Guía Deep Web 2020: qué es, cómo entrar, links y diferencias con la Dark Web

El interés que despiertan las palabras Deep Web es sorprendente. El hecho de pensar en un Internet oculto y lleno de misterios destapa la curiosidad de cualquiera, pero lo cierto es que existen muchos falsos mitos y cualquiera puede acceder a la Deep Web / Dark Web (o cualquiera de las otras darknets) de forma sencilla. En este artículo os resolvemos todo lo relativo a la Deep Web, qué es, diferencias con otras darknets, mitos y verdades y finalmente, cómo entrar en la Deep Web.

Si estás aquí es porque navegas por Internet, evidentemente, porque ADSLZone solo existe online. Y seguro que conoces WhatsApp, Facebook, Google y un largo etcétera. Pero ¿sabías que ‘debajo’ de todo eso está otra parte de Internet? Solo accedes a una parte si usas Chrome, Firefox, Safari o similares. Pero algo de lo que existe en Internet está oculto para ti, y una parte de ello es accesible únicamente con navegadores web especiales. Te contamos qué es la Deep web, cómo entrar, en qué se diferencia de la Dark web y por qué links empezar.

Qué es la Deep Web

La Deep Web se traduce al español como ‘Internet profunda’. Y se denomina así por la sencilla razón de que está compuesta por todo aquel contenido de Internet que, por diversos motivos, no está indexado por motores de búsqueda como Bing, Yahoo o el propio Google –entre muchos otros-. Lo que todos los usuarios utilizamos de forma diaria, sin embargo, se denomina ‘Internet superficial’.

El nacimiento de la Deep Web no tiene nada de misterioso. Lo cierto es que todo se debe a la llegada de motor de búsqueda, como los de Google, Yahoo o Bing) que indexan gran parte de la información existente en Internet. De hecho, si estos navegadores indexaran más páginas, el “Internet profundo” reduciría su tamaño.

Además, hay webs privadas que pertenecen a la Deep Web sin que muchos lo sepan. Por ejemplo, el área privada de una empresa, la zona de usuario de una operadora o la web privada de una universidad, tienen información que no está indexada en ningún buscador. Sin embargo, todo el mundo atribuye el término Deep Web a cosas ilegales y lo cierto es que todo contenido sin indexar entra en la categoría.

Deep Web vs Dark Web vs Darknet vs Clearnet

El concepto de Deep Web se debería utilizar para definir todas las páginas web que no están indexadas por buscadores tradicionales. Sin embargo, se suele utilizar también el término Dark Net para referirse a la parte ilegal, oscura y poco recomendable. La realidad es que con lo de Dark Web o Internet oscura, nos deberíamos referir a las diferentes darknets, redes que se superponen a la internet pública y requieren de software específico y configuraciones o autorización para acceder.

Todos conocemos Tor como una de las darknets, pero lo cierto es que existen otras como Freenet o I2P con recursos muy valiosos. Se puede decir que la red oscura es una colección de redes y tecnologías usadas para compartir información y contenidos digitales. Estas utilizan protocolos y puertos «no estándares» sobre la red subyacente. La definición varía según los autores, ya que otros creen que deben también ocultar la identidad misma de los miembros de la red.

Se puede dar como ejemplo de redes Darknet las redes Freenet, i2p, GNUnet, Entropy, ANts P2P, y Tor, por lo que no debemos quedarnos únicamente con Tor como máximo exponente de la Deep Web o Dark Web. Tenemos dos tipos, las tipo P2P o peer-to-peer como Freenet, i2p, GNUnet, Entropy, ANts P2P y las no P2P como Tor. Las primeras destacan por su anonimato frente a las segundas.

Por qué la Deep Web está ‘oculta’

Para prácticamente cualquier contenido de la deep web (Tor) lo que se utilizan son dominios con extensión .onion; además, los propios nombres de dominio están codificados con una trama HASH. No hay registro de estos dominios por parte de un servidor DNS, sino que los dominios .onion, con un servicio específico, se encargan de hacer las veces de este DNS. En una red P2P, las bases de datos correspondientes a la resolución de los nombres de dominios HASH se replican para que estén disponibles para todos los usuarios. En lugar de emplear el protocolo UDP/IP para la identificación de páginas web, como en la Internet superficial, en la deep web se repiten por un ramal.

Aunque es popularmente creído que la deep web es peligrosa o ilegal, en ella se ocultan avances tecnológicos y científicos, por ejemplo, en lo que se denomina la Academic Invisible Web. Por otro lado, se cree también que la deep web es más ‘pequeña’ que la Internet superficial y, sin embargo, las últimas estimaciones apuntan a una dimensión entre 400 y 550 veces superior que la Internet superficial. En torno a 550 billones de documentos individuales, frente a 1 billón en la Internet superficial.

