equipos que ha podido detectar en la red. Si echas en falta alguno no te preocupes, más abajo te explicamos cómo configurarlo para que sea visible.

Cómo cambiar el nombre de un ordenador y hacerlo visible en la red

Como decíamos, uno de los métodos más rápidos y cómodos para acceder a un ordenador de red es conocer su nombre. Ponerle a cada ordenador un nombre que te resulte fácil de recordar es una muy buena idea para facilitar los flujos de trabajo en el día a día.

Para ello debes hacer esto:

  1. Pincha sobre el botón derecho sobre el icono Este equipo del escritorio de Windows y escoge la opción Propiedades.
  2. En la ventana que se despliega busca el nombre del equipo actual y pincha sobre el enlace Cambiar configuración que aparece al lado.
  3. Pincha sobre el botón Cambiar de la ventana Propiedades del sistema.
  4. Teclea el nombre que quieras asignarle al equipo en el campo Nombre de equipo.
  5. Opcionalmente puedes aprovechar para establecer un nombre de Grupo de trabajo que luego deberás configurar en todos los equipos de la red.
  6. Pincha sobre Aceptar.

Con estos pasos el nombre del equipo habrá cambiado. Ahora te resultará más fácil identificarlo dentro de la red y saber exactamente cuál es cada uno.

También es muy recomendable que conviertas el equipo en visible para la red. Para ello debes hacer lo siguiente:

  1. Despliega el menú inicio y pincha sobre el icono con forma de engranaje para abrir la Configuración de Windows 10.
  2. Pincha sobre el apartado Red e Internet y después selecciona Ethernet o Wi-Fi según el método que utilices para conectar el ordenador a la red.
  3. Ahora pincha sobre la red a la que esté conectado el equipo y en los ajustes activa la opción Privada para hacer que este equipo sea reconocible.

Ventana de ajustes de red para hacer un ordenador reconocible en la red local

Cómo acceder a los recursos compartidos de un ordenador en red

Ahora que ya sabes cómo localizar cualquier equipo conectado a la red, es el momento de empezar a utilizar las bondades de la red para compartir recursos.

Una de las funciones más útiles de esto es poder acceder a archivos guardados en otro ordenador sin necesidad de desplazarte hasta él, copiarlos en un pendrive y llevarlo a tu ordenador.

Para ello no tienes más que abrir una ventana del Explorador de Windows y:

  • Acceder con el nombre del equipo: escribir el nombre del equipo precedido de en la barra de direcciones (ejemplo ordenador-salon).
  • Acceder desde el apartado Red: pincha sobre Red y después haz doble click sobre el ordenador al que quieras acceder.

Cómo acceder a los recursos compartidos de un ordenador en Windows

Una vez dentro podrás ver todas las carpetas compartidas y acceder a ellas del mismo modo que lo harías si estuvieras navegando por el sistema de archivos de tu propio ordenador.

Cómo compartir carpetas en red local

Por defecto Windows comparte una serie de carpetas, pero lo habitual es que necesites compartir otras diferentes.

Hacer esto es un proceso muy simple:

  1. Abre el Explorador de Windows y busca la carpeta que quieres compartir.
  2. Haz click derecho sobre ella y pincha sobre Propiedades.
  3. Ahora selecciona la carpeta Compartir y pincha sobre el botón Compartir para lanzar el asistente de configuración.
  4. Selecciona con quién quieres compartir la carpeta. Puede ser un usuario determinado, todo el grupo de trabajo o cualquier usuario de la red.
  5. Pincha sobre Listo y la carpeta ya estará compartida con toda la red.

Ahora podrás acceder a ese recurso compartido desde cualquier ordenador conectado a la red tal y como explicábamos en el punto anterior.

Cómo acceder por escritorio remoto a un ordenador en red

Conectarse a través de escritorio remoto a un ordenador dentro de una red local es tremendamente útil en un montón de situaciones.

Por ejemplo, si tienes un equipo dedicado al almacenamiento de datos para el resto de ordenadores de la red, puedes acceder de forma remota para realizar tareas de mantenimiento, crear nuevas carpetas compartidas, quitar permisos a un usuario determinado, etc, etc…

Para utilizar esta opción debes hacer lo siguiente:

Cómo permitir el acceso remoto

Lo primero es configurar el ordenador al que te quieres conectar para que permita la conexión remota siguiendo estos pasos:

  1. Pincha sobre el menú inicio en la esquina inferior izquierda de la pantalla.
  2. Haz click sobre el icono del engranaje para acceder a Configuración.
  3. En la nueva ventana pincha sobre Sistema y selecciona la pestaña Escritorio remoto.
  4. Activa la opción Habilitar escritorio remoto.

Proceso de activación del escritorio remoto de Windows

Esto solo lo deberás hacer una única vez. A partir de que hagas esta configuración podrás conectarte siempre que quieras al ordenador de forma remota.

Cómo conectarte a un ordenador por escritorio remoto

Una vez que el ordenador remoto tenga el acceso activo ya podrás conectarte desde cualquier otro ordenador. Para ello debes hacer lo siguiente:

  1. Pincha en el cuadro de búsqueda de Cortana, escribe Conexión a Escritorio remoto y pincha sobre el resultado para acceder.
  2. En la nueva ventana escribe el nombre del ordenador al que te quieres conectar y pincha sobre Conectar.

