El Corte Inglés vs Amazon: proponen crear una plataforma europea de comercio online

Amazon tiene ahora una situación inmejorable –o casi-, a nivel internacional. Eso incluye a nuestro país, como es evidente. Y no afecta únicamente al pequeño comercio, ni muchísimo menos, sino que también ha hecho daño a las grandes cadenas. Uno de los afectados es El Corte Inglés, mucho más centrado en la venta física, aunque con presencia en el mundo online. Y quienes quieren impulsar una plataforma de comercio online a nivel europeo, como alternativa a las tecnológicas como Amazon y AliExpress.

Dimas Gimeno, durante las jornadas organizadas por la CECE, ha explicado que se pueden ‘encontrar formas de colaboración’ orientadas a crear ‘una plataforma europea’ que compita en igualdad de condiciones con los que catalogan de grandes operadores online. El Corte Inglés, con esto, propone una alianza entre distribuidores para la construcción de forma conjunta. Algo que permitiría crear nuevas oportunidades de negocio fuera de España –para ellos-, y de sus países para otros aliados. Precisamente porque es una de las ventajas de Amazon, que conecta con cualquier país y a cualquier hora.

El Corte Inglés quiere una plataforma europea para competir con Amazon y Alibaba en el comercio online

Harrods, Galerías Lafayette o El Corte Inglés son algunos de los mayores competidores de Amazon y Alibaba y también algunos de los más afectados por su crecimiento. El comercio físico ha perdido terreno en favor de la venta online, y en este terreno las tecnológicas como Amazon son las que lideran con amplia diferencia. Desde El Corte Inglés, respecto a esto, se preguntan si no sería mejor dejar de gastar cantidades ingentes en marketplace propios para cada cadena, y crear una plataforma única a nivel europeo. Una forma de responder a Amazon, que ya ha conseguido que cadenas como Dia se sumen a su ‘espacio’.

Uno de los grandes problemas por los que protestan desde El Corte Inglés y sus similares son las diferencias fiscales que afectan a las plataformas online y los grandes comercios, y que para ellos supone una barrera. A los comercios online, por ejemplo, no les afectan las restricciones de horarios, mientras que a ellos sí aunque tengan su página web para la venta a través de Internet. Además de que, según señala, cuentan con una ‘fiscalidad absolutamente ventajosa’.