Más lío para el fútbol en España. Un fondo chino compra Mediapro

Por si faltaba algún elemento para animar el mercado español del fútbol a través de la televisión de pago, un fondo chino ha comprado Mediapro. Concretamente, la firma Orient Hontai Capital se queda con el 53,5% de Imagina, la productora audiovisual fruto de la fusión de Mediapro y Globomedia. Para ello, ha desembolsado 900 millones de euros. Malas noticias para los operadores ya que será imposible competir en un mercado controlado por un gigante chino y en el que quieren entrar otros como Amazon o Facebook.

Hace unas semanas os contábamos que Movistar se está preparando para abandonar el fútbol de pago, de la misma forma que otros operadores de nuestro país. Saben que para ser rentable, deberían subir la cuota de abono de 20 a 60 euros por ver el fútbol, algo impensable en ningún escenario.

La última bala de los operadores pasa por negociar a la baja el precio de los de derechos, pero eso es algo que se puede ir al traste con las últimas noticias que acabamos de conocer. Mediapro, la actual dueña de los derechos acaba de ser comprada por un fondo chino llamado Orient Hontai Capital, aunque seguirá gestionada por Jaume Roures y Tatxo Benet.

jaume roures manos

Las operadoras no van a entrar en la guerra de derechos con estos gigantes

Si ya era complicado que los operadores accedieran a los derechos de la próxima edición de la Champions League, en poder de Mediapro para las temporadas 2018/2019, 2019/2020 y 2020/2021, más aún con la entrada del capital chino en nuestro fútbol por televisión.

A todo esto, le tenemos que sumar el interés de gigantes americanos como Amazon, Facebook o Netflix para hacerse con los derechos de emisión de nuestra competición. De hecho, Amazon ya se prepara para pujar por los derechos del fútbol en la Premier League y se espera que haga lo mismo en la próxima subasta de la Liga española.

La entrada de todos estos gigantes, es decir, el fondo chino Orient Hontai Capital, Amazon, Facebook o Netflix, a buen seguro elevará las cantidades que se van a mover por los derechos del fútbol. Si para los operadores ya es insostenible pagar más de 1300 millones (como los pagados en 2016), podemos imaginarnos su siguiente paso.

Más inversión en fibra óptica, 5G y producción propia serán los pilares de los operadores en caso de no poder pujar por el fútbol por las elevadas cifras que se manejan. Además, esto es cada vez más probable a tenor de los últimos movimientos producidos.