Amazon ha vendido alarmas falsas de un gas mortal para el ser humano

Actualidad

Which?, una asociación de consumidores británica, llevó a cabo una serie de pruebas sobre un producto de gran éxito tanto en Amazon como en eBay; lo que, según se vendía en ambos comercios electrónicos, deberían ser alarmas de monóxido de carbono, un gas mortal para el ser humano. Y en las conclusiones de estos análisis, la asociación de consumidores encontró que no cumplían con su función la mayoría de los dispositivos probados. Sencillamente, las alarmas comercializadas no detectaban el gas que, como decíamos, supone un riesgo mortal para el ser humano.

En más del 80% de las pruebas llevadas a cabo sobre estas alarmas de monóxido de carbono, la asociación de consumidores encontró que no se detectó la presencia de monóxido de carbono. El gas es popularmente conocido por ser un asesino silencioso, en tanto que no es visible y tampoco tiene ningún tipo de olor. Un ser humano no lo puede detectar, a pesar de que puede provocar la muerte si es inhalado, pero estas alarmas de monóxido de carbono sí que deberían detectar su presencia y alertar sobre lo mismo. Fueron probados un total de siete modelos comercializados en estas tiendas electrónicos, a un precio de 20 dólares algunos de ellos.

En Amazon estas alarmas de monóxido de carbono eran un éxito en ventas, pero la realidad es que no detectan el gas mortal para el ser humano

Algunos de estos modelos eran un éxito en ventas en la plataforma Amazon. Ahora, tras las conclusiones de estas pruebas, han sido retirados tanto de eBay como de Amazon; en las pruebas llevadas a cabo por la asociación de consumidores, según explican, cuatro de los más vendidos no detectaron el gas, mientras que otras tres lo hicieron, pero no a tiempo. ‘Cuando sitios tan conocidos venden productos que pueden poner en riesgo a los consumidores’, explican desde la asociación, ‘es evidente que las empresas y también el Gobierno deben hacer más para identificar proactivamente productos potencialmente peligrosos’.

En Amazon, como decíamos, ya se han retirado de la venta los productos que no funcionan, y han señalado que ‘los vendedores deben seguir las pautas de venta, y si no lo hacen están sujetos a medidas, incluyendo la eliminación de su cuenta’.

Escrito por Carlos González

Fuente > thesun