Movistar ofrece las tarifas de O2 a los clientes que no quieren televisión

Telefónica ha realizado una importante apuesta por O2 en un momento clave en el que el mercado español está en pleno “viraje” hacía un modelo low-cost. La irrupción del Grupo MásMóvil y todas sus marcas ha forzado a los tres grandes a lanzar nuevas marcas que se alejan de su segmento premium y que son capaces de competir por precio. Ahora, según elEconomista, Movistar incluso estaría ofreciendo las tarifas de O2 a los clientes que no quieren televisión o una tarifa premium tan completa.

Antonio Lorenzo explica en elEconomista que Movistar desvía hacia O2 a los clientes que renuncian a la televisión. Esto lo han podido comprobar en el servicio de atención al cliente de Telefónica quien habría recibido la orden de no dejar escapar a ningún cliente que consulte sus ofertas. Para ello, además de mostrar las bondades de la propia oferta de Movistar (con Fusión a la cabeza) también se ofrecería a esos clientes las tarifas de O2 o Tuenti en caso de ver que no tienen interés por la televisión o por una tarifa del segmento premium.

Movistar ofrece las tarifas de O2 a algunos clientes

El personal de Telefónica recomienda contratar O2 en caso de percibir que el cliente “no tiene interés por las ofertas convergentes de televisión de pago”. En esos casos, Telefónica prefiere no insistir con Movistar y recomendar la propuesta de otra de las marcas del grupo. De esta forma, el cliente consigue una tarifa más acorde con lo que busca y no se ve “forzado” a contratar algo que no quiere.

Pedro O2

Lo cierto es que, según comenta Lorenzo, estamos ante una práctica comercial insólita en el mercado español. Históricamente, las diferentes marcas dentro de un grupo de telecomunicaciones funcionaban de forma independiente e intentaban no canibalizarse entre ellas. Sin embargo, este cambio sienta precedente y es posible que cambien algunas cosas de aquí a los próximos meses y años.

Por el momento, ni Orange (Jazztel, Amena, Simyo y República Móvil), ni Vodafone (Lowi y Bit) ni MásMóvil (Pepephone, Yoigo y Llamaya) parecen dispuestas a seguir la forma de actuar adoptada por Movistar. Pese a ello, tampoco descartamos que esto pueda cambiar de la noche a la mañana.

Curiosamente, este movimiento de Movistar llega en el momento en que el precio de O2 en zonas reguladas ha bajado y es únicamente 5 euros más caros que en las zonas libres. Es decir, en las 66 ciudades como competencia pagaremos 45 euros por su oferta combinada de fibra y móvil, mientras que en el resto de España se pagará 50 euros (diferencia de 5 euros que será devuelta cuando esa zona pase a ser libre).