Qué hay en la Deep Web: mitos y verdades

En la Deep Web hay de todo ya que, como hemos explicado, es la parte sin indexar de Internet. Además, en cada una de las darknets, los contenidos pueden ser muy variados. Al intentar colocar el anonimato por encima de todo, algo que no siempre se consigue, suelen utilizarse para actividades ilegales, pero también podemos encontrar mucho de trabajos académicos e investigaciones. De hecho, esto se conoce como Academic Invisible Web y engloba las bases de datos que contienen avances tecnológicos, publicaciones científicas, y material académico en general a los cuales no se pueden acceder fácilmente.

En la Deep Web también se esconden sites de venta de drogas, dinero falso, documentación falsa, armas, explosivos, mercenarios, órganos, hackers, información personal, libros clasificados, pornografía y otro tipo de contenido similar. Además, no es muy complicado llegar a este contenido en unos pocos minutos, aunque el nivel de confianza para comprar, por ejemplo, billetes falsos o documentos falsos, deja mucho que desear.

Entre los mitos de la Deep Web encontramos los relativos a su tamaño. Aunque algunos estudios, como el que hemos destacado antes, indican que es más grande que el Internet superficial, uno reciente lo desmiente. La compañía Recorded Future confirma que la Dark Web es realmente diminuta en comparación con la web visible que utilizamos a diario los usuarios y las empresas. De los 55.828 dominios Onion diferentes, vieron que sólo 8.416 dominios estaban activos en la red anónima Tor, lo que hace que el porcentaje que representa la Dark Web sea del 0,005% de la web visible, es decir, insignificante.

Cómo entrar en la Deep Web

Para acceder a la deep web, como concepto más amplio y refiriéndonos a TOR, basta con un navegador web especial. Podemos servirnos de Tor Browser, que es el navegador web más conocido en este ámbito, pero hay muchas alternativas a Tor Browser para acceder a la deep web. Tomando como referencia Tor Browser, lo que tendríamos que hacer para entrar a la deep web es lo siguiente:

Con el navegador web recién instalado, tendríamos que abrirlo y pulsar sobre Open Settings para modificar los parámetros que correspondan si, por ejemplo, nuestro operador aplica restricciones especiales, si utilizamos una conexión a través de un servidor proxy, o en caso de que tengamos configurado en nuestro ordenador –o en nuestra red- un cortafuegos. Después solo hay que seguir el proceso guiado de configuración el navegador web y, de forma automática, se abrirá como si se tratase del propio Google Chrome o cualquiera de sus similares.

Tor Browser está basado en Firefox y, de hecho, se puede utilizar como el navegador web de Mozilla. Es decir, que nos sirve sin ningún tipo de problema para navegar por la Internet superficial. Ahora bien, si queremos acceder a la Deep Web, entonces deberíamos conseguir los enlaces .onion correspondientes a la página web que queramos visitar. Pero en tanto que no existe un motor de búsqueda que lo tenga todo indexado de la misma manera a como ocurre en la Internet superficial, siempre nos podemos servir de las varias réplicas de The Hidden Wiki, y otros directorios de enlaces de la deep web.

Además, también puedes descargar Tor Browser para Android desde la tienda de aplicaciones oficial Google Play Store. El funcionamiento es similar al de la versión de escritorio. Las versiones para Windows y Android no son las únicas ya que en su web oficial ofrecen versiones del navegador para macOS y Linux.

Tor Browser es la alternativa más sencilla para acceder a la Deep Web, pero no es la única. Para acceder a otras darknets, podemos utilizar también herramientas como ZeroNet, Freenet e I2P, aunque las recomendamos para usuarios más avanzados. Lo mejor es que revises nuestro artículo de navegadores para la deep web, donde te explicamos con todo lujo de detalle.

Cómo acceder a otras darknets

Como hemos dicho, Tor no es la única darket del mundo y existen otras que podemos probar, tanto por curiosidad como para encontrar algo que estamos buscando. A continuación, os contamos cómo navegar por cada una de ellas.

ZeroNet

La primera de las darknets alternativas a Tor que vamos a conocer es ZeroNet, una red abierta, gratuita y sin censura que utiliza la criptografía Bitcoin y la red BitTorrent. Debemos tener claro que el contenido es distribuido directamente a otros visitantes sin ningún servidor central y que todo funciona con dominios .bit.

