La Guardia Civil interviene 4,5 millones de euros en criptomonedas contra la venta de droga

Actualidad

España ha llevado a cabo la mayor intervención de criptomonedas en toda Europa; una operación de la Guardia Civil, Vigilancia Aduanera y la Policía de Austria, ha logrado desmantelar una organización criminal de Granada. Se dedicaban a la producción, elaboración y distribución de un nuevo tipo de droga, la cual se vendía por Internet y, como cabía esperar, se pagaba con monedas virtuales. Nada menos que 4,5 millones de euros, en criptomonedas, han sido intervenidos en la operación.

La intervención de 509 bitcoins, además de Iota y Lumen, arrancó en el mes de marzo, que es cuando se bloquearon. Se han desmantelado dos laboratorios en los que se llevaba a cabo el tratamiento, el envasado y la distribución; había uno en Granada, otro en Valencia, y otro en Ámsterdam. Entre las sustancias intervenidas, valoradas en 12 millones de euros, había 112 kilos de distintos tipos. En Valencia se han encontrado casi 800.000 dosis de LSD. Y según los datos ahora conocidos, la organización criminal operaba en la Deep Web, aceptando pagos con criptomonedas desde el año 2012.

La mayor intervención de criptomonedas en Europa: 112 kilos de droga y 4,5 millones de euros en bitcoins y algunas ICOs

Los detenidos en la operación tienen edades entre 25 a 65 años, según han señalado en la rueda de prensa en Madrid, y aunque la organización se gestó en Granada, uno de los socios era de Ámsterdam. Había dos ingenieros químicos trabajando en la organización, y contaban con una ‘sofisticada oficina de medios informáticos’según la ha descrito el sargento. La banda, como comentábamos, operaba desde el año 2012, pero fue en 2015 cuando se interceptó en Baviera uno de los paquetes de la organización gracias a los cuales han conseguido blanquear más de 40 millones de euros a lo largo de estos años.

Para blanquear el dinero los bitcoins se vendían en persona a un ciudadano paquistaní, que los compraba con dinero en efectivo. Estos intercambios se llevaron a cabo en un hotel de Madrid, en varias ocasiones, con un ‘hawaladars’ como intermediario que trataba con la organización.

Escrito por Carlos González

Fuente > elmundo