Apple quiere independizarse de Intel y lanzar MacBooks con ARM

Hardware

A lo largo de 2017 hemos visto pequeñas pinceladas por parte de Apple que dejan entrever dos cosas: que no quieren depender de Intel o Qualcomm, y que quieren utilizar procesadores creados por ellos mismos para sus dispositivos. Los chips ARM juegan un papel crucial en este movimiento.

Apple ya domina ARM en móviles

Y es que, a pesar de las diferencias a nivel de arquitectura e instrucciones entre los procesadores ARM de dispositivos como móviles y tablets Android o iPhone y iPad, y los x86-64 de ordenador de sobremesa y portátiles, la potencia de los chips ARM no ha parado de crecer en los últimos años. Un procesador como el Snapdragon 600 alcanzaba 28.000 puntos en Antutu en 2013, y el A11 Bionic de este año supera los 220.000. El Snapdragon 835 no queda lejos, con 175.000 puntos.

Por tanto, no es de extrañar que lleguen noticias como las que el Nikkei Asian Review recoge hoy, afirmando que dos fuentes distintas dentro de la industria han dicho que Apple está intentando independizarse de Intel en lo que se refiere a los MacBook, e incluso a los MacBook Pro. Estos chips incorporarían también el control de la parte táctil y de la pantalla, así como del lector de huellas, ahorrando aún más espacio en los dispositivos como ocurre con los SoC en los móviles.

macbook-arm

Esto encaja con la tendencia que está teniendo la industria de hacer ordenadores cada vez más finos, ligeros, y con una mayor duración de batería. Las tareas que hacemos normalmente son las mismas: editar documentos, hacer presentaciones, navegar por la web, y escuchar vídeos. Para hacer tareas que requieran potencia, como editar vídeo con archivos pesados o jugar a videojuegos sí que hacen falta procesadores más potentes.

Apple también trabaja en crear sus propios modems para no depender de Qualcomm

Para que Apple pueda usar chips ARM en sus portátiles tiene que migrar macOS a ARM, lo cual requiere un mayor trabajo que hacer lo mismo para Windows. Recordamos que la UWP de Microsoft es compatible tanto con ARM como con x86-64, mientras que Apple tendría que portar todo su software. Microsoft ha demostrado que Windows 10 puede funcionar con ARM, y el próximo 17 de octubre lanzará oficialmente esta versión del sistema operativo de la que ya se han filtrado las primeras imágenes ISO.

Apple quiere diferenciarse lo máximo posible de sus competidores, y cuantos más chips fabriquen ellos, menos tendrán que requerir de otras compañías. El mismo informe también afirma que Apple está trabajando para crear sus propios chips de red con el fin de eliminar cualquier tipo de dependencia de Qualcomm, con quien han tenido un largo litigio legal. Para ver sus propios chips de red habría que esperar al menos dos años.

Los próximos MacBook con ARM podrían llegar incluso en 2019, de una manera inesperada como llegaron los ordenadores con Intel de la compañía en 2006. También podríamos ver MacBooks con procesadores de AMD ahora que han vuelto a ser competitivos. Lo más probable sería que equiparan con APUs con CPU Ryzen y GPU Vega. 

Escrito por Alberto García

Fuente > Apple Insider

Continúa leyendo
  • Siento decirlo, me da pena Intel; ni Microsoft ni Apple los quiere. Claro que la potencia en los ordenadores parece haber perdido puntos y todo se trata de la movilidad. Bueno, por AMD sí les interesa a los de Apple.

    • miguel pozos

      Pena Intel. Por mi que se joda por cambios mínimos de generación en generación.
      Y lo peor caros.

  • Juan Gilsanz

    Y los desarrolladores terceros que tienen el mismo software en Windows, macOS y linux? Va por ejemplo adobe a actualizar todo creative cloud para que funcione en ARM? Yo creo que no.

    • David

      Tan sencillo como hacer un período de transicion. No se habla en los rumores que se pase de INTEL a ARM ( los AX de Apple ) sustituyendo uno por el otro, no.
      Lo que se habla es de fabricar los Macbook como hasta ahora pero con un segundo procesador AX de Apple que se encargaría de casi todo, excepto cuando el Mac necesita tirar de Potencia o compatibilidad con Intel.
      Nada que no suceda en los iPhone o Android con procesadores de bajísimo consumo y otros que se dedican a la potencia.