Para empezar con ella, debemos descargar el ejecutable de ZeroNet para Windows, macOS o Linux. En este caso, os contamos paso a paso el proceso de uso en Windows. Una vez tengamos la descarga en el PC, bastará descomprimir el contenido del .zip para ejecutar el fichero ZeroNet.exe.

zeronet

Esto abrirá una nueva pestaña en nuestro navegador habitual con una dirección que comienza por http://127.0.0.1:43110/, además veremos el icono de ZeroNet en la barra de tareas. Una buen sitio para conseguir enlaces es 0list a la que los usuarios envían las webs creadas dentro de esta Darknet.

Freenet

Freenet es un software gratuito que le permite compartir, navegar y publicar archivos de forma anónima páginas, además de chatear y olvidarnos de la censura. Se trata de una red P2P o descentralizada que nació en el año 2000. Todos sus nodos están cifrados y hacen tremendamente difícil identificar a la persona que demanda un contenido. Los usuarios contribuyen a la red dando ancho de banda y una parte de su disco duro.

Empezaremos descargando el instalador de Freenet desde su web oficial. Este lo tenemos disponible para Windows, macOS y Linux. El proceso de instalación es muy sencillo y, una vez finalizado, se abrirá Freenet con nuestro navegador habitual. En el caso de Windows, el que nos ocupa, debemos tener Windows XP o una versión más moderna. Freenet necesita Java.

Una vez finalizado el proceso de instalación podremos ejecutar Freenet. De nuevo, tendremos un icono en la barra inferior indicando que estamos conectados a esta red. La primera vez, tendremos que definir el nivel de seguridad que queremos utilizar (para el más alto debemos tener un “amigo” en la red). Además, deberemos responder unas preguntas sobre nuestra conexión.

freenet

Para empezar, podemos hacerlo a través de The Filtered Index , un directorio con acceso a mucho contenido. Cada vez que pulsamos en un enlace, la web en cuestión comenzará a cargarse y en unos pocos segundos deberíamos tener acceso a ella, aunque todo depende de nuestra conexión a Internet. Otras alternativas pasan por usar Enzo’s Index, Nerdageddon o JFniki Index.

I2P

Terminamos el repaso de las darknets con I2P. I2P es una red anónima construida sobre Internet. Permite a los usuarios crear y acceder a contenido y crear comunidades en línea en una red distribuida y dinámica. Su objetivo es proteger la comunicación y resistir el monitoreo por parte de terceros, como los ISP.

Acceder también requiere de la instalación de un sofware especial. I2P está disponible para Windows, macOS, Linux y Android, siendo necesario contar con Java. El primer paso es descargar I2P. Después de ejecutar el instalador en Windows simplemente pulsaremos en el botón «Iniciar I2P» que abrirá la consola del router I2P, donde encontraremos más instrucciones.

i2p

Ahora es momento de configurar el idioma y otras cosas más. En muy poco estaremos en la página de inicio de I2P con acceso a diversas aplicaciones o páginas web. Deberemos esperar unos minutos a que I2P arranque y encuentre otros pares para conectarse.

Enlaces, links y sites para la Deep Web

The Hidden Wiki es el ‘punto de partida’ para navegar por la dark web; pero el original es prácticamente desconocido. Así que podemos recurrir a directorios de links de la deep web que son parecidos y que, a fin de cuentas, cumplen exactamente con la misma función. De hecho, existe una versión de la Hidden Wiki dentro de la Internet superficial, e indexada por Google. La tienes en el siguiente enlace:

A partir de aquí podemos encontrar, como en The Hidden Wiki en sus versiones de la deep web, un directorio de enlaces de la dark web con diferentes categorías y secciones. Una de ellas de listas de servicios ocultos y buscadores, otra para servicios financieros, otra de servicios comerciales, mercados de diferentes sustancias, servicios de alojamiento, blogs, foros, servicios de mensajería y comunicación instantánea, política…

deep web

Si accedemos a este directorio que sugerimos desde Tor Browser, entonces es tan sencillo como tomar cualquiera de los enlaces de la deep web, copiarlo y pegarlo en la barra de direcciones del navegador web, o bien pulsar sobre el mismo. Los enlaces de algunos de estos servicios online van cambiando de forma periódica así que, aunque este directorio se actualiza casi de forma constante, es posible que alguno de ellos no funcione. Además, en ocasiones hacen falta medidas adicionales de protección de la conexión y el tráfico para acceder a determinados sites de la dark web.

Otros buscadores de la Deep Web

Además del anterior, tenemos una serie de buscadores de la Deep Web que nos permitirán encontrar el contenido que andamos buscando. Algunos de los más destacados son:

  • Torch
  • Candle
  • Tor Links
  • NotEvil
  • Grams