Aplicación Conexión a Escritorio Remoto de Windows

Con estos dos pasos la conexión de Escritorio remoto se iniciará. En pocos segundos deberías estar conectado y manejando el equipo como si lo tuvieras delante.

Cómo crear un acceso directo al equipo de nuestra red

Al igual que ocurre con las aplicaciones más utilizadas o las carpetas o archivos que queremos tener más a mano, si necesitamos tener el acceso a un equipo de nuestra misma red, una de las formas más rápidas de poder acceder a ese máquina es a través de un acceso directo. Por lo tanto, bastará con hacer clic sobre ese acceso y automáticamente accederemos al equipo en red asociado a ese acceso directo. Para crear un acceso directo a un equipo de red, lo primero que debemos saber es la dirección IP del equipo al que nos queremos conectar. Arriba hemos visto cómo podemos saber la IP de un equipo de nuestra red. Una vez tenemos este dato, estos son los pasos que debemos seguir:

  • Hacemos clic con el botón derecho sobre un espacio libre de nuestro escritorio.
  • Seleccionamos la opción Nuevo > Acceso directo.
  • A continuación, introducimos en la ubicación del elemento la dirección IP del equipo en cuestión.

  • Pulsamos en Siguiente y le damos un nombre al acceso directo. Lo lógico es que le demos el mismo nombre del equipo al que nos queremos conectar.
  • Pulsamos en Finalizar y automáticamente se creará el acceso directo a ese equipo en nuestro escritorio.

Cómo acceder remotamente a un ordenador mediante aplicaciones de terceros

Otra forma de poder acceder remotamente a un ordenador de nuestra red es usando alguna de las aplicaciones que tenemos a nuestra disposición. Para poder acceder mediante estas aplicaciones tan solo debemos tener instalada la misma aplicación tanto en el ordenador que queremos controlar como en el equipo desde donde queremos acceder.

Algunas de las aplicaciones más conocidas son:

Teamviewer

Teamviewer quizá es la aplicación más conocida para este tipo de acciones. Una de sus ventajas es que es una aplicación totalmente gratuita siempre que la vayamos a usar de forma personal y no para fines comerciales. Teamviewer ofrece soporte para Windows, macOS, Linux y además la podemos instalar en un dispositivo móvil ya sea iOS o Android convirtiendo la aplicación en una herramienta versátil y potente.

Con Teamviewer podemos no solo acceder de forma remota a un ordenador, también podemos controlar varios equipos informáticos. Asimismo, permite grabar sesiones y establecer conversaciones mediante chat con ese dispositivo en el que estamos trabajando remotamente. Incluso se pueden intercambiar archivos entre ambos.

Anydesk

Otra aplicación muy extendida para la conexión remota entre dispositivos es Anydesk. El funcionamiento es similar al resto de aplicaciones. Tiene muchas ventajas y algunas que podemos destacar serían que se trata de una aplicación totalmente gratuita, y que el programa es muy liviano, ocupando menos de 3Mb, además de poder descargar la app en nuestro dispositivo móvil.

Para hacer uso de Anydesk, no es necesario tener unos amplios conocimientos de informática. Es bastante asequible para el usuario medio. Con esta aplicación, por ejemplo, se puede crear una red privada cuando el software se encuentra en uso, lo que amplía la conexión segura entre los diferentes equipos.

Otra de sus ventajas más destacadas es que en su citada versión móvil, podemos hacer un uso muy efectivo y sencillo de las funciones. Tiene uno controles de fácil uso, y únicamente con mover los dedos en la pantalla es posible enviar archivos de manera remota entre dos dispositivos.

SupRemo

SupRemo es una herramienta totalmente gratuita siempre y cuando se trate para el uso doméstico y personal. Cuenta además con una versión de pago para empresas, eso sí, que ofrece funcionas más punteras, especializadas y seguras. En este sentido, las conexiones que utiliza el programa están cifradas con el algoritmo AES-256. Supone un plus de seguridad. Es compatible además con los sistemas operativos Windows, Linux, macOS, Android e iOS.

Con esta aplicación partimos de las conexiones más básicas a los escritorios de otros equipos, y pasamos a funcionar con varias pantallas y conexiones de manera simultánea. SupRemo permite transferir archivos entre ordenadores, crear carpetas y enviarlas entre los distintos equipos que se encuentren vinculados. Tiene una interfaz de fácil entendimiento, la cual podemos incluso configurar en ajustes para hacerla más personal y accesible a nosotros mismos.

Pero antes de llegar a este posible, es importante saber que no requiere ningún tipo de configuración previa para establecer una conexión entre ordenadores. Esto lo permite un efectivo protocolo actualizado por defecto, y tampoco es necesario realizar ningún ajuste en el router o el cortafuegos.

Iperius Remote

Este programa es accesible a través de dos versiones. En primer lugar podemos descargarla e instalarla de forma gratuita. El problema es que así tan solo tendremos acceso al control remoto a través de una sola conexión, por ello se específica que su uso está destinado al nivel doméstico y personal.

La versión de pago de Iperius Remote sí permite opciones muchos más amplias de conexión. En este caso, la aplicación de uso profesional cuenta con un chat en el que podrán interactuar varios usuarios. Dispone también de un historial detallado con una cronología de los accesos realizados.

La aplicación funciona de manera inmediata una vez que se arranca, sin necesidad de configurar router o firewall. Nos permite además configurar un servidor proxy y cuenta con versión app para Android e iOS.

¡Sé el primero en comentar!