Nuestra privacidad al usar Office en entredicho, se ha «recopilado» hasta el asunto de los correos

Desde hace ya algunos años, varios de los productos y plataformas del gigante del software, Microsoft, han estado en el punto de mira tanto de usuarios finales, como de varias organizaciones, principalmente debido a la recopilación de datos personales de los usuarios que se ha venido haciendo.

Este tipo de tareas de recopilación de datos por parte de la firma, información que se envía directamente a los servidores de Microsoft, es lo que se viene conociendo como la telemetría, algo que desde el punto de vista de la propia compañía de Redmond, se lleva a cabo para mejorar sus productos. De este modo, al «captar» ciertos datos de uso que se llevan a cabo en Windows u Office, en el futuro se pueden lanzar nuevas versiones mejoradas corrigiendo los errores que se detectan a través de esta telemetría.

Pero claro, muchos usuarios y organizaciones encargadas de cuidar la privacidad de estos, no están en absoluto de acuerdo con estas afirmaciones, ya que consideran que estas acciones violan en gran medida la privacidad de determinadas informaciones personales de los clientes de la compañía. De hecho en estos momentos un regulador holandés acaba de dictaminar que la telemetría de Microsoft es contraria a las regulaciones de la GDPR o Regulación General de Protección de Datos de la Unión Europea.

Por tanto, la queja que se ha llevado a cabo ahora, se centra en que la telemetría que se lleva a cabo en aplicaciones de Microsoft como Word, Excel, PowerPoint o Outlook, viola esas leyes relacionadas con la protección de datos. Y es que por lo que ahora se ha podido saber, se han estado recogiendo frases de Microsoft Word, líneas escritas por los usuarios en sus correos electrónicos, o incluso el asunto de los mismos. Esto es algo que se ha estado realizando si los sistemas automatizados de la firma detectaban ciertas acciones como el uso de un corrector ortográfico, por ejemplo.

La privacidad de los datos que manejamos en Office, otra vez bajo sospecha

De este modo se ha publicado que “los datos que se recopilaban de los usuarios a través de Windows 10 Enterprise y Microsoft Office para su posterior almacenamiento en una base de datos de los servidores de la firma de Redmond, plantea grandes riesgos en lo que se refiere a la privacidad de los propios usuarios de estos productos«.

Así, la compañía que llevó a cabo la investigación en nombre del gobierno holandés, afirma que Microsoft se ha estado dedicando al procesamiento en secreto y a gran escala de datos personales de sus clientes. Todo ello a pesar de los supuestos esfuerzos realizados por la misma Microsoft, ya que quejas de este tipo no es la primera vez que se producen.

Pues bien, parece que la firma va a tener que seguir trabajando en este apartado de la telemetría, ya que ahora se ha comprometido a presentar cambios para estas quejas en abril de 2019, ya que hoy día las empresas pueden ser multadas hasta con un 4% de sus ingresos anuales por este tipo de infracciones graves. Pero si ya no te fías, si quieres tener seguros tus datos y no usar estas herramientas, hay suites ofimáticas alternativas.