Los grupos que se lucran «acusando» piratas vuelven a perder, los ISP no filtrarán datos de sus clientes

Actualidad

De un tiempo a esta parte, se ha venido detectando en todo el mundo un creciente número de organizaciones que se están centrando en acusar a presuntos usuarios pirata para convencerles de llegar a ciertos acuerdos económicos antes de ir a los tribunales, todo ello para beneficio propio, claro está.

Es evidente que para todo ello primero deben tener ciertas evidencias de que los usuarios con los que van a contactar han llevado a cabo acciones relacionadas con la piratería de contenidos sujetos a los derechos a autor, para así disponer de un móvil con los que acusarles e intentar cobrar el pago.

Pero claro, para todo ello en primer lugar lo que necesitan es disponer de cierta información personal relacionada con los internautas implicados, por lo que necesitan la colaboración de los correspondientes proveedores de Internet que dan servicio a esos usuarios en concreto, ya que son estos los que disponen de esa información personal. De ahí las presiones que muchas de estas empresas, en principio totalmente ajenas a las prácticas pirata, están recibiendo por parte de multitud de grupos que luchan contra la piratería, la industria de entretenimiento, o Hollywood, para que proporcionen por orden judicial datos como la IP, nombre, o dirección postal de sus clientes.

Es evidente que por temas de confidencialidad, estos datos no pueden ser filtrados, además de por la propia imagen de estas empresas, y que podrían perder buena parte de su credibilidad. De ahí precisamente la polémica existente, aunque, tal y como hemos vuelto a comprobar, por el momento la postura de los ISP que abogan por mantener la confidencialidad de sus clientes, lleva las de ganar.

Los ISP no deben, ni quieren, filtrar datos de sus usuarios

De hecho se acaba de dar el caso, a modo de ejemplo, de dos proveedores de Internet en Dinamarca que han salido victoriosos en una batalla para mantener la privacidad de los datos personales de sus clientes, todo a pesar de que a Telenor y Telia, se les ordenó previamente que entregaran esa información a diversas organizaciones que defienden los derechos de autor. Sin embargo, a medida que las demandas llegaban, los ISP les ignoraban, por lo que ahora la Corte Suprema de la región les ha dado la razón, por lo que ni siquiera escuchará el caso.

Esta es una nueva victoria de los ISP, ya que aunque estos en ningún caso defienden el uso de contenidos con copyright de manera ilícita, sí que defienden los intereses de sus usuarios y los suyos propios como negocio. Por tanto demandan a estos supuestos defensores de los derechos, que busquen otros métodos para llevar su «batalla» a buen puerto, pero que no cuenten con su colaboración en este sentido, algo que va en contra de sus principios.

Escrito por David Onieva

Fuente > TF